Hallan dos ejecutados con narcomensajes cerca de Xel-Há

Posted on marzo 24, 2010, 11:55 pm
10 mins

TULUM, MX.- Dos ejecutados con explícitos narcomensajes fueron encontrados la mañana de este miércoles a orillas del tramo carretero Chemuyil-Tulum, a escasos 500 metros del parque ecoturístico Xel-Há.

Advertisement


Los occisos, ambos de sexo masculino tenían el rostro cubierto con cinta industrial, además de que sus pies estaban atados con vendas quirúrgicas; según los primeros informes, en ambos cuerpos se observaba a simple vista que fueron brutalmente golpeados.
El coordinador de Ministerios Públicos de Tulum, César Morales Guevara señaló que los hombres no fueron ejecutados en ese lugar, sino que sólo los abandonaron ahí; asimismo por el avanzado estado de descomposición se calcula que fueron ejecutados hace aproximadamente dos días. Hasta el momento se desconoce la identidad de las víctimas.
El informante señaló que uno de los cuerpos fue encontrado tirado boca abajo, en tanto que el otro esta 30 ó 40 centímetros separado del primero y tenía el pantalón bajado hasta las rodillas.
Los narcomensajes que estaban muy cerca de los cuerpos dicen: “Chapulines y panucheros, no estamos jugando, esto es en serio y estamos más fuertes que nunca”, “Esto les va a pasar a los chapulines y panucheros”. Ambos mensajes estaban firmados con la letra “Z”.
Las autoridades correspondientes hicieron el levantamiento de los cuerpos, en tanto que elementos periciales revisaron el lugar en busca de alguna pista que los lleve a dar con los asesinos. (Fuente: Diario de Yucatán)

Dejan los “zetas” un mensaje

TULUM, MX.- Continúa la ola de ejecuciones del crimen organizado en la entidad. Este miércoles aparecieron en este municipio los cuerpos de dos presuntos narcomenudistas, quienes tenían la cara cubierta con vendas blancas y cinta industrial, los pies atados y encima de ellos se encontraron dos mensajes escritos en cartulinas con advertencias hacia enemigos y traidores, firmados por los “Zetas”.
Los cadáveres fueron encontrados en una cuneta, ubicada a la altura del kilómetro 245 + 300 de la carretera federal Puerto Juárez-Chetumal, en el tramo Playa del Carmen-Tulum (cerca del puente de acceso al parque Xel-Há) y tenían encima los mensajes con las leyendas: “Esto es lo que les va a pasar a los chapulines y panochones de Quintana Roo Atte “Z”, así como “Chapulines y panochones no estamos jugando estamos más fuertes que nunca. Z”.
De acuerdo con el director general de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos de Tulum, Jorge Mendoza Rodríguez, alrededor de las 9:30 horas, a través del sistema 066 se recibió una llamada anónima que indicaba que en la carretera federal, en un área cercana a una torre telefónica y el puente de ingreso a un parque recreativo, se encontraban dos personas asesinadas y sus cuerpos estaban a tres metros de la vía de rodamiento.
Ante esta situación, cuatro unidades de la Dirección de Seguridad Pública y una de la Policía Judicial de Tulum, se dieron a la tarea de localizar los cadáveres y tras ingresar a varias brechas, revisar en el monte, así como predios cercanos, los encontraron a las 11:15 horas a la orilla de la carretera, mismos que se encontraban boca abajo.
De inmediato, Jorge Mendoza Rodríguez dio aviso al coordinador de Ministerios Públicos de la Procuraduría de Justicia de Tulum, César Guevara Morales, quien acudió a dar fe de los hechos, acompañado de una agente del MP y un grupo de agentes de la Policía Judicial.
El más corpulento de los ejecutados, de 1 metro con 84 centímetros de altura, vestía una playera rosa, un pantalón de mezclilla azul hasta las rodillas, así como su ropa interior de color negro, tenía los pies amarrados con venda elástica, se encontraba descalzo y presentaba en diversas partes del cuerpo diversas quemaduras ocasionadas por los rayos del sol. En su espalda y detenida con dos piedras pequeñas tenía la cartulina con la leyenda: “Chapulines y panochones no estamos jugando estamos más fuertes que nunca “Z”.
El de menor estatura, de 1 metro con 72 centímetros, portaba una playera tipo sport color negra con orillas rojas, una bermuda de color azul, una playera roja de manga larga atada a su cintura, estaba con los pies atados y presentaba los efectos solares. También detenida con una piedra de mayor tamaño portaba en la espalda la cartulina con el escrito: “Esto es lo que les va a pasar a los chapulines y panochones de Quintana Roo Atte “Z”.
De acuerdo con el lenguaje que se manejan en la delincuencia organizada, especialmente en materia de narcotráfico, los “Zetas” denominan chapulines a narcomenudistas que no forman parte de su organización, mientras que llaman panochones a los que consideran traidores.
Tras la revisión de los cadáveres por parte del perito de la Policía Judicial, así como del levantamiento de los primeros datos por parte del agente del Ministerio Público, alrededor de las 12:50 horas, se ordenó el levantamiento de los cuerpos a cargo de una unidad de la Funeraria Villafaña, la cual se encargó de trasladarlos a las instalaciones del Servicio Médico Forense, ubicado en el kilómetro 5 de la carretera estatal Tulum-Cobá, en donde el médico legista se encargó de las necropsias de ley.
Alrededor de las 16:20 horas, el coordinador de Ministerios Públicos, César Guevara Morales y el jefe de la Policía Judicial, Ricardo Cachón, dieron una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de las necropsias practicadas horas antes.
El funcionario judicial explicó que no portaban ninguna identificación entre sus ropas, por lo tanto, hasta el cierre de esta edición permanecen en calidad de desconocidos, se les detectaron diversos golpes en diversas partes del cuerpo y cabeza, pero no presentaban ningún impacto de bala o arma punzocortante.
Por lo tanto, con base en los primeros datos proporcionados por el médico legista en turno, las causas de su muerte fue asfixia por sofocamiento, por lo tanto, la agencia del Ministerio Público del Fuero Común, inició la Averiguación Previa 194-2010 por el delito de homicidio doloso y se iniciaron las averiguaciones correspondientes por parte de los agentes judiciales al mando de Ricardo Cachón.
Al cuestionarlos sobre el estado en que se encontraban los rostros de los ejecutados para una posible identificación, indicaron que al estar cubiertos de cinta industrial presentaban amoratamiento e hinchazón, por lo tanto, se dificultará obtener resultados a través de sus fotografías e incluso, el médico legista tuvo problemas para obtener sus muestras, por lo avanzado de la putrefacción de los cuerpos.
Más de 36 horas muertos
En cuanto al tiempo de fallecimiento de las dos personas, Guevara Morales comentó que superaban las 36 horas, se presume que los torturaron y ejecutaron en otro sitio, para posteriormente llevarlos a tirar a la carretera federal entre Playa del Carmen y Tulum.
Explicó que hasta la tarde del miércoles no habían recibido ningún reporte o denuncia de personas desaparecidas tanto en Tulum como Playa del Carmen, por lo tanto, es posible que los ejecutados hayan tenido su domicilio en otra ciudad del estado y únicamente fueron depositados sus cuerpos en este municipio. “Estamos a la espera de conocer reportes sobre la desaparición de personas para tener la posibilidad de obtener datos que permitan la identificación de estas personas”, aclaró.
En cuanto a la posibilidad de que haya sido una venganza de narcotraficantes, César Guevara Morales, indicó que su confirmación dependerá de los resultados de las investigaciones que lleven a cabo los agentes judiciales en las próximas semanas. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)