Cuestiona Mario Villanueva Madrid sanción económica aplicada a priistas por violencia política de género

0
46

Por Rafael Briceño

CHETUMAL, MX.- Cuando las autoridades tuercen la ley, la sociedad queda desprotegida, afirmó el ex gobernador del Estado, Mario Villanueva Madrid, al cuestionar la actuación de los consejeros del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) que determinaron únicamente aplicar una sanción económica a los dirigentes priistas, Candelaria Ayuso Achach y José Alberto Alonso y una reducción al presupuesto del PRI por violencia política en contra de la diputada Judith Rodríguez Villanueva.

Consideró que los dirigentes del PRI fueron protegidos por los consejeros del Ieqroo.

¿Cómo queda la reparación del daño?, cuestionó el ex mandatario al recordar que la Sala Regional declaró que la sanción no debe ser leve “pero desde luego que lo es porque salvo pagar un dinero que será para el Ieqroo, José Alberto Alonso y Candy Ayuso quedan impunes”.

En referencia al al contenido de la carta que publicaron los dirigentes priistas tras la renuncia de Rodríguez Villanueva a su militancia, Villanueva Madrid dijo que por menos le quitaron la candidatura a Luis Gamero a la presidencia municipal de Othón P. Blanco.

Me recuerda a aquella película mexicana en que, al agresor, por una cachetada a una persona, lo sancionan con mil pesos. Entonces le dice al Juez: “aquí le van dos mil, porque le voy a dar otra.”

En resumen, siete consejeros venales del Ieqroo han actuado con ilegalidad para proteger a José Alberto Alonso y Candy Ayuso, afirmó.

Cuestionó si el Ieqroo en verdad necesita de siete consejeros por lo que lo calificó de un exceso.

Aquí la opinión del ex gobernador, Mario Villanueva Madrid.

𝐉𝐎𝐒É 𝐀𝐋𝐁𝐄𝐑𝐓𝐎 𝐀𝐋𝐎𝐍𝐒𝐎 𝐎𝐕𝐀𝐍𝐃𝐎 𝐘 𝐂𝐀𝐍𝐃𝐘 𝐀𝐘𝐔𝐒𝐎,
𝐏𝐑𝐎𝐓𝐄𝐆𝐈𝐃𝐎𝐒 𝐈𝐌𝐏𝐔𝐍𝐄𝐌𝐄𝐍𝐓𝐄 …
𝐏𝐎𝐑 𝐋𝐀𝐒 𝐘 𝐋𝐎𝐒 𝐂𝐎𝐍𝐒𝐄𝐉𝐄𝐑𝐎𝐒 𝐃𝐄𝐋 𝐈𝐄𝐐𝐑𝐎𝐎.

Trascendió que los Consejeros del IEQROO sancionaron a JOSÉ ALBERTO ALONSO OVANDO con una multa de $26,498.90 pesos, a CANDY AYUSO con $12,597.60 pesos; y al PRI como partido, con $150,000.00 pesos.

¿𝐀 𝐪𝐮é 𝐬𝐞 𝐝𝐞𝐛𝐞 𝐥𝐚 𝐬𝐚𝐧𝐜𝐢ó𝐧?

A que JOSÉ ALBERTO Y CANDY cometieron violencia política en contra de la diputada JUDITH RODRÍGUEZ. Pero los consejeros del IEQROO no los sancionan porque estén convencidos de que deben hacerlo conforme a la ley, sino porque no les queda de otra, ya que deben acatar la orden que les dio la Sala Regional en Xalapa del tribunal electoral Poder Judicial Federal.

Como se debe recordar, la diputada JUDITH RODRIGUEZ renunció al PRI, y por esa razón tanto JOSÉ ALBERTO ALONSO, como CANDY AYUSO se sintieron ofendidos y le endilgaron a JUDITH una serie de ofensas que envidiaría un carretonero.

Y es que de manera inmoral y con toda la intención de desprestigiar a JUDITH, 𝐉𝐎𝐒É 𝐀𝐋𝐁𝐄𝐑𝐓𝐎 𝐀𝐋𝐎𝐍𝐒𝐎 𝐲 𝐂𝐀𝐍𝐃𝐘, 𝐥𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐜𝐚𝐥𝐢𝐟𝐢𝐜𝐚𝐫𝐨𝐧 𝐝𝐞 𝐦𝐚𝐧𝐞𝐫𝐚 𝐬𝐮𝐦𝐚𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐨𝐟𝐞𝐧𝐬𝐢𝐯𝐚, 𝐚𝐜𝐮𝐬𝐚́𝐧𝐝𝐨𝐥𝐚 𝐞𝐧 𝐟𝐨𝐫𝐦𝐚 𝐫𝐮𝐢𝐧 𝐲 𝐯𝐢𝐥, 𝐝𝐢𝐜𝐢𝐞𝐧𝐝𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐉𝐔𝐃𝐈𝐓𝐇 𝐥𝐥𝐞𝐯ó 𝐚 𝐜𝐚𝐛𝐨, 𝐭𝐞𝐱𝐭𝐮𝐚𝐥𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞: “𝐮𝐧 𝐚𝐜𝐭𝐨 𝐝𝐞 𝐭𝐫𝐚𝐢𝐜𝐢ó𝐧 𝐲 𝐝𝐞𝐬𝐥𝐞𝐚𝐥𝐭𝐚𝐝”, “𝐮𝐧𝐚 𝐦𝐮𝐞𝐬𝐭𝐫𝐚 𝐨𝐩𝐨𝐫𝐭𝐮𝐧𝐢𝐬𝐭𝐚 𝐲 𝐝𝐞 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐫𝐞𝐬𝐞𝐬 𝐢𝐧𝐜𝐨𝐧𝐟𝐞𝐬𝐚𝐛𝐥𝐞𝐬”; 𝐲, 𝐝𝐞 𝐡𝐚𝐛𝐞𝐫 𝐫𝐞𝐧𝐮𝐧𝐜𝐢𝐚𝐝𝐨 𝐚𝐥 𝐏𝐑𝐈 “𝐩𝐨𝐫 𝐫𝐚𝐳𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐝𝐢𝐧𝐞𝐫𝐨”, 𝐲 “𝐟𝐚𝐥𝐭𝐚 𝐝𝐞 é𝐭𝐢𝐜𝐚”.

Como puede verse, no se midieron JOSE ALBERTO y CANDY, pero además, irresponsablemente involucraron también a su partido, que ahora tiene que pagar 150 mil pesos, pues indebidamente hablaron en nombre del partido y de sus militantes.

𝐕𝐢𝐨𝐥𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐥𝐚 𝐥𝐞𝐲 𝐲, 𝐜𝐨𝐧 𝐭𝐨𝐝𝐨 𝐝𝐞𝐬𝐜𝐚𝐫𝐨, 𝐥𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐞𝐣𝐞𝐫𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐥 𝐈𝐄𝐐𝐑𝐎𝐎 𝐲𝐚 𝐥𝐨𝐬 𝐡𝐚𝐛í𝐚𝐧 𝐞𝐱𝐨𝐧𝐞𝐫𝐚𝐝𝐨.

Con toda razón legal JUDITH presentó su demanda ante el IEQROO, pero ¿Qué hicieron los Consejeros de este Instituto? Al margen de la ley y con toda desvergüenza desecharon la demanda de JUDITH, acordando el 22 de abril pasado, que no existía violencia política lo que implicaba declarar inexistentes los hechos denunciados.

¿Cómo es posible que las y los Consejeros del IEQROO, empezando con su presidenta Mayra Sanromán y sus otros seis Consejeros cómplices, se hayan atrevido a declarar que no había violencia política, ante la evidencia escrita de las injurias e insultos de JOSÉ ALBERTO Y CANDY, que circularon en las redes sociales y algunos otros medios de comunicación? Da pena tener Consejeros como esos que, antes que acatar la ley, protegen al culpable.

𝐉𝐮𝐝𝐢𝐭𝐡 𝐭𝐮𝐯𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐢𝐦𝐩𝐮𝐠𝐧𝐚𝐫 𝐚𝐧𝐭𝐞 𝐥𝐚 𝐒𝐚𝐥𝐚 𝐑𝐞𝐠𝐢𝐨𝐧𝐚𝐥 𝐞𝐧 𝐗𝐚𝐥𝐚𝐩𝐚.

JUDITH impugnó esa ilegal resolución del IEQROO ante la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la cual, en sentencia emitida en mayo pasado, les restriega en la cara a esos magistrados su deshonestidad respecto a la aplicación de la ley, exponiendo de manera textual lo que sigue:

“𝐄𝐬𝐭𝐚 𝐒𝐚𝐥𝐚 𝐑𝐞𝐠𝐢𝐨𝐧𝐚𝐥 𝐞𝐬𝐭𝐢𝐦𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐥𝐚𝐬 𝐩𝐮𝐛𝐥𝐢𝐜𝐚𝐜𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐞𝐧 𝐚𝐧á𝐥𝐢𝐬𝐢𝐬, 𝐧𝐨 𝐬𝐞 𝐩𝐮𝐞𝐝𝐞𝐧 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐢𝐝𝐞𝐫𝐚𝐫 𝐚𝐦𝐩𝐚𝐫𝐚𝐝𝐚𝐬 𝐛𝐚𝐣𝐨 𝐥𝐚 𝐥𝐢𝐛𝐞𝐫𝐭𝐚𝐝 𝐝𝐞 𝐞𝐱𝐩𝐫𝐞𝐬𝐢ó𝐧 𝐞𝐧 𝐫𝐞𝐝𝐞𝐬 𝐬𝐨𝐜𝐢𝐚𝐥𝐞𝐬 … 𝐞𝐧 𝐥𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐜𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐚𝐧𝐚𝐥𝐢𝐳𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐥𝐚𝐬 𝐞𝐱𝐩𝐫𝐞𝐬𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐜𝐨𝐧𝐭𝐞𝐧𝐢𝐝𝐚𝐬 sí 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐭𝐢𝐭𝐮𝐲𝐞𝐧 𝐯𝐢𝐨𝐥𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐩𝐨𝐥í𝐭𝐢𝐜𝐚 …”

“… 𝐥𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐜𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐩𝐫𝐞𝐜𝐢𝐬𝐚𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐛𝐮𝐬𝐜𝐚𝐫𝐨𝐧 𝐞𝐱𝐩𝐨𝐧𝐞𝐫 𝐥𝐚 𝐡𝐨𝐧𝐫𝐚 𝐲 𝐥𝐚 𝐫𝐞𝐩𝐮𝐭𝐚𝐜𝐢ó𝐧 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐚𝐜𝐭𝐨𝐫𝐚 (de JUDITH) 𝐟𝐫𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐚 𝐥𝐚 𝐦𝐢𝐥𝐢𝐭𝐚𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐲 𝐚 𝐜𝐢𝐮𝐝𝐚𝐝𝐚𝐧í𝐚 …”

“… para esta Sala Regional 𝐥𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐜𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐬í 𝐜𝐨𝐧𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞𝐧 𝐞𝐱𝐩𝐫𝐞𝐬𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐭𝐢𝐭𝐮𝐲𝐞𝐫𝐨𝐧 𝐚𝐠𝐫𝐞𝐬𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬… resultan ser 𝐚𝐜𝐭𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐚𝐠𝐫𝐞𝐬𝐢ó𝐧 𝐝𝐢𝐫𝐢𝐠𝐢𝐝𝐨𝐬 𝐚 𝐥𝐞𝐬𝐢𝐨𝐧𝐚𝐫 𝐥𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐫𝐞𝐜𝐡𝐨𝐬 𝐩𝐨𝐥í𝐭𝐢𝐜𝐨-𝐞𝐥𝐞𝐜𝐭𝐨𝐫𝐚𝐥𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐫𝐞𝐜𝐮𝐫𝐫𝐞𝐧𝐭𝐞 …”

“Conforme a lo expuesto, 𝐚𝐥 𝐡𝐚𝐛𝐞𝐫𝐬𝐞 𝐚𝐜𝐫𝐞𝐝𝐢𝐭𝐚𝐝𝐨 𝐥𝐚 𝐯𝐢𝐨𝐥𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐩𝐨𝐥í𝐭𝐢𝐜𝐚 𝐝𝐞𝐧𝐮𝐧𝐜𝐢𝐚𝐝𝐚 …, 𝐥𝐨 𝐩𝐫𝐨𝐜𝐞𝐝𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐞𝐬 𝐨𝐫𝐝𝐞𝐧𝐚𝐫 𝐚𝐥 𝐈𝐧𝐬𝐭𝐢𝐭𝐮𝐭𝐨 𝐄𝐥𝐞𝐜𝐭𝐨𝐫𝐚𝐥 𝐥𝐨𝐜𝐚𝐥 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐪𝐮𝐞, … 𝐜𝐚𝐥𝐢𝐟𝐢𝐪𝐮𝐞 𝐥𝐚 𝐢𝐧𝐟𝐫𝐚𝐜𝐜𝐢ó𝐧, 𝐥𝐚 𝐜𝐮𝐚𝐥, …𝐞𝐧 𝐧𝐢𝐧𝐠ú𝐧 𝐜𝐚𝐬𝐨 𝐩𝐨𝐝𝐫á 𝐬𝐞𝐫 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐢𝐝𝐞𝐫𝐚𝐝𝐚 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐥𝐞𝐯𝐞, 𝐞 𝐢𝐦𝐩𝐨𝐧𝐠𝐚 𝐥𝐚 𝐬𝐚𝐧𝐜𝐢ó𝐧…”

“Esto último se justifica, porque como ya quedó explicado, 𝐥𝐚𝐬 𝐟𝐫𝐚𝐬𝐞𝐬 𝐮𝐭𝐢𝐥𝐢𝐳𝐚𝐝𝐚𝐬 𝐞𝐧 𝐥𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐜𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐭𝐫𝐚𝐧𝐬𝐠𝐫𝐞𝐝𝐢𝐞𝐫𝐨𝐧 𝐥𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐫𝐞𝐜𝐡𝐨𝐬 𝐚 𝐥𝐚 𝐡𝐨𝐧𝐫𝐚 𝐲 𝐥𝐚 𝐫𝐞𝐩𝐮𝐭𝐚𝐜𝐢ó𝐧 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐚𝐜𝐭𝐨𝐫𝐚 al no estar amparadas por la libertad de expresión en redes sociales en el contexto del debate político”.

“Para lo anterior, 𝐞𝐥 𝐈𝐧𝐬𝐭𝐢𝐭𝐮𝐭𝐨 𝐄𝐥𝐞𝐜𝐭𝐨𝐫𝐚𝐥 𝐥𝐨𝐜𝐚𝐥 𝐫𝐞𝐬𝐩𝐨𝐧𝐬𝐚𝐛𝐥𝐞 𝐝𝐞𝐛𝐞 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐢𝐝𝐞𝐫𝐚𝐫 𝐪𝐮𝐞 𝐥𝐚 𝐩𝐫𝐞𝐬𝐢𝐝𝐞𝐧𝐭𝐚 𝐲 𝐞𝐥 𝐬𝐞𝐜𝐫𝐞𝐭𝐚𝐫𝐢𝐨 𝐠𝐞𝐧𝐞𝐫𝐚𝐥, 𝐚𝐦𝐛𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐥 𝐏𝐑𝐈 𝐞𝐧 𝐐𝐮𝐢𝐧𝐭𝐚𝐧𝐚 𝐑𝐨𝐨 𝐬𝐨𝐧 𝐫𝐞𝐬𝐩𝐨𝐧𝐬𝐚𝐛𝐥𝐞𝐬 𝐝𝐢𝐫𝐞𝐜𝐭𝐨𝐬, puesto que 𝐝𝐞𝐛𝐢𝐞𝐫𝐨𝐧 𝐜𝐨𝐧𝐝𝐮𝐜𝐢𝐫𝐬𝐞 𝐜𝐨𝐧 𝐮𝐧 𝐝𝐞𝐛𝐞𝐫 𝐝𝐞 𝐦𝐞𝐬𝐮𝐫𝐚 para difundir en la red social Facebook … que 𝐟𝐮𝐞 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐞𝐱𝐡𝐢𝐛𝐢𝐫 𝐝𝐞 𝐟𝐨𝐫𝐦𝐚 𝐧𝐞𝐠𝐚𝐭𝐢𝐯𝐚 𝐬𝐮 𝐢𝐦𝐚𝐠𝐞𝐧 𝐟𝐫𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐚 𝐥𝐚 𝐦𝐢𝐥𝐢𝐭𝐚𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐲 𝐜𝐢𝐮𝐝𝐚𝐝𝐚𝐧í𝐚 𝐞𝐧 𝐠𝐞𝐧𝐞𝐫𝐚𝐥.”,

𝐏𝐞𝐫𝐨 ¿𝐞𝐬 𝐜𝐨𝐫𝐫𝐞𝐜𝐭𝐚 𝐥𝐚 𝐬𝐚𝐧𝐜𝐢ó𝐧?

Desde luego que no. Cuando se daña a una persona, como en este caso, la reparación del daño a JUDITH es obligatoria, y no se resuelve con una disculpa pública.

Sin embargo, no habrá reparación del daño a JUDITH, pues los Consejeros del IEQROO resolvieron que el dinero de las multas sea para beneficio de este Instituto y si acaso, JUDITH recibirá una disculpa.
Pero curiosamente, se dice que la Consejera de nombre ELIZABETH ARREDONDO GOROCICA, se opuso a que JOSÉ ALBERTO y CANDY le den la disculpa pública a JUDITH, declarando que sería un exceso. Entonces: ¿cómo queda JUDITH?

¿Cómo queda la reparación del daño? La Sala Regional declaró que la sanción no debe ser leve, pero desde luego que lo es porque salvo pagar un dinero, que será para el IEQROO, JOSÉ ALBERTO ALONSO y CANDY quedan impunes. Por menos que eso a Gamero le quitaron la candidatura de Othón P. Blanco.

Me recuerda a aquella película mexicana en que, al agresor, por una cachetada a una persona, lo sancionan con mil pesos. Entonces le dice al Juez: “aquí le van dos mil, porque le voy a dar otra.”

En resumen, siete consejeros venales del IEQROO han actuado con ilegalidad para proteger a JOSÉ ALBERTO ALONSO y CANDY AYUSO.

Pobre PRI, con esos dirigentes locales, y con su dirigente nacional ALITO, utilizando al PRI para su beneficio. ALITO, un muerto que ignora que lo está.

Y el IEQROO … ¿Necesita en verdad siete Consejeros? Ese sí es un exceso.
C

UANDO LAS AUTORIDADES TUERCEN LA LEY, LA SOCIEDAD QUEDA DESPROTEGIDA.

Comentarios en Facebook