Advierten riesgos ecológicos y económicos en caso de no restaurar arrecifes, pastos marinos y playas de la Riviera Maya

0
261

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Es urgente y necesario impulsar la restauración de arrecifes, pastos marinos y playas porque, de no hacerlo, habrá un riesgo económico, con un costo de entre los 800 y mil 200 millones de dólares anuales, según el Informe de riesgos económicos por cambio climático en la región de la Riviera Maya, presentado por Adaptur.

El proyecto Adaptación al Cambio Climático Basada en Ecosistemas con el Sector Turismo (Adaptur), impulsado por la Sociedad Alemana de Cooperación Internacional (GIZ, por sus siglas en alemán), puso a disposición de representantes del sector turístico de la Riviera Maya el Informe de Riesgo Económico relacionado con los impactos del cambio climático en los activos naturales y empresariales para garantizar la operatividad y sostenibilidad.

El informe se presentó en el marco del Sistema de Riesgo Económico, SIRE-Adaptur, una plataforma dirigida a los empresarios y dependencias de gobierno del sector turismo. Esta edición incluye los resultados para la Riviera Maya y de forma particular los dictámenes individuales para las empresas participantes.

Algunas cifras relevantes indican que para el 2030 se espera un riesgo económico anual entre 879 y 1,272 millones de dólares, y para 2060 hasta de 3,204 millones de dólares.

La pérdida del arrecife de coral y sus beneficios (recreación, protección, producción de arena) significará un riesgo muy alto, pues de ello depende gran parte de la economía turística. El estudio recomienda impulsar la restauración de arrecifes, pastos marinos y playas.

Como parte de este proyecto ya está disponible la herramienta interactiva (simulador) para replicar el análisis de riesgo en el servicio de provisión de agua, así como recomendaciones concretas para la adaptación al cambio climático.

Este reporte y la plataforma son resultado de la colaboración entre el equipo del proyecto Adaptur, líderes empresariales, expertos académicos de la región y las empresas consultoras E-Blocks y ERN.

Con eso, Adaptur señala que refuerza su compromiso de apoyar medidas por un turismo sostenible y exitoso en las regiones donde trabaja.

A su vez, GIZ promueve el desarrollo urbano sostenible, fomenta mejores servicios y espacios verdes para las ciudades y una gobernanza justa para la protección y el uso sustentable de la biodiversidad. También contribuye a una educación incluyente, fomenta empleos verdes y el desarrollo económico sostenible. (Infoqroo)

Comentarios en Facebook