Consuman traslado de pederasta Succar Kuri a cárcel de Cancún

Posted on marzo 27, 2010, 11:56 pm
6 mins

CANCÚN, MX.- El pederasta Jean Succar Kuri acusado de encabezar una red de pornografía y explotación sexual desde esta ciudad caribeña, fue trasladado ayer sábado por la noche a la cárcel de Cancún, luego de permanecer tres años y cuatro meses en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el estado de México.


Pese a los peritajes de la Procuraduría General de la República (PGR), que a finales de 2006 concluyeron que el empresario de origen libanés es un sujeto de alta peligrosidad, este sábado arribó al aeropuerto internacional de Cancún, y de ahí fue conducido a la Cárcel Municipal.
Su reubicación obedece a la instrucción del juez segundo de distrito con sede en esta ciudad, Gabriel García Lanz, pese a los alegatos de la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública federal para evitarlo.
Un juez había dictado una orden de aprehensión en su contra a partir de las denuncias de menores de edad, quienes lo acusaron de abuso sexual y de corrupción de menores, delitos que se incrementaron y que se relacionaban ya con pornografía y explotación sexual infantil.
Sin embargo, Succar Kuri, apodado “El Johnny”, huyó de Cancún con ayuda de sus abogados y gracias a que fue advertido por personal de la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE), según sus propias palabras, a finales de 2003.
Detenido en Arizona
Succar Kuri, quien fue detenido en Chandler, Arizona, el 5 de febrero de 2004, tras una infracción de tráfico, en el mes de julio de 2006 fue extraditado a México y enviado a la cárcel de Cancún para enfrentar las acusaciones por los delitos de violación y corrupción de menores después de que algunas de sus presuntas víctimas, todas menores de edad, lo denunciaron.
En ese mismo año fue trasladado al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Chetumal, en donde logró corromper a algunas autoridades carcelarias para lograr privilegios, tal y como se denunció en su momento. Debido a ello, se decidió su retorno a la cárcel de Cancún.
Durante su estancia en el Centro de Readaptación Social de Chetumal, peritos de la Procuraduría General de la República le practicaron una serie de estudios psicológicos para determinar su grado de peligrosidad.
Entre los resultados que arrojaron estos estudios fue que su coeficiente intelectual es bastante elevado, que Succar Kuri tiende a la pedofilia y que su nivel de peligrosidad es muy elevado.
El documento fue clave para demostrar que el magnate de origen libanés debía permanecer en un penal que reuniera las condiciones apropiadas a sus características, toda vez que existía inquietud porque lograra corromper a las autoridades carcelarias de este polo turístico hasta lograr su escape de prisión.
Por ello, en noviembre de 2006 fue enviado al penal de máxima seguridad del Altiplano, en el estado de México, donde permaneció durante tres años y cuatro meses, hasta que anoche retornó de nueva cuenta a la cárcel de esta ciudad.
De acuerdo con las versiones de las víctimas, el inculpado se hacía llamar “Tío Johnny” y las invitaba a una de sus lujosas villas en la zona hotelera de la ciudad y allí abusaba de ellas.
La red pederasta fue puesta al descubierto y cobró relevancia al involucrar a políticos y a empresarios, quienes efectuaron constantes inversiones y viajes a Estados Unidos en operaciones de pornografía infantil.

Permanecerá aislado

Debido a la alta peligrosidad del detenido este permanecerá 72 horas en el cuarto filtro de vigilancia (la caseta), de la cárcel hasta que concluyan sus diligencias en el juzgado donde se conoce su causa penal.
Posteriormente será ingresado al cuadro mayor donde se encuentran presuntos asesinos, ladrones, norcotraficantes y violadores, reos de la talla de Succar Kuri, con los cuales tendrá que adecuarse, aunque aseguran que no habrá ningún tipo de privilegios para el ex empresario del Aeropuerto Internacional de Cancún y dueño de varias villas del hotel Solymar.
“Succar Kuri, no podrá comprar las tiendas que existen en el interior de la cárcel, como lo hizo en el Cereso de Chetumal, este centro de reclusión tendrá más vigilancia, toda vez que hace más de tres años cuando se llevó a cabo su traslado al penal de La Palma, se tenía conocimiento que había financiado un motín en este lugar”, dijo uno de los entrevistado, que por obvias razones pidió que su nombre quedara bajo el anonimato.
El traslado fue realizado a solicitud de los abogados del presunto pederasta, tras considerar que la mayoría de las víctimas del empresario, se han desistido de sus denuncias quienes actúan como coadyuvantes en los procesos contra Succar Kuri. (Fuente: diario Quequi)

Comentarios en Facebook