Monumento a la Patria en Mérida fue intervenido por colectivas durante la marcha de ayer 

0
227

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- Uno de los monumentos más resguardados durante las marchas del 8M, Día Internacional de la Mujer en Mérida, fue el Monumento a la Patria, mismo que incluso fue resguardado por decenas de policías, sin embargo, las manifestantes que piden un alto a los feminicidios y la violencia de género lograron intervenir la estructura como un llamado de auxilio y exigencia de justicia.

Durante las marchas de ayer en el Centro Histórico de Mérida, las manifestantes se desplegaron desde el Remate con dirección hacia el Monumento a la Patria, así que recorrieron una parte de Paseo de Montejo.

El recorrido fue interrumpido, ya que cuerpos policiacos frenaron la marcha antes de llegar al Monumento a la Patria, el más protegido entre los obeliscos de la zona.

La finalidad era impedir que las mujeres llegaran al punto para que no fuera pintada la estructura como ha sucedido con otros monumentos como el de Los Montejo, por ejemplo.

Hoy fueron capturadas algunas imágenes en las que se comprueba que las mujeres, cansadas de la violencia que viven todos los días, sí lograron intervenir el monumento con la insignia feminista y también con frases y palabras como: ‘Vivas las queremos’ y ‘Justicia’.

A diferencia de los otros monumentos al paso, la estructura no recibió tantas pintas, ya que de inmediato fue protegido por decenas de policías que al mismo tiempo colocaron barreras para impedir el paso.

El hecho de que los monumentos sean pintados durante las protestas feministas no es un suceso nuevo, sin embargo, continúa despertando la misma indignación entre algunos ciudadanos, ya que hay quienes señalan que “estas no son las formas” de pedir justicia ante los feminicidios que ocurren en la entidad.

Sin embargo, de acuerdo con el posicionamiento de las Restauradoras con Glitter, colectiva que se ha especializado en la conservación y restauración del patrimonio cultural, este tipo de pintas no representan en sí un daño a los monumentos sino una alteración y en sí, se traduce a una forma de denuncia.

Incluso, las Restauradoras con Glitter se han encargado de documentar las intervenciones a monumentos en marchas feministas, puesto que forman parte de una demanda histórica por parte de las mujeres. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook