¡SE VA ALBERTO CAPELLA!: Acepta Gobernador la separación del cargo de su secretario de Seguridad Pública tras represión violenta de manifestantes en Cancún

0
375

Por Saraí Reyes

CANCÚN, MX.- Tras ofrecer una disculpa pública por la incompetencia de los elementos policiacos que dispararon contra los manifestantes en la ciudad de Cancún, a través de un mensaje dirigido a los Quintanarroenses, el gobernador del estado Carlos Joaquín, con tono firme, dio a conocer que aceptó la renuncia del secretario de Seguridad Pública Estatal (SSP), Alberto Capella Ibarra, en tanto se llevan a cabo las investigaciones correspondientes.

“Como gobernador, les ofrezco una disculpa pública por la incompetencia de los policías que no acataron la instrucción”, afirmó.

“En ese sentido, aprovecho para informarles que he tomado la decisión de aceptar la solicitud de separación del cargo de Alberto Capella, secretario de seguridad pública en el estado en lo que la Fiscalía General del Estado (FGE) y la dirección de asuntos internos de la Secretaría de Seguridad Pública terminan la investigación profunda para determinar a los responsables, tenemos que asegurarnos que esto no vuelva a suceder”, afirmó.

En un mensaje difundido a través del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, después de su programa especial que realiza cada martes que esta vez dedicó a comentar los acontecimientos en Cancún, el mandatario dijo que están en marcha las investigaciones para determinar porqué no se obedecieron sus instrucciones específica de no incurrir en actos de represión en contra de manifestantes.

Dijo que por la mañana la Alcaldesa Mara Lezama aceptó su sugerencia de separar a Eduardo Santamaría, jefe de la policía de Cancún, y hoy por la noche él decidió aceptar la separación del cargo de su secretario de Seguridad Pública mientras se realizan las ‘investigaciones profundas’ sobre los hechos.

El Gobernador, quien señaló de incompetentes a los policías que reprimieron a los manifestantes, no dejó en claro si el funcionario podrá volver a su puesto, pero muchos interpretaron que su separación del cargo podría ser temporal.

El mandatario estatal expuso que respecto a los actos de violencia que se dieron en Cancún, por parte de elementos de la policía municipal, “es evidente que no se cumplió con la instrucción que gire para que no hubiera agresiones en contra de las y los manifestantes”, luego de que por la mañana hizo el compromiso ante un par de representantes de diversos colectivos de generar violencia.

“Ofrezco una disculpa pública a las y los quintanarroenses por la incompetencia de los policías que no acataron mis instrucciones y como lo anuncie anoche hubo consecuencias para los responsables de estos hechos, tal como recomendé enfáticamente, la presidenta municipal (Mara Lezama), separó del cargo al director de la policía de Benito Juárez”.

Sobre el asesinato de “Alexis” reiteró enérgicamente que no se permitirá impunidad para él o los responsables de este homicidio y donde se “seguirán de cerca las investigaciones de la Fiscalía General del estado”, para llegar hasta las últimas consecuencias.

El mandatario estatal, abundó que se fortalecerán los protocolos de actuación y capacitación para los policías, especialmente en el uso de la fuerza pública y destacó que a la sociedad le toca manifestarse pacíficamente, sin agredir ni lastimar a los demás para evitar que estos actos de violencia se repitan.

Llamó a no caer en provocaciones de grupos de choque que representan intereses ajenos a las legítimas demandas de los colectivos.

También hizo un exhorto a los municipios para que hagan modificaciones a su normativa a efectos de emitir sanciones para los actos de acoso contra las mujeres en espacios públicos, invitando a los colectivos y asociaciones civiles que luchan por los derechos de las mujeres para que se sumen a estos trabajos,

“Pueden tener la seguridad de que fortaleceremos las acciones de gobierno para construir mejores condiciones de seguridad, igualdad y prosperidad para las mujeres quintanarroenses, en un ambiente de respeto a sus derechos humanos y libertad de expresión”, afirmó.

Expuso que durante la manifestación, 8 personas resultaron lesionadas, entre las que necesitaron una atención hospitalaria, se encuentran, Roberto Becerril, quien fue operado con éxito, se encuentra estable y bajo observación médica, por su parte Cecilia Solís, fue atendida por la noche del lunes y dada de alta este martes, en ambos casos dijo que reciben completo apoyo del gobierno y se cubrirán todos los gastos hasta que recuperen su salud y anticipo que si hubiera más personas afectadas tengan la certeza que recibirán el mismo apoyo y atención.

Previamente, el gobernador parecía incluso haber defendido a Alberto Capella, al señalar que el Mando Único es solo de “coordinación” entre los municipios y estado, y al destacar que el secretario o director municipal de Seguridad Pública es nombrado por el cabildo de cada demarcación.

La principal falta sería el haber equipado a los policías con armas, en contra de las instrucciones de las distintas autoridades, y en contra de lo que marcan los protocolos de actuación, justamente para evitar este tipo de situaciones, que calificó “contrarias a mi forma de gobierno”.

Recordó que gran parte de su gabinete está conformado por mujeres, que ha integrado de forma transversal a las distintas instancias en combatir la violencia de género y que además lograron la primera sentencia por un feminicidio en 2018, algo que el anterior gobierno se rehusaba a hacer, pese a estar en la ley.

“Comenzaremos por mí, mi gabinete y todas las dependencias del Estado”, concluyó.

Horas antes, Jesús Alberto Capella Ibarra, dijo que su renuncia siempre está en la mesa y que “se me cae la cara de vergüenza por esta acción en la que los oficiales no debieron estar armados”.

Asimismo, aseguró que seis elementos están bajo un proceso inicial, a quienes en dado caso se fincarán responsabilidades administrativas y penales, pues incumplieron una orden y ocasionaron una situación grave.

El secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo calificó lo ocurrido como una “estupidez, que no se puede explicar y mucho menos justificar”.

También dejó en claro que en los protocolos por ningún motivo se deben emplear armas de fuego, mucho menos cuando se trata de una manifestación ciudadana, y dejó entrever que esta situación puede tener su origen en un intento de desestabilización de parte de gente que no está de acuerdo con la política de disciplina implementada en las corporaciones policiacas. (Noticaribe | Información en proceso)

Comentarios en Facebook