SÉPTIMO SUICIDIO EN COZUMEL: Joven de 21 años se cuelga de una hamaca

Posted on julio 02, 2014, 11:51 pm
4 mins

COZUMEL, MX.- Se cometió el séptimo suicidio del 2014 en Cozumel. Esta vez un joven de 21 años se quitó la vida colgándose de su hamaca en casa de unos tíos a donde se había pasado a vivir, se salió de casa de sus padres por problemas familiares.

Julio Israel Tun Herrera de 21 años de edad terminó con su existencia al ahorcarse con una hamaca en el interior de una vivienda ubicada en la 90 avenida con calle 8 Norte de la colonia Emiliano Zapata.

En el lugar donde fue encontrado muerto también se encuentra una tienda de abarrotes denominada “Sarahi” de sus tíos, la cual el ahora occiso atendía.
Los datos revelados por el comandante de la Policía Judicial, Ángel Ramón Vázquez, indican que este joven llevaba pocos días de vivir en esta casa a donde fue buscando apoyo, al haberse salido de la casa de sus padres por problemas familiares.

Los tíos del fallecido contaron a la policía que no se habían percatado que esta persona se había quitado la vida, hasta que al asomarse a la tienda pasadas las 11 de la mañana, se dieron cuenta que el establecimiento no estaba abierto, pese a que desde las 11 de la mañana debía estar operando; por ello decidieron averiguar qué ocurrió, siendo en eso que al acudir al cuarto donde dormía Julio Israel Tun Herrera lo vieron ahorcado con su hamaca.

En el lugar de la escena no se hallaron envases de bebidas embriagantes ya que el occiso no bebía, tampoco dejó carta póstuma, ni hizo mención a amigos o familiares que tomaría esa decisión como algunos hacen, confirmaron las autoridades.

Se le dio parte al servicio 066 que lo comunicó a la Policía Judicial, al Servicio Médico Forense (Semefo), y al Ministerio Público, que llegaron al lugar para realizar las diligencias propias de cada una de estas autoridades.

El cuerpo fue levantado por personal del Semefo que lo trasladó a sus instalaciones para realizarle la necropsia de ley y determinar la causa real de su muerte.

Durante la diligencia que hicieron las autoridades, estuvo Pablo Luis López, subdirector de Seguridad Pública, que a pesar de que el sitio se había acordonado adecuadamente, ordenó a sus agentes que delimitaran otro espacio para que la prensa no pudiera acercarse, y en tanto los elementos lo hacían, a manera de intimidar, se puso a fotografiar al reportero de este medio de comunicación con su teléfono celular.

Y es que Pablo Luis López se ha distinguido por su trato prepotente no sólo a la prensa sino a los mismos elementos, aunado a que no ha dado resultados en el cargo de subdirector operativo de Seguridad Pública, ya que los robos de motocicletas, a vivienda, asaltos, venta de droga en las calles, robos a comercios siguen sin freno, y sin que los culpables sean detenidos por falta de un adecuado trabajo preventivo, de hecho es más conocidos por sus desatinos y problemas que ha creado en la corporación. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)