Violencia criminal se apodera de la zona limítrofe entre Chiapas y Tabasco

0
71

CIUDAD DE MÉXICO, MX.- Las zonas limítrofes entre Tabasco y Chiapas se han convertido en “focos rojos” para las autoridades locales ante la ola de hechos violentos que se han registrado recientemente y por los que en breve se prevé una reunión entre los gobernadores de ambos estados, publicó El Financiero.

Este fin de semana tres trabajadores de salud fueron baleados cuando regresaban de Pichucalco hacia el municipio de Teapa, uno de los cuales sigue grave; además de que un doctor fue secuestrado unas horas en el municipio de Cunduacán, aunque un choque hizo que fuera liberado.

En tanto, la Federación de Taxis del estado reportó la desaparición de cinco choferes, dos de ellos que viajaron precisamente a Pichucalco, Chiapas, mientras que los conductores de aplicaciones (como Uber y Didi) también se quejaron de una serie de asaltos.

Y apenas el día de ayer, el diputado local del PRD, Juan Álvarez Carrillo, fue víctima de un atentado cuando se dirigía al Congreso Local, pues camionetas con personas armadas lo siguieron e intentaron cerrarle el paso exigiéndole que se detuviera, por lo que tuvo que ser custodiado por elementos de la Fiscalía General del Estado y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Ante esta situación, el Colegio Médico hizo un pronunciamiento en el que repudió el ataque que sufrieron un pediatra, un ginecobstetra y un enfermero que viajaban juntos a Teapa tras concluir su turno en el Hospital General de Pichucalco.

El llamado coincide con la protesta que este miércoles realizaron taxistas en Villahermosa para exigir el regreso de sus compañeros que, aparentemente, fueron plagiados también entre Tabasco y Chiapas; las carpetas de investigación ya están en manos de la Fiscalía General del Estado.

En cuanto al caso del legislador, oriundo de Macuspana, el gobernador Carlos Manuel Merino Campos, comprometió una investigación apegada a derecho. Aún se desconoce si en este asunto hay un trasfondo político, pues algunos de los colaboradores del perredista han recibido amenazas e incluso han sufrido actos vandálicos.

Por todo lo anterior, se cuestionó al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Hernán Bermúdez Requena, quien admitió que la situación preocupa y por esa razón los mandatarios de las dos entidades se van a reunir para trazar estrategias conjuntas. (Fuente: El Financiero)

Comentarios en Facebook