Presumen móvil pasional en la muerte de un hombre a balazos en Chetumal

0
41

CHETUMAL, MX.- Traumatismo craneoencefálico a consecuencia de dos impactos de bala fue la causa de muerte de la persona encontrada ayer en el interior de un domicilio de la colonia Adolfo López Mateos. Todo apunta a que el homicidio de “El Tony”, quien estuvo preso alrededor de un año en el Cereso, fue un crimen pasional.

Sin embargo, autoridades ministeriales continúan realizando las investigaciones pertinente para esclarecer los hechos, pues hasta el momento se desconoce el paradero de Víctor Hugo Madrigal Esquivel, propietario de la vivienda antes mencionada.

Con relación a los hechos, Sergio Javier Gómez Izquierdo, director de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, informó que de acuerdo con las características cadavéricas, el occiso fue ultimado entre las 11:00 y 13:00 horas del jueves.

Presento dos orificios de entrada, uno en la región frontal y otro a la altura del ángulo interno del ojo izquierdo. Hasta el momento no han determinado el calibre del arma con el que fue ultimada dicha persona, aunque todo parece indicar que se trató de calibre 22.

Detalló que el occiso, de aproximadamente 40 años de edad, no presentó signos de violencia y que los disparos que recibió en su frente fueron hechos de una distancia de poco más de un metro, pues indicó que la víctima estaba sentada en una silla de un comedor cuando recibió los impactos de bala en su frente.

Con relación a los hechos, la Policía Judicial del Estado trata de localizar a Víctor Hugo Madrigal Esquivel, propietario de la vivienda.

Datos aportados por vecinos del lugar informaron que la mañana del jueves, a eso de las 10:00 horas, observaron cuando llegó al domicilio número 504 de la calle Felipe Carrillo Puerto, entre Benjamín Gil y Ramón Corona, Rosa María, ex esposa de Víctor Hugo Madrigal Esquivel, a bordo de un automóvil tipo Chevy, de color blanco, y tres minutos después la mujer se retiró del lugar.

Los informantes señalaron que dos horas antes de que llegara Rosa María a la casa de Víctor Hugo Madrigal Esquivel, éste se encontraba en compañía de dos hombres, uno de aspecto de indigente que lavaba un automóvil y otro que raspaba los barrotes del cerco metálico del predio y que de acuerdo con las investigaciones es el hoy occiso.

También se informó que judiciales ubicaron dos vehículos que habrían sido utilizados por los asesinos en un taller denominado “El Chivo”, propiedad de Víctor Hugo Madrigal.

La Policía Judicial ha mantenido hermetismo en las investigaciones, y aunque las primeras pistas arrojan que se trató de un crimen pasional, esta versión aún no ha sido confirmada por las autoridades. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook