JOVEN HÉROE EN VILLAS OTOCH: Muchacho de 19 años salva a dos niños de un incendio en una vivienda

Posted on noviembre 11, 2014, 11:55 pm
6 mins

CANCÚN, MX.- A sus 19 años de edad, Angel Jiménez se convirtió en un verdadero héroe en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso, al salvar a dos menores de dos y cuatro años de edad que se encontraban solos en su casa cuando se desató un incendio.

Al enterarse del incendio, elementos del Ejército acudieron al lugar como parte del plan DN-III-E de auxilio a la población y un médico atendió al joven que rescató a los menores, pues resultó con quemaduras de segundo grado en la espalda, sin que ameritara ser trasladado a algún hospital.

Los bomberos sofocaron el incendio con el apoyo de los vecinos y elementos de la Policía Municipal.
A las 11:45 horas del día de ayer, el número de emergencias 066 emitió el reporte de un incendio en la Región 259, manzana 102, lote 21, en la casa marcada con el número 14 del fraccionamiento Villas Otoch Paraíso.

Elementos del Cuerpo de Bomberos se trasladaron al lugar para atender el reporte, al igual que elementos de la Policía Municipal y cuando llegaron, los “tragahumo” se encargaron de atacar las llamas que consumían la vivienda ubicada en el segundo nivel.

Todos los vecinos se encontraban afuera asustados al ver que la casa era consumida por el fuego, pero entre ellos se encontraba un joven de 19 años que, momentos antes; se convirtió en un verdadero héroe.
Se trata de Angel Jiménez, de 19 años de edad, originario de Yucatán, quien arriesgando su propia vida entró a la vivienda donde se desató el incendio, para salvar a los menores Libni Ojeda Martínez, de cuatro años y Neitan Ricardo Galán Ojeda, de dos años de edad.

El arrojado joven se echó agua en el cuerpo y se cubrió la nariz y boca con un trapo y como pudo rompió la puerta de la entrada de la vivienda y logró entrar para sacar a los dos niños y evitar que tuvieran una muerte trágica al ser devorados por las llamas.

El menor de cuatro años resultó con una leve intoxicación por aspirar el humo, sin que ameritara ser trasladado a algún hospital, mientras que el joven que los rescató resultó con algunas quemaduras en la espalda.

Los vecinos y los policías municipales se coordinaron para ayudar a los bomberos y con cubetas llenas de agua hicieron una fila para poder apagar las llamas antes que se extendieran a las demás viviendas.
Cuando los cuerpos de emergencia estaban en pleno combate de la deflagración, llegó al lugar la menor Paulina Ojeda Martínez, de 14 años de edad, quien dijo a los policías municipales que había salido a buscar a un sobrino al jardín de niños, y al regresar a su casa se dio cuenta que se estaba incendiando y adentro estaban su hermano Libni y su sobrino Neitan Ricardo; a quienes dejó solos mientras iba por el otro menor.

Al lugar también acudieron elementos del Ejército como parte del plan DN-III-E de auxilio a la población, y un médico militar fue quien revisó al joven que había salvado a los niños, diagnosticando que presentaba algunas quemaduras de segundo grado en la espalda; sin que representaran un riesgo para su vida por lo que no fue trasladado a algún hospital.

El padre de los menores Julián Ojeda Reyes, de 48 años de edad, originario de Sinaloa, llegó al lugar corriendo cuando se enteró de que su casa se incendiaba, buscando desesperado a sus hijos, constatando que todos se encontraban bien gracias al vecino que se convirtió en un verdadero héroe.

En esta emergencia participaron 20 elementos del agrupamiento Fuerza de Reacción Inmediata (FRI) de la Policía Municipal, las unidades 942 y 914 del Cuerpo de Bomberos con siete elementos y el grupo de militares que arribaron posteriormente.

Aunque se desconocen las causas del incendio, los bomberos comentaron que, al parecer, el fuego había iniciado por un cortocircuito en una de las recámaras de la vivienda.

El fuego devoró dos colchones, dos camas individuales, una televisión, un ventilador, un librero, una cómoda, un dvd y varias prendas de vestir y ropa de cama; todo con un valor aproximado a los 15 mil 800 pesos, según refirió el propietario de la vivienda. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)