Enrique Peña Nieto en ‘modo pasmado’ frente a Trump | Por Raúl Caraveo Toledo

1
15

No le temo a Donald Trump pero sí a la errática reacción del Presidente Enrique Peña Nieto y su equipo timorato y mediocre que ni siquiera reacciona solo espera…

 

Por Raúl Caraveo Toledo       @raulcaraveo

El Gobierno de la República en éste momento no está preparado para ni siquiera defender a los 2 o 3 millones de connacionales que serán deportados más los aproximadamente 800 mil jóvenes dreamers (beneficiados con el plan Daca de 2012), tampoco ha demostrado contar con una estrategia o, al menos, estar diseñando el plan. No hay presupuesto, los consulados habrán de trabajar horas extraordinarias y montaran consulados ambulantes, itinerantes o sobre-ruedas, igual que siempre. Nada extraordinario. Nada.

Miles de connacionales con sus familias quedarán desunidos y en riesgo permanente. Las ciudades fronterizas como por ejemplo Ciudad Juárez, Tijuana, Nogales, Acuña, Nuevo Laredo, Piedras Negras, etcétera; quedarán en plan de contingencia humanitaria, la delincuencia crecerá como nunca antes.

La industria del narcotráfico crecerá por la oportunidad que representa un ejército de voluntarios dispuestos a todo, luego entonces crecerá el ingreso de drogas al vecino país del norte; no olvidemos que la pagan en dólares en efectivo de aquel lado y la devaluación del peso hace más atractivo el negocio así como la reciente legalización del consumo de mariguana en nuevos estados. El futuro inmediato es complejo sale de cualquier contexto, marca nuevos escenarios inéditos.

México involuntariamente estará exportando parte de nuestra violencia y corrupción a los Estados Unidos. La tensión va a crecer más por la inflamación de los grupos antiinmigrantes, Ku klux klan, neonazis y otros. El Gobierno de los Estados Unidos no podrá contener la violencia, el narcotráfico y la tensión. Si podría considerarse una situación de guerra racial controlada, encapsulada en la frontera.

El arribo de Donald Trump a la Casa Blanca no fue previsto por miles de analistas especializados pues no contaron con la información o sensibilidad para interpretar el sentir de millones de norteamericanos que han disminuido su nivel de vida; los medios solo repitieron un script de ensueño a favor de Hillary Clinton pues representan a los grandes consorcios y están cooptados por el pago.

Hoy ni los analistas del equipo de transición de Trump se imaginan el colapso social y económico que se está comenzando a gestar en sus narices y en su frontera y que tendrá efectos inmediatos. No todos los inmigrantes que serán expulsados son mexicanos, en esa deportación masiva se vendrán centro y sudamericanos, de medio oriente así como de otras nacionalidades.

A partir de la invitación del Presidente Enrique Peña Nieto a Donald Trump para su relanzamiento, la popularidad de Peña Nieto siguió bajando, con el triunfo de Trump se acentúa su descenso; hoy dos encuestas serias anotan que su aceptación apenas está al 24% y su rechazo es mayor al 70%. (No les creo estoy seguro que el rechazo es mayor por mucho)

A partir de los dos momentos anteriores el Gobierno Federal quedó literalmente pasmado, desconcertado, Peña Nieto perdió la hoja de ruta y no contaba con un plan alterno, el pasado ya no importa. Las declaraciones y el actuar de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Hacienda son el más claro ejemplo así como el actuar del embajador de México en Washington.

Hasta hoy nada contundente, no hay declaraciones certeras, firmes, no hay propuestas concretas, ni siquiera el solicitar a todos los mexicanos consumir productos nacionales, generar una cultura de consumo interno feroz –como los alemanes- como una campaña nacional destinada a salvar nuestro mercado, nada. Mucho menos la reactivación de tratados con países europeos para asociarnos en la generación de infraestructura y energéticos; un ejemplo, el viejo plan de construir un canal de Coatzacoalcos a Salina Cruz; así hay muchos planes enterrados en el olvido o la ignorancia. Esta coyuntura bien utilizada podría servir para abrirnos ante el mundo no depender de un solo socio comercial al 80%, fortalecer nuestra industria nacional y el mercado doméstico.

Nada de lo anterior podrá pasar mientras el Presidente Enrique Peña Nieto y su equipo timorato reaccionen con temor y sin planes alternos; las opciones y respuestas no van a venir del vecino del norte.

En varias ocasiones en éste espacio mencionamos que los índices de aprobación-aceptación del Presidente Peña Nieto tan a la baja y en descenso no le permitirían gobernar, y lamentablemente está ocurriendo.

Hoy las preocupaciones del gabinete y sus “periodistas-líderes de opinión” son el futuro personal de algunos funcionarios de alto nivel y de los Gobernadores sátrapas, que si los encarcelan o los protegen, que si robaron 40 mil 35 mil o más millones de pesos que el otro; que si Donald Trump ¡bajo de huracán a tormenta tropica! (sic. Dicho por el mismísimo Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México)

Aún nos quedan dos años más y con los que tenemos que arar la verdad que da mucho miedo.

Gracias por su lectura y recomendación en Facebook y twitter.

 

@raulcaraveo

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX, profesor de diversas instituciones privadas y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.tmj.mx   www.gobernantes.com   www.revistadigitalqr.com..mx www.todoincluidolarevista.com www.noticaribe.com www.pedrocanche.com y en Chicago www.laprensaus.com

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

  1. Estarán locos los que atiendan este llamado. ¿Quien va a seguir a un pendejo que solo ha hundido al país. La economía está por los suelos. Cada día se encarecen mas las cosas. Los sueldos son de hambre. La violencia está en todo su apogeo. Las violaciones a las mujeres. Los secuestros de mujeres. Los asesinatos de mujeres. Los asaltos a transporte publico. Si no entregan sus pertenencias, los matan. Los asaltos a casas. Los descuartizados. Los asesinatos en todos los estados. Los gobernadores ladrones y corruptos. La falta de empleos. Por eso se van los migrantes. En méxico, el gobierno ha resultado ser solo un pendejo en todos los aspectos. Peña Nieto es un buey, un pendejo, un inútil. Un entreguista. Ya vendió lo poco que quedaba del país. Lo ultimo han sido los ingenios azucareros. Despues de esto, inmediatamente subio el precio del azucar. Ahora quiere preocuparse por los repatriados, cuando en todo lo que va del sexenio, jamás ha hecho nada. El precio del dolar cuando entró hace 4 años, era de 12 pesos. Ahora es de 21 pesos. Casi el 100 porciento de devaluaciín. Con todo esto y más, ¿quien va a seguir a este pendejo como líder? El pueblo estaría más pendejo en caso de hacerle caso. Las fuerzas armadas, solo han demostrado que están para masacrar al pueblo. Para eso están unidas, pára hacer carnicería. ¿Que se ha logrado con que el ejército y la policia federal patrullen las calles, si cada dia aparecen muertos, asaltados, levantados, etc.? Corrupción, Latrocinio, Idiotez, Inutilidad. Pendejez, etc, es lo que Peña Nieto tiene y lleva en la frente como signo de que es un animal: Un Buey.

Comments are closed.