Olvida General del Ejército sus lentes en un restaurante… ¡y manda a pelotón para recuperarlos!

1
18

img_1376721928_8c4cdf41698827e03f97
CANCÚN, MX.- El ‘olvido’ de un alto mando militar provocó una movilización que sorprendió a automovilistas y personas que circulaban la mañana de este viernes en la avenida Yaxchilán a la altura del restaurante “Bovino’s”.

Al ver las unidades militares se corrió el rumor de que se trataba de un cateo en el restaurante, pero momentos después, el gerente del mismo aclaró que “un general” había comido ahí la noche anterior y olvidó sus lentes; por lo que envió a sus elementos a recuperarlos.

Minutos después de las 8 horas de este viernes, automovilistas y personas que se encontraban por la avenida Yaxchilán a la altura del restaurante “Bovino’s”, se sorprendieron al ver una movilización de elementos del Ejército fuertemente armados.

De inmediato, en las redes sociales comenzó circular que el restaurante en cuestión estaba siendo cateado por los militares, pues incluso, se cerró momentáneamente el paso a los vehículos. Después de algunos minutos, los militares se retiraron pero el lugar había quedado abierto, funcionando de manera normal.

Al ver a medios de comunicación, el gerente del restaurante, Raúl Huerta Nicol, salió para explicar que la presencia de los militares había obedecido a que fueron a cumplir un “encargo” de un mando superior.

Y es que según el encargado del restaurante, el “general” fue a cenar la noche anterior y olvidó en el restaurante sus lentes, por lo que envió a sus elementos a recogerlos. Aunque les sobró movilización a los militares, armando semejante despliegue tan sólo para ir a buscar unos simples anteojos. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

  1. Se recuerdan con nostalgia aquellos tiempos en que el Ejército Mexicano era una Institución de hombres íntegros. Hoy, haciendo alarde de prepotencia y derrochando en forma estúpida los recursos que la Nación ha puesto no a su servicio, sino a su resguardo por estar al igual que ellos al servicio de La Patria; estamos viendo con gran tristeza a un número cada vez mayor de sátrapas uniformados.
    Es tiempo de cambiar a México… empezando por nosotros mismos, por nuestras casas y nuestros hijos, para garantizar una formación en valores con altos principios éticos y morales, que eviten que generaciones futuras tengan leer notas tan absurdas y funestas.

Comments are closed.