Exigen disidentes del STPRM recuperar bienes por un billón de pesos que usufructuó Deschamps

Posted on octubre 22, 2019, 11:06 am
6 mins

GUANAJUATO, MX.- Además de impugnar el nombramiento de Manuel Limón Hernández como sustituto del dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores Peroleros de la República Mexicana (STPRM) Carlos Romero Deschamps, disidentes del sindicato oficial que conformaron la Coalición nacional de trabajadores petroleros demócratas pretenden conseguir la devolución de numerosos bienes adquiridos para el sindicato, que están en posesión de colaboradores del círculo del ahora exdirigente, publicó Proceso.

“Vamos por la recuperación de todas las propiedades; refugios, cooperativas, inmuebles que se han privatizado en beneficio de la representación sindical”, dijo Juan Carlos Chávez González, integrante de la Coalición nacional demócrata.

Recordó que después de la caída de Joaquín Hernández Galicia, La Quina y la ascensión de Carlos Romero Deschamps a la dirigencia, se reportaban 36 constructoras y 70 tiendas de consumo del sindicato que fueron financiadas con las ganancias que generaron las primeras.

“Calculamos que como beneficio de la renta de propiedades y los negocios que se han venido fundando a través de recursos y aportaciones, como beneficios de los contratos colectivos de trabajo y el fondo de vivienda, Romero tendría que responder por un billón de pesos de estos años”, dijo.

Chávez González informó a Apro que este fin de semana en la Ciudad de México, representantes de las planillas que demandaron la nulidad de las elecciones en las 36 secciones del STPRM se reunieron para conformar la Coalición nacional de trabajadores petroleros demócratas, misma que procederá a impugnar la renuncia de Romero y la designación del diputado Limón Hernández como dirigente interino.

“Estamos trabajando para construir una organización sindical capaz de defender sus derechos, condiciones de trabajo, salarios y prestaciones”, dice un documento en el que la Coalición resumió los primeros acuerdos.

Se trata, explicó Chávez González en entrevista telefónica desde Salamanca, de la unificación de la disidencia y de su organización para entrar a la disputa por la dirigencia del STPRM, a fin de desplazar de una vez por todas a Romero Deschamps y su círculo.

“Lo primero es impugnar la designación de Limón. Su asunción al cargo de secretario general es una violación a los estatutos, porque debió quedar el suplente de Carlos Romero. Pero extrañamente, en la toma de nota que en el 2018 se le dio anticipadamente a Romero, éste no incluyó a un suplente en el documento formal.

Según los mismos estatutos del sindicato, en caso de no haber suplente del secretario general ─como así ocurre─ quien debe quedar en su lugar es el secretario del interior “pero Limón era secretario tesorero, no secretario del interior”.

Chávez González aclaró que a partir de la renuncia de Romero Deschamps corren 30 días dentro de los cuales se tendrán que realizar asambleas en las 36 secciones para ratificar o rechazar la renuncia y la designación de Limón, “pero hasta ahora no tenemos noticia alguna de que se estén realizando o convocando”.

“Si no ocurre así y no hay aceptación explícita por el 66 por ciento de los trabajadores, lo que tendría que pasar dado que la renuncia de Romero Deschamps es irrevocable, entonces se tendría que designar a alguien mediante el voto universal, directo y secreto”, según la actual Ley federal del trabajo.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social no cuenta aún con la notificación del SNTPRM sobre la sustitución de Romero Deschamps.

Según el integrante de la Coalición de trabajadores demócratas, se encuentran “en alerta máxima porque ─la dirigencia actual─ va a intentan violar nuevamente los estatutos. No hay asambleas, salvo que las estén haciendo de manera soterrada”.

Por ello, la coalición trabaja en unificarse primero y después generar un plan a corto y mediano plazo, para participar en las elecciones sindicales.

“La representación sindical no va a seguir abusando de los trabajadores, ni perdón ni olvido. Vamos por la dirigencia, pero también vamos por la recuperación de todas las propiedades”, insistió.

Los 26 representantes de la disidencia se reunirán a principios de noviembre para dar los siguientes pasos, tras la caída de Romero Deschamps. (Fuente: Proceso)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)