LA DERROTA TERRITORIAL DE QR: Falta de interés de gobiernos estatales y desidia del Senado y SCJN, responsables de la pérdida de la zona limítrofe con Campeche

1
2
En algún lugar de la selva. el Punto Puc, límite imaginario entre Campeche y Quintana Roo.
En algún lugar de la selva. el Punto Put, límite imaginario entre Campeche y Quintana Roo.

Por Julio César Solís

CANCÚN, MX.- Quintana Roo dio por perdida la batalla legal por la superficie territorial situada en los límites con Campeche. Es decir, son 4 mil 800 kilómetros cuadrados lo que la entidad dejó en manos del vecino estado. 

Y no sólo eso, Quintana Roo ya no tendrá frontera con Guatemala.

Factores como la falta de interés de los gobiernos estatales de Joaquín Hendricks Díaz (1999-2005); Félix González Canto (2005-2011), y Roberto Borge Angulo (2011-2016), los cuales no dieron seguimiento jurídico al tema, así como la desidia del Senado de la República y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quienes se echaron la bolita, repercutieron en la derrota legal del estado en el reclamo de lo que consideraba su territorio.

El litigio inició en 1997, durante la administración estatal de Mario Villanueva Madrid (1993-1999), luego que el Congreso de Campeche creó mediante decreto el 31 de diciembre de 1996 el municipio de Calakmul.

Situado al sureste de Campeche, Calakmul colinda al este con Quintana Roo, específicamente con los municipios de Othón P. Blanco, José María Morelos y Bacalar.

El gobierno de Mario Villanueva, apoyado por los entonces presidentes de los Poderes Legislativo y Judicial, Carlos Cardín Pérez y Joaquín González Castro, respectivamente, interpuso una Controversia Constitucional bajo número 9/97 ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con el alegato de que parte del territorio incluido en el municipio de Calakmul era propiedad de Quintana Roo.

La disputa con Campeche involucró el control sobre una franja territorial de 4 mil 800 kilómetros cuadrados; adicionalmente, se interpuso una Controversia Constitucional marcada con el número 13/97, en la que Quintana Roo peleaba 5 mil 400 kilómetros cuadrados con Yucatán. 

En total, más de 10 mil kilómetros cuadrados estaban en juego.

E 3 junio de 2013, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sepultó las esperanzas de Quintana Roo, al determinar que existe imposibilidad jurídica para solicitar al Senado de la República que remita al Poder Judicial los expedientes originales y sus anexos de la Controversia Constitucional 9/97.

Hoy, el Gobierno de Quintana Roo, mediante el secretario de Gobierno, Francisco López Mena, reconoció que el asunto está perdido. La guerra legal llegó a su fin.

Tema era una ‘papa caliente’, Jorge González Durán

Consultado sobre el asunto, el periodista Jorge González Durán, quien plasmó el conflicto limítrofe en su libro “Las Razones de Quintana Roo”, explicó que durante la era de Mario Villanueva se realizaron diversos trabajos que avalaron los motivos de la demanda de Quintana Roo.

Fue así que se comenzaron una serie de estudios para sustentar las pruebas documentales e históricas de que la franja pertenecía a Quintana Roo, entre los que se encuentran los realizados por el Instituto de Estudios Jurídicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).  

“Fue en el gobierno de Mario Villanueva, cuando vinieron especialistas y se contrataron incluso los servicios del Instituto de Estudios Jurídicos de la UNAM, del Instituto de Estudios Históricos, del Instituto de Estudios Geográficos, vinieron especialistas de los más altos niveles a asesorar y apoyar a Quintana Roo, hicieron trabajos que se presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, avalando las razones de Quintana Roo”, señaló.

Como parte del lento avance del proceso legal, la SCJN remitió en 2005 el expediente al Senado de la República, para lo que incluso se llevó a cabo una reforma constitucional y de esa forma el Senado asumió la facultad de resolver conflictos limítrofes.

Sin embargo, la Cámara Alta no atendió el tema y en 2012 envió de vuelta la facultad de resolver conflictos limítrofes a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Posteriormente, los Senadores mandaron a archivar el expediente como asunto concluido, a pesar de no haber dado resolución a favor ni en contra de alguna de las dos entidades, manteniéndose el actual estado de hechos.

La orden para archivar el conflicto limítrofe entre Quintana Roo y Campeche fue del entonces presidente del Senado, el panista Ernesto Cordero Arroyo –cercano a Felipe Calderón-, sin que se le haya dado una resolución y sin tener ya facultad para tomar decisiones en la materia.

En ese sentido, Jorge González Durán expuso que en el Senado ‘durmió el sueño de los justos’ al darse por concluida la pugna, una papa caliente que ni Congresistas ni Ministros de la SCJN quisieron abordar.

“En el Senado ‘durmió el sueño de los justos’, porque tenía que haber nombrado una Comisión de Límites para estudiar y dictaminar al respecto, esto de acuerdo con la ley, y ningún Senador por Quintana Roo se preocupó por que se creará esa comisión. Era un papa caliente, nadie quería abordar el tema”, puntualizó.

Dijo que la Corte puso como argumento que el Senado nunca devolvió los expedientes que contenían toda la información sobre el conflicto; y en respuesta, el senador panista Ernesto Cordero aseguró que los archivos se habían perdido.

Es decir, ambas instancias se lavaron las manos.

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación dijo que el caso de límites entre Campeche y Quintana Roo se iba a archivar porque el Senado nunca les devolvió los expedientes a la Suprema Corte. La respuesta de Cordero fue que no encontraron los archivos, que se habían perdido, se habían traspapelado, en fin, que por eso no se lo enviaron a la Corte y ésta se lavó las manos y archivó el tema”, recordó.

Expresó que al quedar las cosas como están el estado de Campeche se quedó de facto con los casi 5 mil kilómetros de territorio, de los que se apropió en diciembre de 1996 con la creación del municipio de Calakmul.

“En ese ir y venir Quintana Roo se ha quedado sin casi 5 mil kilómetros cuadrados, que forman parte del municipio de Calakmul y lo peor es que dentro de esa franja estaban nuestros límites con Guatemala, ya sólo hay frontera con Belice”, precisó.

Apuntó que el Gobierno de Quintana Roo durante Joaquín Hendricks Díaz, Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, nunca se preocupó por darle seguimiento al caso y lo mismo pasó con los Senadores que representaban a la entidad.

Jorge González refirió que algunos medios de comunicación publicaron sobre la existencia de un anteproyecto de la SCJN que daba la razón a Quintana Roo, no obstante, el asunto misteriosamente se turnó al Senado, ya que los conflictos limítrofes no los quiso tratar ninguna instancia. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

  1. Y el presidente de la Comisión de Asuntos Limítrofes de Quintana Roo es…. (retumbe de tambores) Raymundo King de la Rosa (PRI). No se puede decir que es el único responsable, pero sí que es el "actual" responsable.

Comments are closed.