Muere venezolana implicada en caso ‘Zona Divas’, mientras se realizaba una lipoescultura

0
427

CIUDAD DE MÉXICO, MX.- María Erika Pérez, una mujer de origen venezolano, murió luego de complicaciones tras someterse a una lipoescultura, presuntamente estaría vinculada a Zona Divas, página de internet que se encargaba de atraer jóvenes mujeres para ser prostituidas a través de redes sociales, publicó infobae.com.

El pasado fin de semana acudió junto con su novio (un exagente federal que también estuvo preso) a una clínica en la colonia Narvarte, ella fue sometida a una lipoescultura, entró a las 11:00 horas a la operación, pero más tarde le avisaron a su pareja que había tenido un paro cardiorrespiratorio y media hora después confirmaron su fallecimiento.

En junio de 2018, Elsa María Erika Pérez llegó a la Ciudad de México, en el 2019 estuvo presa en el penal de Santa Martha Acatitla acusada de ser enganchadora de mujeres jóvenes, según refirió el reportero Carlos Jiménez.

La Fiscalía General de Justicia de la CDMX detuvo a dos médicos cirujanos y a una auxiliar de enfermería por la muerte de la mujer de 26 años.

Zonas Divas, entre red de trata y el misterio de los asesinatos de “escorts”

Cuando la página “Zona Divas” operaba con normalidad en internet, más de 2 mil mujeres provenientes de Argentina, Colombia, Venezuela y Brasil fueron prostituidas en México. La red fue destapada hace un año y recién Elementos de la División de Investigación de la Policía Federal detuvieron a Ignacio Antonio “N”, alias “El Soni”, el presunto líder de esta organización criminal.

Zona Divas era un portal dedicado a la trata de mujeres -en su mayoría extranjeras- y operaba en la Ciudad de México. Pero en abril de 2018, la página anunció que “como empresa socialmente responsable, informamos a todos los usuarios de este sitio que en cooperación con las autoridades, de manera voluntaria y EN TOTAL APEGO A DERECHO, hemos decidido suspender actividades”.

El propietario de ese portal, reclutaba a mujeres en el extranjero a través de engaños, las trasladaba a la capital del país prometiéndoles ser modelos o edecanes y terminaba metiéndolas en su red de prostitución.

No obstante, cuando se anunció el cierre de ese sitio web, decenas de mujeres dedicadas a ofrecer servicios sexuales mostraron su descontento y utilizaron Twitter como nueva plataforma para contactar con sus clientes, a quienes facilitaban un número de WhatsApp para concretar la cita íntima. (Fuente: infobae.com)

Comentarios en Facebook