El viajero del pasado: AMLO | Por Gilberto Avilez Tax

Posted on febrero 24, 2020, 12:44 pm
10 mins

Ayer, la Guardia Nacional, tan apreciada por el Caudillo de Macuspana por su conducta intachable y a prueba de actos de corrupción, en el Carnaval de Progreso se encargó de custodiar a un “mirrey” del mundo del espectáculo de tiempos del neoliberalismo en México y el Caribe mexicano: un famoso actor apodado “el diamante negro”. De inmediato, las redes se fueron contra esa clara muestra de continuidad de los viejos usos y malas artes de poner a disposición de influyentes, a los órganos del Estado. Las fotos que circulan en redes muestran al mirrey como un narquito dueño de la plaza custodiado por sus esbirros de la soldadezca. Menos de 24 horas después, el alto mando de la GN señaló que se sancionaría al culpable de haber dado la orden para escoltar al mirrey.

Otras cosas suceden en el mundo de imaginación de la 4T: días antes de que el Caudillo destituyera violentamente al Director del Instituto de Neurología por actos de corrupción, la gangrena corrupta que hace heder a la Conade y a la incondicional del Caudillo, Ana Gabriela Guevara, fueron minimizadas por el Caudillo. Hay de corruptos a corruptos, hay de decentes a muy decentes, dirá el Caudillo.

Lo cierto es que el mundo no se sustrae a lo que sucede en México con un Caudillo que piensa que la única verdad es él, él, como representante único y directo de la patria. En días recientes, Amnistía Internacional solicitó una reunión urgente al presidente por la “grave crisis de derechos humanos” en México. Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, expresó que:

“[…]es preocupante escuchar del presidente López Obrador discursos de menosprecio al rol de las personas defensoras de derechos humanos, o ver como la Guardia Nacional es utilizada para impedir el paso de personas migrantes y refugiadas, o que continúe con fallidas estrategias militarizadas de seguridad pública de administraciones pasadas ante la oleada de homicidios y feminicidios… en vez de evadir la responsabilidad y atacar a las personas y organizaciones que señalan la crisis que enfrenta México, le urgimos al presidente que se acerque a la sociedad civil para encontrar soluciones a esta grave situación y que ponga los derechos humanos como un eje central del resto de su sexenio”.¹

En menos de un año, la política migracionista del gobierno de AMLO pasó de una autonomía con los designios de Washington, a una genuflexión indubitable a lo que Trumpismo quiere para la frontera centroamericana de México, haciendo nugatorio el derecho de asilo para miles de centroamericanos. Además, se encuentra la falta de resultados en el trato de la violencia entre las mujeres y el feminicidio. Y si a esto le aunamos el recorte brutal de presupuesto, de 2019 a 2020, de al menos 20 programas de apoyo a la mujer destinado a la equidad de género, estancias infantiles, derechos humanos y prevención de la discriminación y apoyo al empleo.²

Es un Caudillo que no cree en la liberación femenina, de ahí que sea muy defendido por ex priístas. Nadie se llame a extrañeza cuando observen que los defensores más violentos y vitriólicos del Caudillo son los ex priístas reconvertidos al dogma del Caudillo. El proyecto de la 4T no es un proyecto, es la visión unipersonal de un Caudillo que solo quiso llegar al poder como sea. Por eso lo secundan ex priistas, duchos en pragmatismos sin ética. Morena es el Trumpismo nacional. Ellos son parte de la descomposición social, no la solución. La solución está fuera de los partidos, o en la libertad que nos da la plena democracia de las masas.

Es un caudillo del siglo pasado, alguien enamorado por los símbolos del poder, del autoritarismo que no está para la prensa libre y del presidencialismo sin pesos ni contrapesos. No entiende del mundo globalizado, de la sociedad del conocimiento, de las nuevas generaciones actuales, muy complejas y diversas a lo que fue él como miembro de las juventudes priístas. No es hijo del 68, por eso no entiende de una izquierda liberal y libertaria. El feminismo y las luchas de las mujeres es un discurso que no entiende ni entenderá jamás, está en jeroglíficos para él; tenemos a un viajero de 1970 en pleno siglo XXI. Ni los indios, a los que dice conocer por haber trabajado en el INI histórico hace 50 años, no son los mismos después de 1994 y de las luchas recientes por la tierra, por eso quiere emular a Echeverría con otro proyecto para el sureste: ahora no es Cancún, ahora es el Tren Maya y el Transístmico.

A un año de la llegada al poder de los supuestos izquierdistas, la polarización de la sociedad efectuada por los discursos de odio que se ven todos los días en “la mañanera”, han causado serios desbarajustes al proyecto de la 4T. Nada se puede hacer con la hibris del Caudillo.

Vale decir que han perdido el enorme potencial y bono político que tuvieron en su arrastre electoral con AMLO como candidato. El 9 de marzo es un síntoma de su caída libre.

En un año, en vez de llamar a todos los segmentos de la población (partidos políticos incluido), este gobierno federal se confrontó con empresarios (fueron los primeros en genuflexionarse, como siempre), con el mundo académico, con los campesinos y los indios que estuvieron en contra de sus consultas a los pueblos, con la “prensa fifí”, con la lucha feminista, y ahora con el INE. Han hecho de la política su coto cerrado, por eso execran de la “derecha” cuando, en verdad, la derecha está llamada para responder dentro del juego de la democracia.

A un año, estamos en las mismas del anterior sistema (¿o no es así?), la 4T desprecia a sus bases, es un hecho en casos patéticos como el de Yucatán, y AMLO no ha hecho nada y ni le interesa limpiar la pudridera del sistema de impartición de justicia en México. Por el contrario, solo desea hacer nugatoria la necesaria división de poderes, haciendo claudicar al poder judicial a sus intereses, y en el INE desean regresar a tiempos anteriores a 1990, cuando se creó el viejo IFE.

¿Que los feminicidios son producto del neoliberalismo? ¡Genial!, ¿ha hecho algo por desmontar la pesadilla neoliberal? ¡Para nada! El Tren Maya peninsular, el Transístmico, perpetuarán la barbarie, el ecocidio y el culturicidio galopante.

Algunos despertamos tarde del enamoramiento con el caudillo, pero no nos arrepentimos.

La 4T tuvo la oportunidad -más que Vicente Fox- de hacer un pacto de Moncloa mexicano, pero le valió madres, decidió aburrirnos con sus “mañaneras” y sus consultas amañadas. Los nuevos ricos se han pasado este año de chapuzas sobre chapuzas. Es un sexenio que seguirá así, entre improvisaciones, cerrazones y poco oído para las quejas ciudadanas. No hay nada más que ver.

______

¹ “Amnistía internacional solicita reunión a AMLO ‘por grave crisis de derechos humanos’”. Etcétera. 20 de de febrero de 2020. En https://www.etcetera.com.mx/nacional/amnistia-internacional-reunion-amlo-derechos-humanos/?fbclid=IwAR3qL76r_HR5WLIVRhno0m69xDQ5Lzml49W5cebovsQmke3yIy_1_8hLu9I

² https://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/la-4t-mete-tijera-20-programas-de-apoyo-para-mujeres?fbclid=IwAR3mpTOzWoMr0dh4OgOrF_53YxL44Z0xUmKdvzOxYr21V6HNf-rt4eBZIAw

 

Comentarios en Facebook