0
9

Pues así, no habrá presupuesto que alcance.
Y es que, tras campeonato de los Tigres, en la Liga Mexicana de Beisbol, el Gobernador Roberto Borge se puso muy generoso.
Un total de cuatro millones de pesos, el Gobernador dio como premio, al ahora campeón del beisbol de verano.
El regalo del Gobernador a los Tigres fue cubierto luego del festejo del domingo, en el estadio “Beto Ávila”, el “Ceviche” y las principales calles de Cancún, en el que Beto fue el principal protagonista.
La noche y madrugada, billete a billete, peso a peso, fueron pagados los premios a los jugadores, manager y coaches, en un hotel del centro de la ciudad, cerca, por cierto, de la sede del PRI Municipal.
Aunque a decir de testigos, muchos de los jugadores no salieron del hotel tan contentos.
Pero, eso, sí, la tarde de domingo, Beto rebosaba de felicidad.

Comentarios en Facebook