Reconocen que es grave la presencia de turismo sexual en destinos del Caribe

Posted on agosto 14, 2019, 9:45 pm
3 mins

Por Leslie Gordillo

Advertisement

CANCÚN, MX.- En el Caribe mexicano se siguen presentando graves problemas relacionados con el turismo sexual infantil, por lo que urge que más hoteles y agencias de viajes se sumen a las capacitaciones para detectar y denunciar casos, resaltó Norma Elena Negrete Aguayo, coordinadora de la red Ecpat (End Child Prostitution and Trafficking).

Norma Elena Negrete Aguayo, coordinadora de la red Ecpat (End Child Prostitution and Trafficking).

Contó que apenas el año pasado iniciaron con un diagnóstico en playas, antros, spas y hoteles, en donde había señalamientos directos de la existencia del problema en todas sus ramas y es grave, con utilización de niños muy pequeños, incluidos bebés, en pornografía; incorporación en la prostitución y explotación sexual, así como uso de tecnologías vulnerado por el crimen organizado para engancharlos y explotarlos, aunque se dificulta tener cifras por la falta de la denuncia.

“Lo importante no es solamente un sello o un distintivo que diga “No se vale”, lo importante es que tienen protocolos al interior de hoteles y espacios turísticos para que tengan pasos certeros a seguir cuando detectan alguna situación de violencia hacia niñas, niños y adolescentes, vinculado a la explotación sexual”, puntualizó en entrevista al término de la presentación del protocolo municipal contra la violencia en niñas, niños y adolescentes.

La industria turística, reconoció, es generadora de estos hechos, pero también puede ser un actor activo en la prevención y están trabajando a través de certificaciones internacionales para la prevención de los delitos.

Ya se han certificado a tour operadores, como TUI y Lomas Travel, quienes son el primer filtro, así como grandes cadenas hoteleras y centros de hospedaje pequeños que también lo necesitan, entre ellos: la cadena RIU, Royalton, Atelier, más de 12 hoteles en Riviera Maya que están todo el año con ocupaciones elevadas, entre otros.

Además, dijo, el trabajo se extiende también a las regiones, en donde directamente se va a las escuelas, sobre todo secundarias técnicas y preparatorias, para que sean los propios jóvenes los que eviten ser víctimas de estos casos.

La realidad, añadió, es que hay menores vulnerables porque se la pasan todo el día solos, mientras sus padres trabajan en el sector turístico, pero también menores nacionales e internacionales, que llegan con engaños para ser explotados. (Noticaribe)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)