Denuncian a maestro por presunto acoso sexual a sus alumnas de quinto grado en OPB

Posted on septiembre 21, 2015, 11:52 pm
7 mins

LAGUNA GUERRERO, OTHÓN P. BLANCO, MX.- Padres de familia de la escuela primaria Benito Juárez, en la comunidad de Laguna Guerrero, interpusieron una demanda contra el maestro Erick Buenfil, quien impartía el 5º grado en dicho colegio, por el acoso hacia varias niñas, a quienes les pedía que fueran sus novias para que pudieran besarse.

La señora Consuelo Hernández Gómez platicó a este medio informativo, en una entrevista realizada a las afueras de la escuela primaria Benito Juárez de Tiempo Completo, en la comunidad antes mencionada, cómo sucedieron los hechos que dejaron al descubierto que no era la primera vez que el maestro Erick Buenfil acosaba sexualmente a las menores.

De hecho, confirmó que nadie sabía lo que sucedía con el maestro hasta que una menor, cansada y agobiada de quedarse por una semana sola con el maestro como “castigo” por no haber hecho la tarea, no aguantó el miedo que le generaba tal situación y prefirió hablar con su mamá. Al momento que la niña contó todo lo sucedido, otras niñas se armaron de valor y dijeron lo que el maestro les hacía.

Entre las insinuaciones que el maestro hacía, comentaron que cuando una niña se acercaba a él a pedirle permiso para ir al baño, éste contestaba: “¿Te acompaño?”. También, mencionaba mucho a las niñas que si podían ser sus novias para poder darles “besitos”. Incluso, en alguna ocasión, cuando dos niñas se quedaron en el salón a solas con él, éste cerró las persianas del aula, al igual que la puerta, y les hacía: “Pssst pssst”, en plan de acoso.

“Yo llegué y le dije al maestro que si le podía dar permiso a mi hija de salir a las 2 de la tarde porque tenía que salir y no tenía con quien dejarla, y me dijo que sí. Mi hija se acercó al maestro a preguntarle qué le había dicho y le dijo a mi hija: ‘Que ya eres mi novia y que ya puedo darte besos’. Pero no nada más eso, sino que todos los días que le llevaba tarea al maestro le decía: ‘¿Cuándo vas a ser mi novia para que te pueda dar besos?’”, relató la señora.

En una ocasión -contó doña Consuelo-, unos niños no hicieron la tarea y los regresó a la casa. Mi hija llegó hizo la tarea y se regresó a la escuela. Pero, la mamá de otra niña se molestó por la irresponsabilidad de su hija, por tanto acudió con el maestro y le dijo que la castigará toda la semana quedándose un tiempo extra haciendo la tarea.

“Entonces, la niña se sintió espantada de que se iba a quedar a solas con el maestros y le pidió a mi hija que no la dejara sola que se quedara con ella. Mi hija se quedó acompañarla y estando ellas en el salón cerró la puerta, la ventana y les hacía pssst pssst, tratando de intimidarlas. Fue cuando la niña tuvo miedo y no quiso estar a solas una semana con el maestro y decidió hablar con su mamá”, relató la señora Consuelo Hernández López a este medio informativo.

Una vez que sucedió todo eso, varias niñas comentaron que a ellas les habían sucedido lo mismo, que el maestro les habían faltado al respeto diciéndoles que cuando querían ir al baño y pedían permiso el profesor Erick Buenfil les preguntaba que si las podía acompañar, incluso el acoso no era sólo a niñas, sino también a niños.

Dijo que el profesor en mención hasta la semana pasada dio 5° de primaria. El curso escolar pasado dio sexto y las niñas que ya egresaron dijeron que ellas les tomaba fotos y les decía que estaban bonitas y que eran sus “amores”.

La madre de familia entrevistada por este medio dijo que cuando cuestionaron al maestro lo negó y dijo que las niñas eran unas “chismosas” y que estaban enojadas porque anteriormente las habían mandado de regreso a su casa para hacer la tarea que no hicieron.

Hernández López dijo que varios padres de familia se organizaron y acudieron a la comandancia del poblado de Calderitas, donde interpusieron una demanda en contra del profesor por abuso sexual en contra de las estudiantes.

“Ahorita vamos a estar yendo a dar nuestra declaración de tres en tres a la comandancia de Calderitas para que puedan proceder”, dijo la madre de una de las niñas afectadas.

Mientras tanto, las autoridades de la Secretaría de Educación y Cultura del Estado dijeron que iban a investigar el caso a fondo y que mientras tanto, el maestro quedaría fuera de la escuela y en su lugar pondrían a una maestra.

Finalmente, la madre de familia exhortó a las autoridades a tomar cartas en el asunto, además de que piden que el docente no quede frente a grupo de otra escuela, pues consideran que no es apto y que en otra institución puede lastimar psicológicamente a otras menores. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook