ESCÁNDALO EN EL FÚTBOL ESPAÑOL: Filtran audio de Gerard Piqué donde habla de millonarias comisiones para llevar la Supercopa a Arabia Saudita

0
250

ESPAÑA.- El presidente de la Real Federación de Fútbol Española (RFEF), Luis Rubiales, habría pactado con el futbolista del F.C. Barcelona y empresario, Gerard Piqué, una comisión de 24 millones de euros por llevar la Supercopa de España durante seis temporadas a Arabia Saudita, publicó actualidad.rt.com.

Los honorarios de la empresa de Piqué, Kosmos Holding, por valor de 4 millones de euros al año, no habrían salido directamente del bolsillo de la Federación española, sino que fueron abonados por la empresa pública saudita encargada de la organización del torneo.

Según los documentos y audios a los que ha tenido acceso El Confidencial, Rubiales apremió a las autoridades sauditas para que abonaran al jugador blaugrana su comisión. Sin embargo, durante un tiempo, desde la RFEF se trató de ocultar la participación del futbolista en este contrato.

Durante todo el proceso, que se inició en 2018, Piqué habría tenido un trato privilegiado por parte de Rubiales, así como un papel decisivo en la configuración del nuevo formato de la competición deportiva española.

Más partidos: más dinero

Hasta ese año, la competición consistía en una sola eliminatoria con dos partidos, ida y vuelta, entre el campeón de la liga española y el vencedor de la Copa del Rey. Fue entonces cuando Piqué propuso una nueva fórmula: convertir el torneo en una final a cuatro bandas. De esta manera, con la participación de cuatro clubes, los dos primeros de la liga y los dos finalistas de la Copa del Rey, los derechos televisivos se revalorizarían.

El presidente de la RFEF respaldó la propuesta que, de desarrollarse según lo esperado, supondría unos ingresos extra, debido a que la remuneración de Rubiales está ligada a los ingresos que recibe el organismo privado que dirige.

Fue entonces cuando Piqué comenzó a sondear el mercado en un momento en el que simultaneó estos trabajos para la Federación con su labores de jugador de uno de los equipos más importantes de la liga española, lo que podría estar lindando con el conflicto de intereses.

En busca de estadio

Poco después, en marzo de 2019, los dos ‘socios’ comenzaron a buscar un estadio que acogiera el nuevo torneo. Aunque el objetivo inicial de ambos era que se disputara en el estadio del Barça, el Camp Nou, Rubiales planteó que también se reuniría con el Real Madrid.

“A ver, Geri, mira” –comienza uno de los mensajes difundido por El Confidencial–, “Yo lo voy a ver también esto con el Madrid. Yo creo que el Madrid me va a decir que no. Como el Madrid me va a decir que no, eso nos viene de puta madre para justificarnos de cara al futuro y decimos que es el estadio con más capacidad [el Camp Nou], que es el campeón de Liga [el F.C. Barcelona], que es el campeón de Copa o finalista de Copa [el F.C. Barcelona]… Yo creo que legitimidad tenemos”, relataba Rubiales en esta comunicación a Piqué.

Así, también se contemplaba otra posibilidad de negocio para el F.C. Barcelona: “A lo mejor, en vez de alquilar por medio kilo cada partido, lo puede alquilar por más y sacar dos kilos o dos kilos y medio. Entonces yo creo que ahí también tiene un margen de negocio el Barça”, decía el máximo responsable del fútbol español en otro mensaje.

La opción más rentable: Arabia Saudita

Precisamente en la reunión mantenida por Rubiales con representantes del Real Madrid, además de las otras cuestiones, también se planteó la posibilidad de sacar el campeonato fuera de España, después de que Piqué hubiera comunicado a la Federación el interés de Arabia Saudita. Sin embargo, el Real Madrid no se mostró interesado en jugar fuera de España por menos de ocho millones de euros.

Cuando Rubiales se lo comunicó a Piqué, para el jugador del Barcelona no supuso ningún inconveniente: “A ver, Rubi. Si es un tema de dinero, si ellos [el Real Madrid] por 8 irían, hostia tío, se paga 8 al Madrid y 8 al Barça… a los otros se les paga 2 y 1… son 19, y os quedáis la Federación 6 kilos, tío. Antes de no quedaros nada, os quedáis 6 kilos. Y apretamos a Arabia Saudí y a lo mejor le sacamos… le decimos que si no el Madrid no va… y le sacamos un palo más o dos palos más…”, contestó el futbolista.

Así, a instancias de Rubiales, Piqué continuó con las negociaciones con el país árabe. Poco antes de la firma del contrato, una filtración provocó que el presidente de la RFEF tuviera dudas ante la posible reacción negativa de la sociedad española ante la posibilidad de que el torneo se celebrara en un país que no respeta los derechos humanos más elementales.

“Rubi, entiendo perfectamente tu postura, pero piénsalo por un momento. Si tú ahora… todo el mundo sabe ya… era un rumor que íbamos a Arabia Saudí. Si ahora cambias y te vas a otro sitio simplemente por el hecho de que esta gente se ha enterado de esto, lo van a utilizar en tu contra. Van a decir que te ibas a ir a Arabia Saudí, ibais a hacer esto y como os han cogido, pues ahora cambiáis de sitio (…). Yo lo valoraría, porque es que de esta manera demuestras que tú no estabas haciendo nada incorrecto, ¿entiendes?”, fue el mensaje de Piqué para hacer reconsiderar su postura a Rubiales.

Finalmente, el contrato con Arabia Saudita se firmó el 11 de septiembre de 2019. Recoge la celebración de la Supercopa durante los próximos seis años. La Federación recibe cuarenta millones de euros por cada edición, lo que incrementa considerablemente el salario de Rubiales. Por su parte, la empresa de Piqué recibe 4 millones de euros por año.

Además, el contrato blindaba esta comisión, puesto que recogía una cláusula por la que la Federación podía rescindir el contrato sin ninguna contraprestación en el caso de que la comisión no se abonara.

Los términos del contrato conocidos ahora ponen sobre la mesa algunas dudas, como el posible conflicto de intereses de un intermediador que también es trabajador de uno de los clubes más importantes del país; así como un presunto trato de favor a Piqué por parte de la Federación.

Según el citado medio, el contrato no solo recogía la controvertida cláusula para obligar a pagar la comisión, sino que el propio Rubiales llegó a hacer gestiones con los responsables sauditas para acelerar el primer pago a Kosmos Holding.

La primera Supercopa bajo este contrato se celebró en enero de 2020 en la ciudad de Jedah con la participación de Real Madrid, F.C. Barcelona, Atlético de Madrid y Valencia. La segunda, debido a la excepcionalidad de la pandemia de coronavirus, tuvo lugar en España, mientras que la tercera, en 2022, volvió a Arabia Saudita, esta vez a su capital, Riad. En todas ellas participó el F.C. Barcelona. (Fuente: actualidad.rt.com)

Comentarios en Facebook