Dan más detalles del espionaje en Cancún; mandos de seguridad estaban bajo vigilancia

Posted on abril 17, 2010, 11:55 pm
16 mins

CANCÚN, MX.- La red del Centro de Espionaje adjudicado al Ayuntamiento Benito Juárez iba más allá de Cancún. De acuerdo con datos obtenidos tras las investigaciones abiertas con el registro de la averiguación previa PGR/QROO/CAN/193/2010-III, los principales representantes de la seguridad en todo Quintana Roo, se encuentran en una lista especial encontrada dentro del departamento 401 de la torre B de los condominios Xcaret, en la Supermanzana 20, calle Jaleb.

Habría dos o tres centros de espionaje aún no cateados

CANCÚN, MX.- Por lo menos dos o tres casas más abastecidas con equipos de espionaje podrían estar habilitadas en Cancún y operadas por José Manuel Vera Salinas, quien además se encuentra “desaparecido” porque allegados a él, aseguran que no se ha presentado ni a saludar a sus amigos y ni mucho menos, contesta sus teléfonos.
A raíz de las publicaciones con información irrefutable de la existencia de dos casas y una bodega que eran utilizadas como centros de espionaje para el ayuntamiento de Benito Juárez, pero al servicio directo de Gregorio Sánchez Martínez, alcalde con licencia y actual precandidato del PRD y Convergencia para la gubernatura, contactos y allegados al equipo de campaña de este personaje, confirman el nerviosismo que existe entre sus más cercanos colaboradores sobre este certero golpe del Ejército Mexicano.
Confesaron que el marino José Manuel Vera Salinas ni se ha acercado a saludar a los amigos y ni mucho menos, contesta sus teléfonos para saber qué fue lo pasó con este asunto de la primera casa de espionaje detectada por los militares que fue en el departamento 401 de los condominios Xcaret en la Supermanzana 20 de esta ciudad.
Si bien reconocieron la existencia de una excelente amistad entre Gregorio Sánchez y Vera Salinas -ya que por eso lo retuvo dentro de la administración municipal-, así como con mucha gente que se encuentra trabajando en la campaña del edil con licencia de Benito Juárez, las fuentes puntualizaron el hecho de que a raíz de las publicaciones que se han hecho, el reconocido “represor” no se ha parado a saludar a sus amigos y ni mucho menos, contesta sus teléfonos.
Del mismo modo, las fuentes revelaron que no sólo serían las dos casas y la bodega las que se tendrían operando como centro de espionaje, con lo que se tenía una “triangulación perfecta” para espiar tanto a personajes de la vida pública como de la privada, entre ellos, a directores de medios de comunicación, sino que además “podrían haber dos o tres domicilios más”.
Una de éstas se ha rumorado, se encuentra muy cerca del propio palacio municipal de Benito Juárez, entre la avenida Carlos Javier Náder y Bonampak.
Esta triangulación era la más cómoda y de mayor provecho para la gente que tenía operando dichas oficinas, ya que la casa principal la tenían ubicada casi en pleno centro de la ciudad (supermanzana 20) y la otra, en Residencial Las América que es rumbo a Puerto Morelos y la bodega donde presuntamente se almacenaba la información en la región 517.
Es por ello, que ha trascendido de la existencia de por lo menos dos o tres casas más, que vendrían siendo como el respaldo de todo lo que se hacía en las ya desmanteladas por las autoridades castrenses.
Y es que, es de reconocer que estas acciones para el desmantelamiento de estas oficinas de espionaje, han sido dirigidas con exactitud y contundencia por personal de inteligencia militar y operadas por los mismos militares, por lo que las pruebas presentadas son innegables a grado tal, de que ya hay una persona detenida de nombre Juan Ramírez Ramírez, mismo que se encuentra sujeto a un proceso penal por la probable comisión del delito de intervención de comunicaciones privadas de acuerdo a la averiguación previa PGR/QROO/CAN/193/2010-III que se inició.
Este persona, como ya se ha informado, fue detenida en el domicilio de la Supermanzana 20, calle Jaleb, departamento 401 de la torre B de los condominios Xcaret, en tanto que otros puntos asegurados por el ejército es una casa en la Supermanzana 57, manzana 76, lote 18, privada Venezuela de Residencial Las Américas, así como una bodega en la Región 517, pero cuya dirección exacta no ha sido proporcionada por las autoridades federales. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

En esa lista resaltan los nombres del comandante de la 34 Zona Militar, Anastasio García Rodríguez; el Vicealmirante de Marina, Miguel Angel Ramos Real, titular de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública; el ex procurador Bello Melchor Rodríguez y Carrillo; el comisionado de la Policía Estatal Preventiva, Gumersindo Jiménez Cuervo; Luis Rivero Leal, director de la Policía Municipal en Chetumal; Rodolfo del Angel Campos, director de Seguridad Pública en Solidaridad y el general Urbano Pérez Bañuelos, secretario de Seguridad Pública del municipio Benito Juárez.
Se trata de la mayor parte del aparato de seguridad del estado. Todos los arriba mencionados cumplen una función específica en los cuerpos policiacos en los tres niveles de gobierno.
Y todos ellos eran espiados por la red del Centro de Espionaje que operaba el ex asesor del alcalde con licencia Gregorio Sánchez Martínez, José Manuel Vera Salinas, quien ya es buscado por las autoridades federales por su relación con estos hechos.
De acuerdo a documentos a los cuales tuvieron acceso los diarios POR ESTO!, la lista de seguridad se encontraba en un apartado especial dentro del sistema de funcionamiento del centro, al igual que la relación de empresarios de mayor y alto poder adquisitivo en Cancún.
Estas dos listas fueron separadas de la de políticos y periodistas que fueron encontradas en los domicilios tanto de la Supermanzana 20 como la de la privada Venezuela, lote 6, manzana 18, Supermanzana 57 del fraccionamiento Residencial Las Américas.
Asimismo, dentro de las investigaciones se ha podido comprobar la participación directa del personal de compañías telefónicas, las cuales entregaron fichas técnicas de registro de usuarios de estas empresas al Centro de Espionaje.
En estas fichas no solamente se puede encontrar el código GSM (chip receptor), sino que además se tiene un historial de llamadas recibidas y hechas por el usuario, los números frecuentes en su buzón de entrada y sus datos personales como domicilio, edad y Registro Federal de Contribuyente (RFC).
La lista de seguridad
En las “sábanas de información” que se elaboraban y procesaban dentro del Centro de Espionaje adjudicado al Ayuntamiento Benito Juárez, los nombres de quienes se encargan de la seguridad en el municipio y en el estado así como en la representación militar, sobresalen.
Llamó la atención el hecho de que en el caso del comandante de la 34 Zona Militar, Anastasio García Rodríguez, se tenía información sobre sus movimientos así como lugares que frecuentaba.
En tanto, de Miguel Angel Ramos Leal se tenía a detalle sus números frecuentes, e incluso grabaciones donde el vicealmirante de Marina encargado de la seguridad en Quintana Roo, despotricaba contra mandos medios de la Policía Municipal de Cancún.
En el caso de Rodolfo del Angel Campos, titular de Seguridad Pública en el municipio de Solidaridad, además de tener conocimiento de su domicilio, nombres de familiares y sus relaciones personales al interior del Ayuntamiento playense, se logró ubicar conversaciones con sus mandos medios.
Asimismo se tenía ubicado cada movimiento de Luis Rivero León, director de Seguridad Pública en Chetumal, así como se tenía conocimiento de la coordinación que había establecido con la Secretaría Estatal de Seguridad Pública para manejar vigilancia en el sur de la entidad y la frontera con Belice.
El caso de Gumersindo Jiménez Cuervo destaca porque al ser comisionado de la Policía Estatal Preventiva podía movilizarse por todo el estado y por medio de su teléfono celular se le ubicaba en cualquier punto de la entidad donde se encontraba.
De Bello Melchor se tiene una larga lista de contactos familiares así como llamadas al extranjero por motivos personales. Del ex procurador también se sabía a detalle cada movimiento.
Por último, está el caso de Urbano Pérez Bañuelos, quien a pesar de tener 30 escoltas personales bajo su servicio, era vulnerable ante el Centro de Espionaje. Por ejemplo, se descubrió que a su llegada por espacio de tres meses tuvo como residencia la Guarnición Militar de la avenida López Portillo, ya que no tenía domicilio fijo en el municipio por cuestiones de “seguridad”
Información clasificada
Otro apartado considerado como especial dentro de la lista de personas espiadas es el de los empresarios. Esta información ha sido manejada con reserva por parte de las autoridades federales que integran el expediente del caso bajo la averiguación previa PGR/QROO/CAN/193/2010-III.
En ella la relación de empresarios aún no ha sido dada a conocer de manera directa, debido a que existen hasta los montos que manejaban en diferentes transacciones comerciales o negocios.
En la lista hay hoteleros, desarrolladores, constructores, encargados de bienes raíces y propietarios de restaurantes, bares, y dueños de empresas de publicidad, mercadotecnia y despachos de distintos ramos laborales.
Bajo el carácter de “Información clasificada”, de los empresarios incluso se tuvo acceso a cuentas bancarias, número de domicilios particulares, así como toda su estructura familiar, personal y profesional.
Por ejemplo, un documento que fue entregado a los diarios POR ESTO!, demuestra cómo mediante la complicidad de los empleados de las compañías telefónicas celulares se podía tener a detalle desde sus números frecuentes, número de llamadas realizadas por mes, gastos en telefonía, número de mensajes de texto y su GSM (chip) intervenido las 24 horas.
Entre las personas ubicadas como espiadas 24 horas se encuentra el propietario del consorcio Grúas Cardona, Roberto Cardona Pojas, de quien se tenía su RFC, así como su dirección de domicilio detallado.
En su ficha técnica, que consta de 13 hojas de llamadas, el Centro de Espionaje encontró más de 433 llamadas telefónicas en un intervalo de tres a cuatro meses aproximadamente. Roberto Cardona es esposo de la regidora y encargada de la presidencia municipal, Latifa Muza Simón.
Otro espiado bajo el mismo sistema es el de Juan Osorio Peregrino, quien tiene 605 llamadas dentro de su historial telefónico.
Cabe señalar que los empleados de las compañías celulares daban a detalle las fichas técnicas al Centro de Espionaje con el número de cuenta del usuario (número telefónico). Por ejemplo, en el caso de Roberto Cardona fue el 9981 453183, mientras que de Juan Osorio Peregrino fue el 9981 164316.
La unidad móvil
En tanto, de la camioneta tipo Van color blanco encontrada en la Supermanzana 20, en las inmediaciones de los condominios Xcaret, se desprende de la averiguación previa PGR/QROO/CAN/193/2010-III, que el vehículo perteneció al gobierno del Estado de Oaxaca antes de ser adquirido por el personal de José Manuel Vera Salinas.
De acuerdo con el Registro Público Vehicular, la camioneta en su momento fue comprada en el 2001 por el gobierno de Oaxaca y luego fue dada de bajo del servicio público estatal en el 2007.
Lo anterior se logró al consultar el número de registro de la camioneta que servía como un centro móvil de espionaje, ya que contaba con antenas de interceptación de señales vía fibra óptica, entre otros equipos de alta tecnología. El registro del vehículo encontrado por las autoridades federales fue el WV1E1D7H56H061792. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook