Liberan a presunto sicario detenido fortuitamente en Cozumel

Posted on julio 22, 2013, 11:51 pm
6 mins

COZUMEL, MX.- Descarada protección a sicarios. Cambiaron en la Procuraduría General de la República (PGR) del municipio de Cozumel, la responsabilidad respecto a la portación del arma de fuego que traían los dos sicarios capturados fortuitamente la semana pasada, puesto que se lo atribuyeron todo al menor de edad, beneficiando con ello al pistolero que realmente cargaba el arma calibre 9 milímetros, quien inclusive ya quedó en libertad por falta de cargos.

Ha trascendido que Mario López Chavarría de 17 años y José Miguel Uriostegui Leyva de 22 años, ambos originarios de Tecpan de Galeana del estado de Guerrero, sostuvieron un careo el domingo 21 de julio con los elementos de la policía municipal preventiva que los capturaron en la isla de Cozumel, desarrollándose la diligencia en el juzgado de distrito en Cancún en relación a la detención de los dos sicarios que llegaron al municipio de Cozumel a llevar a cabo la ejecución de un tirador o vendedor de drogas “chapulín”.

Fuentes federales revelaron que el domingo por la tarde, se sostuvo la diligencia respecto a este caso guardado celosamente por parte de la PGR en la isla de Cozumel, sin embargo, sólo Mario López Chavarría fue presentado como único responsable de cargar el arma de fuego de color negro de la marca Pietro Beretta modelo .92FS, patente Parabellum, calibre 9 milímetros con un cargador abastecido con 15 cartuchos útiles de la marca Águila y la cartulina con el narcomensaje de advertencia “Esto me pasó por chapulín, tienen 24 horas para alinearse o se los va cargar la verga”, mensaje que iban a dejar en el cuerpo del ejecutado tan pronto cometieran al homicidio.

Lo anterior se atribuye al cambio de argumento que se manejó desde el interior de la PGR en el expediente que se armó en el municipio de Cozumel, lo que dejó a José Miguel Uriostegui Leyva fuera de toda imputación y por lo consiguiente fuera de la cárcel.

En términos jurídicos, la PGR tuvo un término constitucional de 48 horas para determinar la situación jurídica de Mario López Chavarría y José Miguel Uriostegui Leyva, una vez que se los pusieron a disposición amaneciendo el 15 de julio mismo.

El 16 de julio en cruce de barco de cuatro de la tarde ambos sicarios fueron trasladados hacia Cancún desde el municipio de Cozumel para ser puestos a disposición del juez federal, donde los acusados tendrían la posibilidad de solicitar su ampliación del término constitucional de 72 horas (tres días) para aportar elementos a su favor e iniciar con el deshogo de pruebas, precisamente el domingo anterior cuando se supo que supuestamente Mario López Chavarría, era quien cargaba con la pistola y la cartulina con el narcomensaje, lo que en consideración de la fuente de la información ya lo puso con un pie fuera de la prisión por ser menor de edad, mientras que de José Miguel Uriostegui Leyva, nadie en el juzgado de distrito pudo precisar su ubicación porque aparentemente ya quedó en libertad al no haber ninguna imputación en su contra y “sin delito qué perseguir”.

El argumento manejado por el Ministerio Público Federal de la PGR de la isla de Cozumel, contrasta con el oficio 0079/2013 relativo a la puesta a disposición que hizo la policía municipal preventiva, en el que especifica que a José Miguel Uriostegui Leyva se le encontró en la cintura del pantalón la pistola calibre 9 milímetros abastecidas con 15 cartuchos lo que es un indicativo de que ya estaba listo para usarla en cualquier momento y a Mario López Chavarría la cartulina con el narcomensaje que dejarían en el cuerpo o a lado del ejecutado al que al parecer le venían siguiendo la pista; sin embargo, por el cambio de versión se les habrían dado las facilidades para obtener su libertad.

La captura de Mario López Chavarría y José Miguel Uriostegui Leyva, aconteció a las tres de la madrugada del 15 de julio cuando elementos de la policía municipal preventiva del municipio de Cozumel, dieron fortuitamente con ellos que circulaban a bordo de una motocicleta de color negro, marca Yamaha, modelo XTZ, con placa B82JT del Estado de Quintana Roo, conducida por Mario López Chavarría, trayendo de acompañante a José Miguel Uriostegui Leyva, que en su momento argumentaron pertenecer al Cartel de Sinaloa pero que entre la policía se desliza que pudiera ser de otro grupo que estaría intentando entrar a controlar la plaza de Cozumel para disputarla al grupo criminal “Los Pelones”. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook