Maestra yucateca gana premio nacional por fomentar la escritura en niñas y niños de Acanceh

0
35

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- La maestra María Alicia del Mar Méndez Pérez da clases en la escuela primaria ‘Augusto Molina Ramos’, en donde a niñas y niños de primaria les fomenta el gusto por la escritura y con el proyecto ‘Cartas a mi futuro maestro’ ganó un reconocimiento nacional como premio ABC, impulsada por ‘Mexicanos Primero’.

Marimar, como le dicen algunos de sus colegas compartió que lleva cuatro años en esta escuela y ahí desarrolló este proyecto que consideró podría encajar a la perfección con sus alumnas y alumnos a los que les da primero y segundo grado.

“Este proyecto consiste en escuchar a las niñas y niños, escuchar lo que tienen por decirnos y sustentarlo con las prácticas narrativas del quehacer educativo”, precisó.

Por ser primero y segundo grado, en su ámbito corresponde desarrollar la alfabetización inicial y debido al intercambio de ideas con su supervisora logró trabajar desde un enfoque constructivista, muy poco manejado entre la docencia.

“Consistió en dejar a un lado la mirada adultocentrista que muchas veces nos permea a las mamás, papás, maestras y maestros porque sentimos que las niñas y los niños no tienen por qué hablar o emitir alguna opinión sobre ciertas situaciones y de ahí nació este proyecto”, describió.

Es decir, después del primero y segundo grado de estar con ella, las y los estudiantes cambian de docente en el tercer grado y en este sentido, les piden a las maestras y maestros hacer una ficha descriptiva de cada alumno para saber si son ‘inteligentes’ o no, si aprenden rápido o no, sin participativos, si les gustan las matemáticas y etcétera.

“Pero nunca nos ponemos a pensar qué es lo que las niñas y niños piensan de ellas y ellos mismos, qué necesitan realmente, cómo aprenden y cómo les gusta que les enseñen”, relató.

Así surgió entonces el proyecto ‘Cartas a mi futuro maestro’, pues literalmente escriben una carta a su siguiente docente y las niñas y niños se autodescriben, comparten lo que quieren de sí mismos, lo que les gustaría que sus docentes sepan de ellas y ellos, qué ayuda necesitan en sí y qué les gusta y qué no.

Las cartas son entregadas al próximo maestro y Mar contó que son de mucha utilidad para las y los docentes que están al frente del tercer grado.

En estas cartas, también las niñas y niños dan consejos a la plantilla magisterial y en esta escuela, muchas de sus sugerencias son tomadas en cuenta.

“El proyecto refuerza el proceso de alfabetización, pero también se trata de voltear a mirar a las niñas y niños, mirar cómo ven las cosas que los involucran y que muchas veces no les abrimos los espacios para que se expresen”, mencionó.

Un punto también favorable es que han observado que las y los menores desarrollan mucho el gusto por la escritura y la miran como una forma de expresarse.

“Es un proceso diferente a como cuando se les ponen las planas, sílabas o cuando se fragmenta el lenguaje, que eso es lo que se hace en la mayoría de las escuelas y eso genera falta de comprensión lectora”, indicó.

Para la maestra este es un reconocimiento a su labor porque, aunque día a día se para frente a un grupo, lo hace con compromiso y pasión, pero nunca esperando un premio de por medio.

“Me siento feliz y emocionada de ver como mi proyecto o práctica educativa sea reconocida a nivel nacional. Me hace sentir importante y valiosa y Mexicanos Primero tiene el propósito de decir que no todo está mal en México, hay maestros en el aula haciendo cosas buenas”, mencionó la maestra que tiene 8 años de servicio.

La maestra Mar fue premiada junto con otros docentes de los estados de Chihuahua, Quintana Roo, Ciudad de México, Coahuila, Puebla y Jalisco, quienes tuvieron una ceremonia en el Castillo de Chapultepec. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook