Caudal del Usumacinta se mantendrá hasta 15 días por arriba de su nivel crítico, pero ya inició descenso

0
253
EUM20201109SOC18.JPG VILLAHERMOSA, Tab., Rain/Lluvias/Tabascos.- Aspectos de la inundación en la colonia Gaviotas Sur, en Villahermosa, Tabasco. Lunes 9 de noviembre de 2020. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Germán Espinosa/RDB.

TABASCO, MX.- Tras constante ascenso y permanecer 26 horas en su máximo nivel, el río Usumacinta empezó a bajar, reportó la Comisión Nacional del Agua (Conagua), publicó Proceso.

Informó que el descenso empezó a partir de las 04:00 horas de este sábado, así como en el resto de los ríos de Tabasco que por desbordamientos han inundado los 17 municipios de la entidad.

Sin embargo, el Mono Sagrado –como se conoce al Usumacinta- permanecerá por arriba de su nivel crítico durante los siguientes 10 a 15 días, derivado del volumen de agua que se encuentra en Guatemala y Chiapas y que se incorporará al afluente.

La Conagua alertó que además debe mantenerse la vigilancia por la proximidad de dos nuevos frentes fríos, el número 17, que afectará a la región del 29 de noviembre al 1 de diciembre.

Y otro más que podría presentarse del 4 al 7 de diciembre y provocaría precipitaciones de entre 75 y 150 milímetros en Tabasco y el norte de Chiapas.

Los más afectados

El desbordamiento del Usumacinta afecta principalmente a los municipios de Jonuta, Balancán, Tenosique, Emiliano Zapata y Centla, donde los daños son cuantiosos de miles de damnificados que perdieron todo por inundación de sus casas, así como en cultivos y ganadería.

El río Puxcatán, que anegó Macuspana, se ubica centímetros por arriba de su nivel crítico; el Tulijá y Pichucalco se hallan por debajo y la Sierra se encuentra al límite de su nivel crítico.

El Grijalva, a su paso por Villahermosa, se halla protegido en ambas márgenes, por lo que el nivel actual de la corriente no representa peligro para la capital del estado.

La Conagua continúa operando 44 bombas de diferentes tamaños en apoyo de afectados de los municipios de Centro (cabecera de Villahermosa), Nacajuca, Jonuta, Macuspana, Jalpa de Méndez, Tacotalpa y Emiliano Zapata.

En colonias más dañadas de Villahermosa, como Gaviotas Sur y Monal I y III, el agua ha descendido entre 157 y 40 centímetros, mientras que, en El Castaño, Macuspana, se instaló una torre de iluminación y se continúa trabajando con una bomba Hydraflo, un camión Tatra y dos camiones Vaccon de Conagua.

La directora general de la Conagua, Blanca Jiménez Cisneros, dijo que un problema recurrente en Tabasco es el debilitamiento de bordos de protección que se utilizan como caminos cuando su función no es esa, además de los asentamientos de desarrollos inmobiliarios en zonas bajas y la acumulación de grandes cantidades de basura.

La funcionaria federal y el gobernador Adán Augusto López Hernández, encabezaron este sábado la reunión de coordinación de atención a la emergencia, con participación de autoridades de los tres órdenes de gobierno, incluidas la Secretarías de la Defensa Nacional y Marina, así como la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Entre inconformidades, el censo sigue

Mientras tanto, por sexto día y en medio de inconformidades, continuó el censo de casas afectadas en alrededor de mil 400 localidades de los 17 municipios del estado.

En diversas zonas son recurrentes las protestas de damnificados por ser excluidos de los censos para recibir 8 mil pesos del gobierno federal para limpieza, sanitizacíón y pintura de casas, así como vales para reposición de enseres domésticos.

En este punto, el presidente local de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), Manuel Antonio Miranda, pidió a la Secretaría de Bienestar que empresas locales y no sólo las grandes cadenas comerciales nacionales sean incluidas en los convenios que firmará el gobierno federal para el canje de vales de reposición de enseres domésticos.

Dijo que el comercio local se encuentra sumamente afectado, primero, por las restricciones de la pandemia del covid-19 que ya cumple nueve meses y ahora por dos meses de inundaciones, por lo que el canje de vales es una buena oportunidad de venta y recuperación.

La distribución de ayuda humanitaria por parte del Ejército y la Marina, así como por voluntarios y el Instituto Nacional de Migración (INM), también continúa, principalmente por vía fluvial y aérea, ante carreteras inundadas.

El INM reportó que, entre el 16 y 26 de noviembre, su personal distribuyó 85 mil 451 desayunos, comidas y cenas a damnificados de los municipios de Macuspana y Centla, a quienes también se les ha brindado atención médica y aplicado pruebas rápidas para detección del Covid-19.

Resaltó que la estación migratoria de Villahermosa se mantiene habilitada como albergue temporal, con capacidad para hasta mil personas.

Nebulización, bacheo y apoyo a productores

Por su lado, el gobierno del estado puso en marcha un programa de nebulización aérea en 15 municipios para reducir la proliferación del mosquito transmisor de enfermedades como el dengue, paludismo, zika o chikungunya.

La secretaría de Salud alertó sobre los riegos de brotes de estas enfermedades a consecuencia de las inundaciones pluviales y fluviales que afectan la entidad.

El gobierno también arrancó un programa emergente de rehabilitación y bacheo de carreteras, calles y avenidas en todo el estado, dañadas en un 70%, así como apoyos a productores agrícolas, ganaderos y pesqueros, como parte de la reconstrucción de Tabasco tras dos meses de lluvias e inundaciones. (Fuente: Proceso)

Comentarios en Facebook