SEGUIMIENTO | Falso que en Yucatán no existan indicios de la presencia de crimen organizado, afirman activistas

0
120

MÉRIDA, MX.- El Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede) expone la situación actual de la seguridad en Yucatán, por lo que sus integrantes indican que “tampoco es cierto que en Yucatán no existan indicios de la presencia de crimen organizado”.

A través del informe “La paz como mito: el insostenible modelo de Seguridad Pública en Yucatán”, sustentan que hay rasgos de que hay presencia de crimen organizado en el estado y se presentan más hechos en relación a esto en los municipios costeros.

Sin embargo, anteponen que estas declaraciones son en este momento anónimas porque quienes escriben parte del informe temen por su seguridad.

Sobre este indicio de la presencia de grupos delictivos en la entidad yucateca señalan que la muestra más clara son las disputas entre bandas en algunos puertos, siendo el motivo principal el control de la captura del pepino de mar, una especie en peligro de extinción.

La captura del pepino de mar ha alcanzado cifras millonarias en el mercado negro, ya que a pesar de no estar autorizada su pesca y venta, puede llegar a venderse un kilo hasta por más de mil pesos y en Hong Kong y en China, alcanza hasta los tres mil dólares el kilogramo.

“Este contexto ha generado la presencia de grupos organizados y armados de p escadores furtivos, que han reemplazado gradualmente a los pescadores locales”, aseguran.

De esta manera comentan que hay choques entre diferentes grupos de furtivos o entre furtivos y pescadores legales.

Un ejemplo de estos hechos es en San Felipe, en donde se estima que haya mayor presencia de pescadores furtivos que legales, ya que se calcula la presencia de al menos 700 personas.

De acuerdo con testimonios que han sido recabados para el informe, los pescadores furtivos cuentan con armas, por lo que los pescadores legales ya no los confrontan.

Estos hechos se replican en otras partes como Dzilam Bravo, en donde incluso hay robo con violencia en altamar y aunque denuncian ante las autoridades correspondientes, sus casos no proceden.

Incluso, pescadores tradicionales denuncian que en ocasiones, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina o de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) son quienes dan aviso a los pescadores furtivos de operativos de detención.

“Lo anterior deja ver con claridad que el propósito de la política de seguridad seguida uniformemente por los tres últimos gobiernos locales no es respaldado por los hechos, pues se observa un evidente vínculo entre autoridades y el crimen organizado”, se declara en el informe.

Sin embargo, quienes realizaron este informe, consideran pertinente exponer la situación para desmitificar que Yucatán es un estado seguro. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook