‘MARATÓN GUADALUPE-REYES’, UN RETO QUE NO TODOS LOGRAN ALCANZAR: Exceso de alimentos y bebidas puede provocar daños irreversibles a la salud

Posted on diciembre 12, 2019, 3:14 pm
3 mins

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Leslie Gordillo

Advertisement

CANCÚN, MX.- Se dice que fue en la década de los 90 cuando las festividades decembrinas fueron nombradas como “Maratón Guadalupe – Reyes”, supuestamente porque en la Ciudad de México se instauró un operativo de vigilancia con ese nombre, que iniciaba justamente con las peregrinaciones a la Basílica de Guadalupe el 12 de diciembre y terminaba al concluir el día de Reyes el 6 de enero.

Pero contrario a lo que es un maratón de verdad, en el que la meta es correr 42 kilómetros, lo que requiere de preparación física y buena salud, en este maratón en específico, la meta es llegar al mayor número de posadas posibles, entre otros festejos, en donde la comida y el alcohol son el principal ingrediente.

Y es que muchos no aguantan tantas fiestas, que se van acumulando entre Posadas, Navidad y Año Nuevo, además de las reuniones de trabajo, amigos, familia y lo que se acumule; las consecuencias por ello en la salud son una realidad, desde subir algunos kilitos, hasta sufrir intoxicaciones alcohólicas o terminar en urgencias.

“Por sobrecarga de alimentos, puede haber riesgos metabólicos, lesiones, indigestiones, reflujo, pueden acabar en emergencias. Con una congestión alimentaria se pueden poner muy mal… Podemos disfrutar estas fiestas pero no llegar a la congestión, recomendamos que se la lleven tranquilo”, explicó el Dr. José Manuel Sánchez Flores, coordinador de promoción de la salud en la Jurisdicción Sanitaria número 2.

Es ya una tradición muy arraigada en los mexicanos, con la que se justifican estos excesos de comida y alcohol, se busca ser el acumulador de más fiestas y en algunos casos tener la energía necesaria para llegar al festejo del 2 de febrero.

Por ello, es que los expertos en la salud insisten en la importancia de prevenir y si bien no se pueden evitar las fiestas, ni mucho menos prohibírselas, sí se debe de comer y tomar, con medida.

“La recomendación general no es la prohibición, es la porción, una porción de cada cosa y tomar un vasito con agua antes de cada alimento. En lo que respecta al alcohol, debe ser con la medida justa para cada quien”, resaltó el Doctor Sánchez Flores.

Lo cierto es que cuando se trata de celebrar no hay pretexto que alcance a los mexicanos si es acompañado de familiares y amigos. (Noticaribe)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)