Desalojan 5 predios costeros en la zona hotelera de Tulum

0
7

TULUM, MX.- Agentes del Ministerio Público Federal y actuarios, con el apoyo de elementos de la Marina-Armada de México, procedieron a realizar el desalojo de cinco predios costeros, ubicados en el kilómetro 14.3 de la carretera Tulum-Boca Paila, como resultado de un juicio de muchos años que favoreció a Carlos González, propietario de los terrenos.


Alrededor del mediodía, un camión con una treintena de marinos arribó a las cabañas de lujo “Vía Laktea”, sitio que acordonaron y no permitieron el ingreso de huéspedes o visitantes, ya que los funcionarios federales acudieron a realizar el desalojo del predio que hasta el miércoles estaba en posesión de Lucía Alvarenda.
De acuerdo con la posesionaria desalojada por las autoridades federales, desde hace 15 años se le entregó el terreno, ubicado en el kilómetro 14 + 300 de la carretera costera Tulum-Boca Paila, en donde construyó cuatro cabañas de lujo que renta a turistas extranjeros.
Explicó que sin previo aviso, los marinos acordonaron las cabañas y llegaron los agentes del Ministerio Público Federal y los actuarios, para informarle que tendría que desalojar, ya que el propietario original del terreno costero es Carlos González, de tal manera que por orden de un juez le sería restituido, al igual que otros cuatro predios aledaños.
A pesar de que había turistas con niños menores de un año, se procedió a llevar a cabo el desalojo, lo cual generó molestia entre los visitantes extranjeros, quienes decidieron denunciar esta situación al periódico estadounidense “The New York Times”, así como en las redes sociales por maltrato de las autoridades mexicanas.
De igual manera, los marinos resguardaron las cabañas “La Hamaca Loca”, “Casa del Jaguar”, “Tierras del Sol” y otro terreno sin razón social, los cuales también pertenecen a Carlos González.
El proceso de desalojo de los predios duró prácticamente todo el día del miércoles, ya que hasta las 20:00 horas, los elementos de la Marina-Armada de México, continuaban resguardándolos, mientras los agentes del Ministerio Público, actuarios y abogados, realizan las diligencias correspondientes con cada uno de los posesionarios de los terrenos costeros.
De acuerdo con personas que se encontraban en estos centros de hospedaje, el desalojo no fue violento, aunque sí tomó por sorpresa a los posesionarios, gerentes y trabajadores, ya que no fueron notificados de que tendrían que entregar los predios como resultado del litigio que favoreció al propietario original.
Este es el segundo desalojo que se presenta en un lapso de dos años, como resultado del largo litigio entre los ejidatarios del Ejido Pino Suárez de Tulum y los presuntos dueños de hoteles y negocios de la zona denominada “Punta Piedra” por la posesión de los terrenos.
El pasado 1 de diciembre de 2009, se realizó el primer desalojo en el Hotel Ocho Tulum, ya que el Tribunal Unitario Agrario, resolvió que la propiedad pasara a manos de sus dueños originales.
Este problema data de la década de los 70, en la que un grupo de ejidatarios comercializó terrenos a inversionistas nacionales y extranjeros; sin embargo, la zona de playa no estaba en territorio de José María Pino Suárez, por lo que los dueños originales promovieron una controversia, de tal manera que las autoridades agrarias decidieron desalojar a hoteles y empresas que están ubicadas en el litoral tulumense. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook