Bloquean acceso a comunidad ‘Miguel Hidalgo’ en reclamo de atención médica básica

0
24

MIGUEL HIDALGO, BACALAR, MX.- En demanda de que se les asigne un médico titulado y una enfermera, alrededor de 500 habitantes de la comunidad cerraron la carretera estatal que conduce a los antiguos campamentos de exrefugiados guatemaltecos por espacio de 8 horas, debido a que desde hace más de 20 años carecen del servicio.

El bloqueo de la carretera estatal, la cual se encuentra a 18 kilómetros y medio de la ciudad de Bacalar, ocurrió desde las cinco de la mañana, cuando cerraron tanto la entrada como la salida de la comunidad, sin embargo, a los profesores rurales procedentes de Bacalar y de la capital del estado se les permitió pasar, pero no continuar con su viaje para llegar a sus escuelas, por lo que tuvieron que estacionar sus vehículos en el parque.

Lo mismo sucedió con el jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número Uno, Francisco Lara Uscanga, quien acudió a negociar con los habitantes de la comunidad, sin embargo, el subdelegado municipal, Mario Perera Maza, afirmó que no tienen nada que hablar con el funcionario, ya que desde hace un par de años que los está “engañando”, pues hasta la fecha no les ha cumplido su petición.

Ante la nula respuesta de las autoridades de la Secretaría de Salud, la situación se puso tensa al grado de no dejar pasar a nadie, aunque algunos lograron burlar el filtro de seguridad y caminaron tres kilómetros y medio para llegar a la carretera federal Chetumal–Cancún.

El subdelegado de la comunidad, Mario Perera Maza, aseguró que los habitantes del poblado ya están cansados de promesas, pues primero les dijeron que para registrar la Casa de Salud y convertirla en Centro de Salud debían ser 300 habitantes, luego 600, posteriormente mil y actualmente 2 mil 500 habitantes, “por lo que entiendo que nunca van a cumplir”.

Afirmó que poblaciones con menos número de habitantes en la zona de Bacalar cuentan con un Centro de Salud, mientras que en Miguel Hidalgo aún tienen Casa de Salud, por lo tanto, el servicio de atención a los habitantes es precario por la falta de doctores, además el abasto de medicamentos es deficiente.

Son más de 20 años de insistencia por parte de los diferentes representantes que ha tenido el ejido, y a la fecha señalan que siguen sin alcanzar el registro de su Centro de Salud, cuando ya tienen un censo que supera a los mil habitantes, en su mayoría niños, jóvenes y adultos mayores.

Expresó que desde hace un mes se quedaron sin doctora, pues quien brindaba sus servicios médicos en el poblado era una pasante que, de acuerdo con Perera Maza, terminó su servicio social y dejó la comunidad.

Perera Maza señaló que en el caso de las medicinas, “a nosotros no nos traen directamente porque no tenemos registrado nuestro Centro de Salud, y muy de vez en cuando nos llega el medicamento, o si no tenemos que quedarnos con lo que sobra del Centro de Salud de Caanlumil, que es la comunidad más cercana”.

Expresó que tienen documentos que datan desde el 2010 en los que han solicitado de manera oficial un médico y una enfermera con título y cédula profesional.

Por su parte, el comisariado ejidal, Roberto Moreno Castellanos, afirmó que se unió a toda la comunidad para realizar la manifestación pacífica y confirmó que algunas personas entraron y no han podido salir.

“Lo que estamos pidiendo al titular de la Sesa es un médico, una enfermera y medicamentos”, pues dijo que no es posible que la comunidad no tenga el servicio de salud, ya que hay muchas personas enfermas que necesitan una atención médica y no la tienen, motivo por el cual dos personas han perdido la vida.

Por su parte, la presidenta del Comité de la Casa de Salud, Dulce Karina Perera Maza, afirmó que actualmente no cuentan con energía eléctrica en la Casa de Salud, porque no tienen presupuesto para bajar el servicio y, por ende, mucho menos para la construcción de un Centro de Salud.

Asimismo, dijo que cuando alguno de los habitantes de Miguel Hidalgo se enferma tiene que trasladarse a Bacalar a gastar el poco dinero que se tiene.

Perera Maza señaló que desconoce la razón por la cual ha sido marginada su comunidad de los servicios de salud, pues ya tiene el número suficiente de habitantes para merecerlo, además que tienen derecho a la salud.

Por otra parte, habitantes de las comunidades de Caanlumil y Maya Balam se comprometieron a apoyarlos en caso de que no se solucione la demanda de los pobladores, pero consideraron que es sencilla, además de que piden lo justo.

Después del mediodía ya se había unido a la manifestación la totalidad de los habitantes, que impedía la entrada y salida de los conductores de vehículos que pasaban por la carretera. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook