Muere hombre electrocutado

Posted on octubre 28, 2010, 11:54 pm
4 mins

CHETUMAL, MX.- Horrible muerte encontró Rubén González López, de aproximadamente 37 años de edad, después de que recibió una fuerte descarga eléctrica de un cable de alta tensión de 220 voltios, sobre el cual cayó al tropezar en el techo de su casa, la tarde del jueves, en la colonia Jardines.

Advertisement


El cuerpo sufrió severas quemaduras porque se sostuvo hasta 20 minutos sobre el cable recibiendo la fuerte descarga, tanto que al momento en que cayó al suelo, la cabeza se desprendió del cuello y quedó aproximadamente a 10 metros del cadáver achicharrado.
De acuerdo a datos recabados en el lugar, se pudo establecer que los hechos ocurrieron alrededor de las 14:50 horas, cuando Rubén González López se encontraba echando impermeabilizante al techo de su casa de dos pisos, situada sobre la calle Rosas número 169 con Flor de Mayo, en la colonia Jardines.
Se pudo indagar que al momento en que Rubén González López se encontraba en una orilla del techo de su vivienda, aplicando el impermeabilizante, perdió el equilibrio del cuerpo, lo que provocó que se tropezara y cayera hacia la calle sobre uno de los cables de alta tensión de 220 voltios que pasa al costado de la casa, atorándose del cuello, para posteriormente comenzar a electrocutarse.
En el lugar se observó que el cuello del ahora occiso quedó exactamente sobre el cable de alta tensión y así estuvo sostenido aproximadamente 20 minutos recibiendo una fuerte descarga eléctrica, lo que ocasionó que perdiera la vida de manera instantánea.
El cuerpo de Rubén González estuvo pegado al cable de alta tensión alrededor de 20 minutos, por lo que debido a la fuerte descarga que recibió, su cuerpo se incendió y segundos después estalló, provocando que se desprendiera su cabeza y el cadáver cayera al suelo sobre la banqueta.
Del efecto que provocó la descarga al cuerpo de la desafortunada víctima del accidente, al mismo tiempo que el cuerpo comenzó a caer al suelo desde ese segundo nivel de la vivienda, la cabeza se desprendió del cuello y ambos (cuerpo y cabeza), se precipitaron por separado.
La cabeza, al momento que se proyectó contra la banqueta, rodó sobre la calle y terminó a 10 metros del cuerpo del occiso, a escasos metros del camellón central.
Debido a la fuerte descarga eléctrica que recibió el cuerpo por más de 20 minutos, personal del Cuerpo de Bomberos tuvo que sofocar las llamas en que se consumía.
El cuerpo de Rubén González López quedó tirado sobre la banqueta frente a su casa, achicharrado y retorcido.
Al lugar de los hechos llegaron elementos de la Policía Judicial del Estado (PJE), en compañía de un agente del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), quien se encargó de realizar las diligencias correspondientes y posteriormente ordenó el levantamiento del cadáver, a fin de ser trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.
Cabe destacar que el insólito hecho llamó la atención de decenas de personas, quienes al ver el cuerpo del ahora occiso electrocutándose se espantaron, pero no se retiraron del lugar. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)