Investigan vínculos con narcos de dos ejecutados en Cancún

Posted on diciembre 05, 2009, 11:54 pm
4 mins

CANCÚN, MX.- Rubén Darío Fuentes fue ejecutado, aparentemente, por trabajar para las dos células del narcotráfico en Cancún. El hombre que fuera baleado en el billar “El Marqués”, fue reconocido como miembro del grupo de “Los Pelones” y, al parecer, había decidido tener “doble tirada” y por ello fue asesinado, de acuerdo con un reporte que publica el periódico Por Esto! de Quintana Roo.
En los primeros informes obtenidos sobre el caso, se ha encontrado que Darío Fuentes perteneció al grupo del Cártel de Sinaloa en el año 2000, cuando fue detenido por el traslado de drogas.
En esa ocasión, Fuentes Tolentino fue capturado por elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP), cuando circulaban a bordo de un automóvil tipo Tsuru, sobre el tramo carretero Cárdenas-Villahermosa. El ahora occiso estaba acompañado por dos sujetos más, tratándose de Alfredo Jacinto López y Sergio Hernández Cruz. El trío de individuos transportaba en la cajuela del auto un total de 116 kilogramos de marihuana, hecho que provocó su detención.
De acuerdo con la información obtenida, era identificado dentro del círculo de “Los Pelones” al momento de quedarse a radicar en Quintana Roo. Incluso se tenía conocimiento de que ya en años anteriores había fungido como narcomenudista, principalmente en la zona hotelera de Cancún.
Hasta el momento, la hipótesis de su asesinato se debió a un ajuste de cuentas, pues, aparentemente, el hoy occiso había comenzado a trabajar como “tirador” de “Los Zetas” en este destino y por lo cual fue señalado por la célula criminal que confronta a este grupo.
En un principio, su muerte se habría precisamente a que comenzó a doblar trabajos, pues se especula que nunca dejó de operar directamente para la célula de “Los Pelones”, misma que aún mantiene fuerza considerable en la plaza a pesar de la presencia del Cártel del Golfo.
En ese mismo sentido, se pudo averiguar que hasta antes de trabajar como guardia de seguridad privado, Rubén Darío Fuentes tuvo trabajos esporádicos en hoteles y centros nocturnos. Cabe señalar que este sujeto estacionó una camioneta de lujo marca Mazda en el área del billar “El Marqués” momentos antes de ser asesinado, y la Policía Judicial del Estado ya investiga cómo se dio la obtención del vehículo, ya que no contaba con placas.
Como se recordará, tanto Rubén Darío Fuentes como Alejandro Arévalo Torres fueron asesinados la noche del jueves en la terraza del billar “El Marqués” ubicado sobre la avenida Del Sol esquina con avenida Andrés Quintana Roo en la Supermanzana 44.
Arévalo Torres recibió un disparo en la cabeza a la altura de la oreja izquierda. Su cuerpo quedó tirado en un charco de sangre junto a mesas y sillas que cayeron en el interior del billar cuando fue baleado.
En tanto, Rubén Darío Fuentes recibió dos disparos, uno de ellos en el antebrazo derecho y el segundo en el tórax derecho, que le ocasionaron la muerte. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)