Conjuran huelga de Aeroméxico: alcanzan trabajadores acuerdo de incremento salarial del 4.7% y 1.5% en prestaciones

2
35

Imagen

MÉXICO.- Tras lograr un acuerdo, este sábado los mil 380 sobrecargos de Aeroméxico decidieron rechazar la huelga a la que habían emplazado al llegar a un acuerdo salarial con la empresa.

El sindicato decidió aceptar la última propuesta que contemplaba un incremento salarial del 4.7 por ciento directo al salario y 1.5 por ciento en prestaciones, así como respeto a las condiciones laborales adquiridas por los trabajadores ya contratados y la creación de un nuevo Contrato Colectivo de Trabajo que debería estar listo el 1 de julio.

Minutos antes de agotarse el plazo para el inicio de la huelga, el director de Aeroméxico, Andrés Conesa, ofreció una rueda de prensa en la que presentó “un paquete integral” para proteger el empleo.

“Creemos que es un paquete equilibrado y generoso que cubre todos los requisitos”, señaló Andrés Conesa, antes de la aceptación por parte de los trabajadores.
ASSA tenía una pretensión inicial de incremento salarial de 10 a cinco por ciento y tres por ciento en prestaciones. Con el acuerdo se evitó afectar a un promedio de 40 mil pasajeros diarios.
Aeroméxico, la mayor aerolínea del país que transportó 14.8 millones de pasajeros en el 2012.

El pasado 8 de abril de 2013 la aerolínea presentó ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) un Conflicto Colectivo de Naturaleza Económica con la intención de reducir el costo del contrato colectivo de los sobrecargos en alrededor de 60 por ciento, bajo el argumento de que lo oneroso del mismo limita su competencia en el mercado internacional de pasaje.

Antes de que estallara la huelga, el director de Aeroméxico, Andrés Conesa Labastida, alertó que “habría un impacto económico significativo para la aerolínea y no podríamos mantenerlo, tendríamos que avanzar entonces en el conflicto colectivo de naturaleza económica que busca una reducción del contrato para todo mundo, no nada más para los nuevos”.

Previamente, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, rechazó hablar de una posible requisa, pues “son temas delicados y espero a apostarle a que lleguen a un acuerdo y no haya ninguna intervención por parte del gobierno”.

En entrevista con Radio Fórmula, confió en que el dirigente de ASSA, Ricardo del Valle, entendiera la situación como lo han hecho los sindicatos de pilotos y personal de tierra, y se abriera al diálogo.

Sin embargo, reportes de prensa, revelan que fuentes cercanas a la negociación comentaron que al gobierno federal “le preocupa” la afectación en la conectividad, así como un posible impacto en la productividad de la operación del mercado de aviación, razón por la cual la Secretaría del Trabajo y Previsión Social intensificó su participación en las negociaciones.

Además del incremento salarial, Aeroméxico propuso nuevas condiciones contractuales para futuros sobrecargos, lo que el sindicato ha rechazado tajantemente.

La empresa reiteró que si el sindicato de sobrecargos aceptaba la propuesta, retiraría el recurso legal de Conflicto Colectivo de Naturaleza Económica.

La preocupación por la situación de Aeroméxico es completamente justificada, pues luego del cese de operaciones de Mexicana, la aerolínea se consolidó en el mercado, por lo que su paro acarrea severas consecuencias económicas.

Plan “B”

Durante la jornada, Conesa declaró a periodistas que las pérdidas diarias para la empresa por una huelga serían de 150 millones de pesos (11.7 millones de dólares). Añadió que la compañía se vería obligada a cancelar la llegada de 100 aviones que solicitó el año pasado.

De acuerdo con estimaciones de Aeroméxico, una huelga afectaría diariamente a unas 25,000 personas al paralizarse unos 300 vuelos diarios.

Portavoces de Aeroméxico propusieron un plan B y dijeron que ante esta posibilidad la empresa daría servicio a la mayor cantidad posible de pasajeros a través de su filial Connect y de sus acuerdos con otras aerolíneas.

Para el caso de pasajeros internacionales, se recurrirá a los acuerdos con otras aerolíneas como Alaska Airlines, Avianca o Air France, así como con las 19 compañías integrantes de la alianza SkyTeam, de la que Aeroméxico es miembro.

Aeroméxico y la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación indicaron que la conectividad se vería afectada en 35 rutas internacionales y 12 rutas domésticas, en especial los destinos internacionales que tenía Mexicana de Aviación, y que Aeroméxico ocupó: Londres, Buenos Aires, Caracas, Bogotá, Guatemala, Sacramento, Los Ángeles y algunas frecuencias de Madrid.

Actualmente Aeroméxico Connect opera de manera exclusiva alrededor de 30 destinos nacionales, entre ellos destacan la Ciudad de México, el Bajío, Durango, Chihuahua, Acapulco, Tampico, Ixtapa y Huatulco, entre otros.

Aeropuerto de Cancún

En Cancún y antes del acuerdo, personal de Aeroméxico llegó al Aeropuerto Internacional de Cancún minutos antes de la media noche, hora en que estaba pactado el estallamiento de huelga a nivel nacional.

El comisionado regional del Sindicato de Independencia de Aviación de Cancún, Pastor Roberto Copete Córdoba, estuvo acompañado de 12 sobrecargos. Sin embargo, a punto de declararse la huelga, la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) otorgó una prórroga de dos horas para determinar si se iba a huelga o no.

Ante la amenaza de huelga por el personal de Aeroméxico, elementos de la Policía Federal, Ejército y Seguridad Privada de Aeropuertos del Sureste (Asur) estuvieron al pendiente por cualquier situación que pudiera presentarse.

En tanto, el personal de Aeroméxico señaló que no estaba autorizado a dar ningún tipo de información, sólo informó que al igual que los medios, ellos se encontraban esperando.

De esta manera a las 23:44 horas, a través de las redes sociales y portales noticias, se daba a conocer que la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación dio una prórroga de tres horas para que la asamblea terminara de discutir la propuesta final, por lo que más adelante señalaron que la prórroga quedó en dos horas, informando que hasta las 02:00 horas de este sábado se determinaría si había huelga o no.

De igual manera indicaron que el hecho de que los sobrecargos y directivos de Aeroméxico hayan aceptado la prórroga de dos horas, era una señal de un posible arreglo.

Extraoficialmente trascendió que entre los mismos sobrecargos, trabajadores de tierra y pilotos estuvo circulando un vídeo donde se hacía un llamado general para que no se fueran a huelga.
Por el anuncio emitido por la ASSA, personal de la Secretaría de Trabajo se hizo presente en el aeropuerto de Cancún para dar fe de lo que ocurriera.

Finalmente, el personal de Aeroméxico permaneció a la expectativa en la sala de espera de la terminal aérea número dos del Aeropuerto Internacional de Cancún, en espera de lo que ocurriera. (Fuente: Sin Embargo/EFE)

Comentarios en Facebook

2 COMMENTS

  1. ESA EMPRESA ESTA PLAGADA DE PARASITOS DE SINDICATO. UNO DE TANTOS, ES EL FLOJO, VENDIDO Y TRAMPOSO PASTOR COPETE QUIEN SE LA VIVE CON PERMISOS SINDICALES PARA IR Y VENIR DE UN LADO A OTRO Y SOLO VELA POR SUS PROPIOS INTERESES Y LOS DE SUS AMIGOS Y COMPADRES. BUENO, TIENE AÑOS EN LA EMPRESA COBRANDO UN SUELDO QUE NUNCA DESQUITA POR QUE NI DOCUMENTAR A UN PASAJERO SABE.

  2. no había de otra… o lo aceptan o ya estaba lista la requisa…. se acabaron las presiones de sindicatos charros como éste… o se adecuan a la realidad del pais o se mueren como se murió mexicana…….

Comments are closed.