Ejidatarios de Cozumel esperan ‘luz verde’ para la siembra de marihuana

Además, buscan solución ante venta de predios sin permisos

0
332

COZUMEL, MX.- Las dimensiones de los terrenos del ejido con los predios son muy diferentes, pues mientras los primeros se refieren a hectáreas, los segundos son de 10 por 20 metros, son los que el Ejido autoriza para fraccionar.

Emilio Novelo Flores, comisariado del Ejido Villa Cozumel.

Lo anterior lo declaró el comisariado del Ejido Villa Cozumel, Emilio Novelo Flores, quien agregó que hay personas que compran para luego fraccionar, lo que mete en un problema a la autoridad municipal para poder dotarlos de servicios; buscan evitar ese tipo de transacciones a las que calificó como dolosas.

“Hay gente que sí cuenta con alguna autorización para enajenar tierras, hay gente que ha adquirido esa posesión y ahora quiere hacer negocio, es un tercero. Deben acudir al Ejido, para que se haga la enajenación completa del predio, no fraccionar”, detalló.

Habló sobre la contaminación que hacen al manto freático las personas que construyen sin estar municipalizados, los que ya adquirieron este tipo de terreno, el Ejido busca regularizar y legalizar esos predios, pero buscan evitar que este tipo de práctica crezca.

Dentro de la planeación del ejido no existe una planeación de vivienda sino que es eminentemente agrícola, pero buscan brindar servicios a los terrenos que ya están fraccionados, buscan solución entre los posesionarios, los ejidatarios y las autoridades de los tres niveles de gobierno.

“Yo como ejidatario voy y vendo un terreno, yo mismo estoy fomentando un delito. Pero tengo que venir ante la administración del ejido y ante la asamblea para solicitar una autorización previa” de enajenación.

COMPÁS DE ESPERA EN SIEMBRA DE MARIHUANA

En cuanto al tema de la autorización para el cultivo del cannabis (marihuana), Novelo Flores explicó que por la pandemia los legisladores federales podrían tardar hasta un año más para poder autorizarlo; todos los sectores han sido afectados, así que esta oportunidad de negocio también se detuvo.

Habló sobre el Club Cannábico, que trata de orientar en todo lo relacionado con el cultivo, transformación y comercialización de la marihuana, avalado por el marco legal; además del área de investigación donde las universidades pueden solicitar los permisos de estudio de la planta para ver todos los usos que tiene.

Hasta ahora hay más de mil hectáreas impactadas, las que también activarían para poder cultivar el cannabis; principalmente de proyectos productivos que dejaron de ser redituables, como los invernaderos de chile habanero o ranchos ganaderos.

Los ejidatarios aún no definen la figura jurídica para participar en los proyectos productivos, pero están a tiempo de poder definir si será una cooperativa, una asociación o un conglomerado, será hasta que las reglas estén definidas y claras. (Agencia SIM)

Comentarios en Facebook