Acuerdan financiamiento para casas invadidas en Cozumel

0
321

COZUMEL, MX.- Finalmente, las cerca de 100 personas que decidieron tomar por la fuerza las casas que esperan desde hace tres años que les sean entregadas, lograron que el Gobierno del Estado intercediera para mantener el precio que originalmente se había pactado por ellas, sin el incremento que les exigía la constructora.

Estas casas fueron edificadas por mediación de la propia Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable (Sedetus) del Gobierno del Estado, a través de un programa “Vivienda Digna”, por el que 300 familias cozumeleñas pagaron 50 mil pesos cada una, pero que después quedó en abandono, por falta de financiamiento federal.

Después de presiones y atrasos, estos ciudadanos lograron que el proyecto fuera retomado, pero la empresa que les vendería el terreno, Promocasas, de pronto anunció que en los contratos modificarían el precio a pagar por los terrenos, de 3 mil 200 pesos mensuales, fijos, por siete años a 4 mil 40 pesos mensuales, con ajustes cada año.

Después de varias manifestaciones y sin obtener respuesta por parte de la Sedetus, un grupo de 100, de estos 300 inconformes decidió invadir estas casas, prometidas desde hace tres años, para presionar a que se mantenga el acuerdo original.

Hoy, acudió a dialogar con estos inconformes el ex diputado local Jesús Alberto Zetina Tejero, actual representante del Gobierno del Estado en Cozumel, llevando consigo a un representante de otra financiera “La Caja de la Sierra Gorda”, a través de la cual sí podrán adquirir sus hogares por los 3 mil 350 pesos mensuales, como se había originalmente pactado.

Eso sí, todos deberán llenar una solicitud y ser verificados en cuanto a sus antecedentes crediticios, explicó el representante de esta financiera, Carlos Baeza. Los contratos para estas 300 personas irán avanzando en tandas de 10, añadió.

Ante los reproches de los inconformes, Zetina Tejero comentó que el pasado “quedó atrás” y que aunque es cierto que ellos abonaron 50 mil pesos hace tres años, hubo un incumplimiento por una de las partes, en referencia al Gobierno Federal, aunque sin mencionarlo.

Las personas accedieron a firmar con esta nueva financiera, pero aclararon que nadie desocupará esas casas hasta no tener sus contratos firmados.

Los presentes estimaron un plazo de seis meses para que salgan los 300 créditos, empezando con los 100 que invadieron las casas. (Agencia SIM)

Comentarios en Facebook