Cierra cadena de tiendas en Chetumal… por extorsiones

Posted on mayo 31, 2010, 11:54 pm
7 mins

CHETUMAL, MX.- Producto de las amenazas de los grupos delictivos uno de los principales empresarios del Sur de Quintana Roo, Johnny Baroudi, ha empezado a cerrar su cadena de tiendas de abarrotes, pues para fin de año dejará Chetumal para vivir en el extranjero.

Colapsan bares y restaurantes por amenazas

CHETUMAL, MX.- Por lo menos 20 negocios de Chetumal han cerrado en lo que va del año por las circunstancias económicas y la inseguridad, informó el presidente de la Unión de Bares, Restaurantes y Similares, Manuel Alcocer Domínguez.
Reconoció que por los constantes robos en la zona del Boulevard de la capital del estado, por lo menos cuatro negocios han quebrado.
El entrevistado, lamentó que en los últimos meses se ha registrado una serie de robos en restaurantes y ahora incluso asaltos en algunos puntos de venta de bebidas alcohólicas como lo es el denominado “Destapador” ubicado en pleno boulevard.
“Los robos se han estado presentando desde hace ya un tiempo, parece que van agarrando giros, primero fueron algunas farmacias y ahora los bares y restaurantes del boulevard, donde han sido robados equipos de sonido, pantallas, y otros aparatos electrónicos, generando considerables pérdidas a los propietarios”.
Manuel Alcocer, dijo que la ola de robos en la zona del boulevard ha provocado el cierre de por lo menos tres negocios, pero la cifra puede ser mayor, debido a que a veces cierran y otros empresarios ocupan ese espacio y reabren el negocio.
Respecto a los cierres por la cuestión de inseguridad, descartó que se hayan presentado casos similares como los de Playa del Carmen, donde los grupos delictivos cobran un uso de piso, que varía de 20 a 30 mil pesos mensuales, con el cual tendrán protección.
“Mucha gente de la capital se fue a invertir a Playa del Carmen, pero ahora regresan no porque no se haya logrado hacer negocio, sino por las amenazas de grupos delictivos y la inseguridad”.
Alcocer Domínguez reconoció que durante el año pasado, diversos propietarios de negocios, como en su caso, recibieron llamadas de extorsión, donde supuestos integrantes del crimen organizado les pedían cierta cantidad para darles protección y permitirles trabajar, sin embargo, como fueron llamadas telefónicas los empresarios decidieron hacer caso omiso.
Finalmente, el presidente de la Unión de Bares, Restaurantes y Similares comentó que los empresarios de Chetumal están percibiendo mucha inseguridad, por lo que no descartó que en los próximos meses se pudieran presentar más cierres de negocios por este motivo, pero aclaro que la principal causa por la que quiebran las empresas se debe a la situación económica. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Desde hace un par de meses empezaron a circular ciertos rumores en el ámbito empresarial, que una de las figuras más reconocidas de Chetumal como Johnny Baroudi Estéfano, propietario de una creciente cadena de bodegas de abarrotes, de un hotel y principal distribuidor de una posicionada marca cervecera se encontraba analizando retirarse de esta capital del estado por cuestiones de inseguridad.
Conforme fueron pasando las semanas, las coincidencias apuntaron a que los comentarios eran acertados, porque han existido recortes de personal y se han cerrado algunos puntos de venta de las denominadas “Bodegas Baroudi”.
Quien también fue presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Chetumal y para algunos empresarios era una carta fuerte para sustituir a Mario Rendón Monforte en el Consejo Coordinador Empresarial, antes que fuera electo por unanimidad Jorge Marzuca Ferreriro, nació en el seno de una familia de comerciantes, se inició en la “Casa Baroudi”, en Chetumal, donde aprendió todo lo que debería saber sobre el negocio de los abarrotes: pesos, medidas, unidades.
En el año 1978 se independiza e inicia lo que hoy se conoce como Bodegas Baroudi, con 17 sucursales, con 13 tiendas en la ciudad de Chetumal y otras repartidas en Bacalar, Huay Pix, Nicolás Bravo y Majahual.
No obstante, el éxito y el crecimiento de las empresas no sólo generan beneficios, pues si bien genera empleos y paga impuestos a las autoridades locales, todo tiene un lado negativo, es decir, que el éxito fue poniendo al empresario en la mira de las organizaciones criminales que amenazan a los propietarios de las grandes empresas a cambio de su seguridad y de su familia.
Según versiones de personas cercanas a Baroudi Estéfano, fueron amenazas de los “Zetas” el motivo por el cual dejará su importante legado en la capital de Quintana Roo y dejará sin sustento paulatinamente a por lo menos 300 empleados que obtenían sus ingresos por el trabajo en sus empresas.
Para la actividad empresarial, el hecho que una de las figuras más representativas, haya sido amenazada y ahuyentada de esta zona, tras varios años de esfuerzos e inversiones, resulta un verdadero golpe anímico, pero sobre todo, preocupa que una gran cantidad de familias perderá su fuente de ingresos. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook