Frenan inversiones por temor a la nueva Ley Federal de Extinción de Dominio

Posted on septiembre 10, 2019, 7:22 pm
3 mins

Víctor Manuel Peña Briseño.

 

Agencia Reforma

GUADALAJARA, MX.– Por temor a perder sus bienes patrimoniales, desde la entrada en vigor de la nueva Ley Federal de Extinción de Dominio, empresas e inversionistas han frenado proyectos de crecimiento.

Incluso han buscado llevar su capital a otro país, aseguró el jurista Víctor Manuel Peña Briseño.

Dicha ley permite que bienes cuya legítima procedencia no pueda acreditarse y estén relacionados con investigaciones derivadas de delitos graves puedan ser reclamados por el Estado aún sin haberse dictado una sentencia.

Esto ha generado un clima de incertidumbre y temor en el País respecto a la seguridad de la propiedad privada, sin embargo, aunque sí hay cambios en la legislación, la extinción no es nada nuevo y existe como ley federal desde el sexenio de Felipe Calderón.

Además, la venta de los bienes reclamados antes de la sentencia no aplicaría en todos los casos, explicó el abogado de Peña Briseño, Peña Barba, Palomino Abogados.

“La desinformación o el terrorismo que ha ocasionado esta nueva ley ha ocasionado muchísima fuga de capitales”, dijo.

“Muchísimos de nuestros clientes han frenado sus inversiones, otros están tratando de sacar su dinero o ya lo sacaron del País y otros han frenado sus inversiones inmobiliarias, prácticamente todos nuestros clientes han frenado sus inversiones nuevas en empresas en crecimiento”.

Descartó que la ley ponga en riesgo la propiedad privada en México salvo que provenga de una actividad ilícita o que haya sido utilizada para realizar delitos como secuestro, terrorismo o trafico de estupefacientes.

“Bajo ciertas circunstancias cierto tipo de bienes pueden ser dispuestos por el Estado (…) antes de que haya sentencia. Se ha dicho que esto va a suceder en todos los casos, no es cierto. El Ministerio Público tiene que justificar la necesidad de esta medida”, detalló.

“(Por ejemplo), si los bienes son perecederos habrán que venderse y luego el producto se va a un fondo esperando la finalización del juicio; bienes fungibles, esto es bienes que se puedan intercambiar, como el dinero (…), bienes que sean muy caros sostener su custodia, por ejemplo, animales exóticos”. (Agencia Reforma)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)