Ruta 307 | El ridículo de la Fiscalía Anticorrupción en Quintana Roo

Posted on agosto 13, 2020, 10:22 am
3 mins

José Alejandro Marrufo Roldán.

 

Las prisas nunca son buenas y menos cuando detrás está el interés político por desviar la atención y aparentar una lucha contra la corrupción que, ya lo dijimos, ha quedado muy flaca contra la expectativa generada a principios del gobierno joaquinista en Quintana Roo.

Y es que tras la excarcelación de Mauricio Góngora, ex Alcalde de Solidaridad y ex candidato del PRI a la gubernatura, la Fiscalía Anticorrupción se sintió obligada a tratar de justificar su existencia y pareció atropellarse al salir corriendo para detener a otro de los presuntos involucrados en los excesos y la corrupción del gobierno de Roberto Borge.

José Alejandro Marrufo Roldán, ex Tesorero y ex Secretario de Finanzas de la anterior administración, fue detenido el martes en Mérida e ingresado al Cereso de Chetumal durante la madrugada del miércoles, pero cuando aún no tenía ni 24 horas en prisión tuvo que ser dejado en libertad porque el ex funcionario estaba amparado y su detención fue un atropello al debido proceso.

Una pifia, un ridículo, por donde quiera que se le vea.

A Marrufo Roldán le endilgaron un expediente por peculado y desvío de recursos por supuestas transferencias bancarias a una cuenta no registrada en el listado de “pagos provenientes d e gasto corriente” de la Sefiplan, identificados con los números Banorte 742004619, HSBC4100388488, Bancomer 0443717364 y HSBC 4100386730, además de diferentes cheques a un funcionario de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario.

Pero Marrufo quedó libre en apenas 24 horas, aunque el expediente en su contra permanecerá abierto.

Sin embargo, las pifias de la Fiscalía Anticorrupción que preside Rosaura Villanueva sólo exhibieron la falta de estrategia y compromiso para hacer justicia en uno de los capítulos más sensibles de la historia reciente de Quintana Roo en donde, lamentablemente, todo queda en circo y simulación.

¿Para quién trabaja Rosaura Villanueva? ¿Falta de voluntad o ineptitud? Son preguntas. Habrá que ver.

Y hay que recordar que dos de los peces gordos de la corrupción del anterior gobierno que sabían todo sobre el manejo de los dineros mal utilizados por Borge y su camarilla, Juan Pablo Guillermo, ex secretario de Finanzas, y Eliezer Villanueva, también ex funcionario de la Sefiplan ligado a Félix González, nunca han sido tocados en casi cuatro años de este gobierno.

Ya solo el ex gobernador Roberto Borge sigue en prisión, aunque hasta el momento no se le ha podido dictar sentencia en ninguno de los expedientes que se le abrieron.

Sólo faltaría que Borge Angulo gane un amparo o el perdón presidencial para recuperar su libertad y el fiasco sea total.

Comentarios en Facebook