SECUELAS DEL CASO BARCOS CARIBE | BAJA 40% AFLUENCIA DE PASAJEROS EN EL CRUCE PLAYA-COZUMEL: Prevalece fuerte vigilancia y aparente calma en zona turística tras alerta de seguridad de Embajada de EU

Tras el percance del pasado 21 de febrero y amenazas de presuntas ‘bombas’ en las embarcaciones de la empresa vinculada al ex Gobernador Roberto Borge Angulo, es evidente que se reforzó la presencia policiaca en la terminal marítima de Playa del Carmen

Posted on marzo 03, 2018, 1:21 pm
4 mins

Por Julio César Solís | Fotos: Gonzalo Zapata | Enviados especiales

PLAYA DEL CARMEN, MX.- A poco más de 36 horas de que la Embajada de Estados Unidos diera a conocer una alerta de seguridad para viajeros en general y para empleados de su gobierno para que usen transbordadores turísticos entre Playa del Carmen y Cozumel, la afluencia de pasajeros en esta ruta ha disminuido un 40 por ciento aproximadamente, de acuerdo con estimaciones de trabajadores de las empresas Ultramar y México Waterjets, las dos navieras que siguen prestando el servicio tras la suspensión de la empresa Barcos México.

Mientras tanto, en la zona turística de Playa del Carmen, a unos días de la explosión en el barco ‘Caribe I’ de la naviera Barcos Caribe,  momentos después que atracó en el muelle de este polo turístico, prevalece una aparente calma.

El módulo de Barcos Caribe en Playa del Carmen permanece abierto al público, aunque no expende boletaje y, en cambio, la compañía colocó un aviso para los usuarios en los que explica los motivos de la suspensión del servicio.

Tras el percance del pasado 21 de febrero y amenazas de presuntas ‘bombas’ en las embarcaciones de la empresa vinculada al ex Gobernador Roberto Borge Angulo, es evidente que se reforzó la presencia policiaca en la terminal marítima de Playa del Carmen.

En tanto, los trabajadores de locales se mantienen en alerta ante cualquier eventualidad que pudiera presentarse.

Esto, un día después que el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió una “alerta de seguridad” en la que prohíbe a los empleados del gobierno de ese país usar los ferries de la ruta Cozumel-Playa del Carmen y deslizó que el estallido del 21 de febrero en una de las embarcaciones de la empresa Barcos Caribe fue por un “artefacto explosivo”.

Ayer, esta alerta tuvo sus primeras consecuencias cuando la naviera Princess Cruises anunció que, para evitar riesgos, suspendía todos los tour que implicaran el uso de transbordadores hacia la isla de Cozumel, al tiempo que solicitaba a los turistas no usar los barcos turísticos entre Cozumel y Playa del Carmen.

Mientras, el módulo de Barcos Caribe permanece abierto al público, aunque no expende boletaje y, en cambio, la compañía colocó un aviso para los usuarios en los que explica los motivos de la suspensión del servicio.

“Barcos Caribe suspende operaciones a partir del día domingo 25 de febrero por mandato de la SCT por ‘carecer’ de seguros y certificados estatutarios vigentes”, señala el documento fechado el pasado sábado 24 de febrero.

Los rondines de elementos de la Policía Federal (PF), así como de personal de la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito (DGSPyT), son notorios en las áreas aledañas al muelle y, en la zona de abordaje, oficiales armados de la PF resguardan la seguridad de los viajeros.

De igual forma, efectivos de la Marina Armada de México llevan a cabo recorridos por el lugar. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)