Niegan ejidatarios involucrarse en incendios y tala ilegal

0
63

CHETUMAL, MX.- Ejidatarios de Nicolás Bravo, se deslindaron de la tala ilegal que se realizo en la población de Laguna Om y señalaron al comisariado ejidal, Cristóbal Chi Cahuich de haberlos manipulado y engañado en la compra venta que realizaron empresarios azucareros del grupo Beta San Miguel.


Bernardo Santos Gil, campesino de Nicolás Bravo, afirmó que los ejidatarios fueron engañados desde el inicio.
“Nos engañaron a todos al decir que se iba a realizar una venta de terrenos con monte bajo pero nuestra sorpresa fue que no se respeto el acuerdo pues destruyeron selva virgen eso es lo que queremos aclarar, ningún ejidatario sabia de esto, nosotros acusamos al comisariado ejidal Cristóbal Chi Cahuich y a toda su directiva por este asunto”, afirmó.
Bernardo Santos Gil también acuso a los empresarios del grupo Beta San Miguel de presionarlos para vender sus tierras y condicionarles el pago a cambio de que fueran los ejidatarios quienes quemaran el monte y sembraran en el lugar.
“En el contrato nunca se nos informo de que nosotros tendríamos que quemar el monte y sembrar después de que se limpiara la zona, los inversionistas nos vieron la cara, pues ahora resulta que para cobrar el segundo pago de los 20 millones de pesos originalmente pactados tenemos que cumplir sus condiciones o no hay nada”, explicó.
De acuerdo a información extraoficial, el agente del Ministerio Público del Fuero Federal, adscrito a la Subdelegación de la Procuraduría General de la República, dio trámite a la denuncia en contra de los once campesinos y maquinistas que fueron contratados para el desmonte de este lugar quienes fueron acusados de delitos ambientales en su modalidad de tala ilegal.
Autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Policía Estatal y representantes de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. (SAGARPA), de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y de la Comisión Nacional forestal (CONAFOR) aportaron decenas de pruebas en contra de los inculpados.
La Subdelegación de la Procuraduría General de la República también va detrás de Raúl de Mora Abreu de origen tabasqueño y Víctor García, un supuesto ingeniero originario de la población de Xul-Ha, quienes aparentemente contrataron a estas once personas para que talaran dos mil hectáreas de selva del ejido Laguna Om. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook