Madre menor de edad acusa negligencia en muerte de su recién nacido durante apagón en clínica del IMSS

0
112

AGUASCALIENTES, MX.- Luego del apagón que sufriera la clínica 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social de esta capital, el pasado lunes, una joven de 17 años de edad identificada como Jessica, interpuso la noche del martes una denuncia ante la Fiscalía Estatal en contra de quien resulte responsable por la muerte de su bebé recién nacido en ese nosocomio, publicó La Jornada.

La madre del bebé hoy fallecido dijo que hubo irregularidades importantes en el manejo que el personal del hospital hizo del caso del fallecimiento de su pequeño.

Relató que se le rompió la fuente la mañana del pasado 21 de junio por lo que se trasladó al Hospital General de Zona Número 1 del IMSS, ubicado en la Avenida José María Chávez esquina con Convención en la zona centro de esta ciudad.

Cerca de las 9:00 horas fue ingresada para la labor de observación pues contaba con siete meses de gestación; tras su internamiento el día 24, le practicaron una cesárea, y por lo prematuro del parto los galenos optaron por dejar al bebé internado en el área de incubadoras ese mismo día y a ella darla de alta.

Jessica señaló que “todo iba con normalidad, de hecho solamente me pidieron un medicamento por fuera ya que mi bebé tenía un problema en uno de sus riñones, eso fue alrededor de las 12 del mediodía del día lunes”, dijo.

Ese día, la zona sufrió la suspensión de la energía eléctrica, razón por la cual, las autoridades trasladaron a otras clínicas a seis pacientes que estaban en terapia intensiva. Si bien fue usada la planta de energía de emergencia, luego de varias horas de apagón, se terminó el diésel que la hace funcionar; por ello, las autoridades tuvieron que rentar otra. El servicio regresó a las 18:00 horas.

La joven madre recordó que los galenos le mencionaron que el bebé estaba respondiendo favorablemente, y a pesar de que notó que la energía eléctrica comenzaba a fallar decidió retirarse del nosocomio.

Al regresar a las 17:00 horas para una segunda visita le informaron que posiblemente su bebé tendría que ser trasladado a otro nosocomio ya que en el área en donde se encontraba no contaban con luz.

Algo ocurrió, dijo, dado que finalmente el traslado no se realizó, por lo que ella pacientemente esperó por casi dos horas hasta recibió una llamada por parte de la trabajadora social para que se presentara de manera urgente con quienes atendían a su bebé.

Posteriormente, los médicos le avisaron que su bebé había caído en un paro pulmonar y que a pesar de que hicieron la lucha de manera manual para salvarle la vida no fue posible y murió a las 18:05 horas.

Los encargados de realizar el certificado de muerte hicieron unos cambios en el documento que le entregaron dándose cuenta ella que escribieron que la muerte de su bebé había sido por una infección cuando su bebé presentaba otro problema.

Además, señaló que la trabajadora social nunca salió a informar a los familiares sobre lo que se tendría que realizar a pesar de que la afectada solicitó el cambio del bebé de hospital al ver que ya no contaban con la energía eléctrica pero nunca obtuvo una respuesta.

Por este motivo la madre interpuso una denuncia ante la fiscalía estatal y exigió que “se haga justicia en mi caso, es lo que pido”, expresó.

Su bebé estaba siendo velado en una funeraria ubicada sobre la avenida López Mateos en la zona centro de esta ciudad, la noche del lunes, sin embargo personal de la Dirección de Investigación Pericial acudió por el cuerpo del bebé para trasladarlo a las instalaciones del Servicio Médico Forense, en donde se le realizará la necropsia de ley para esclarecer las causas de la muerte. (Fuente: La Jornada)

Comentarios en Facebook