Nunca se usó tal exceso de fuerza en Cancún contra una manifestación, lamenta periodista que fue herida

0
283

CANCÚN, MX.- Con más de 20 años de experiencia como reportera en la fuente policiaca, Cecilia Solís, quien fue lesionada con arma de fuego durante la represión contra colectivos feministas el pasado lunes en la Plaza de la Reforma del Palacio Municipal de esta ciudad, se dice asustada porque “jamás había visto el exceso de fuerza que esta vez se aplicó contra esta manifestación”.

Ni cuando los globalifóbicos, ni cuando la protesta de maestros que se metieron al Ayuntamiento, ni cuando ‘Chacho’ o ‘Los Perfectos’ había ocurrido esto, dijo en referencia a la actuación de los policías.

Nos han gaseado, nos han golpeado, nos han caído pedradas, pero nunca un balazo, una agresión tan directa como la que recibimos en esta ocasión, subraya. En estos casos siempre me quedo parada y nunca me habían agredido, pero esta vez la policía estuvo muy agresiva, subraya.

Como mujer y periodista señala, al salir de la Vicefiscalía, donde acudió a ratificar su denuncia, que se siente mal porque se sigue generando violencia y hace también una afirmación grave: los disparos contra los manifestantes fueron hechos de manera directa, por la espalda, cuando corrían a protegerse de los balazos.

Debido a eso, dice que no le es posible identificar a los policías agresores, pero fue testigo, y lo tiene grabado en video, cómo golpeaban a jóvenes tiradas en el piso.

Dejé de grabar porque estaba sangrando y porque no quería que los policías se fijaran en mí, añadió.

Como ya había cubierto otras marchas y nunca había pasado nada, me hice acompañar de mi esposo y mis dos hijas, una de 10 años, otra de 20, y “hasta llevamos al perro”. Acudí como periodista y de alguna manera como ciudadana, porque finalmente antes de ser reporteros, policías o abogados, somos ciudadanos cansados de la inseguridad, expone.

Y añade: “Si hasta el lunes tenía temor cuando una de mis hijas iba a comprar al Oxxo, con todo esto tengo el triple de temor de que salgan a la calle”.

Solís, quien desde hace más de 20 años se especializa en la fuente policiaca, comenta que entre los agresores había policías estatales y municipales, a los que identificó por los chalecos que portaban, pero no puede señalar quién disparó. “La única imagen que tengo es de policías que nos venían persiguiendo y disparando”.

Los tres heridos de bala tienen la misma trayectoria del impacto y en las piernas, pero en su caso no fue intervenida quirúrgicamente, no le cerraron las heridas y por esa razón continúan sangrando.

Luego de comentar que las repercusiones de las lesiones no se han determinado, pues es necesario que se someta a un estudio de ultrasonido para determinar si requiere cirugía, explica que la denuncia que presentó es por lesiones, abuso de autoridad y lo que resulte.

Si bien reconoce que los gobiernos municipal y estatal la contactaron, concretamente la presidenta municipal María Elena Lezama y el coordinador de Comunicación Social del gobierno del Estado, Carlos Orvañanos Rea, quienes le ofrecieron apoyo jurídico, hasta hoy ella ha tenido que sufragar los gastos generados por la lesión que le causó un policía.

Asimismo, dejó entrever que la carpeta de investigación podría ser atraída por la Fiscalía General de la República, que ya la citó a declarar.

A sus compañeros del gremio les pide cuidarse mucho, dejar de confiar en que por el hecho de ser periodistas y portar una cámara o un micrófono los van a respetar. (Infoqroo)

Comentarios en Facebook