CASO LOZOYA: Socio de Salinas dejó inconcluso el Nuevo Puente de la Unidad en Campeche

0
68

CIUDAD DE MÉXICO, MX.- La empresa Tradeco, que dejó inconcluso el Nuevo Puente de la Unidad en 2015, tenía todo el apoyo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, y su dueño Federico Martínez Urmeneta varias veces insistió en que se le perdonaran penalidades y se modificara el contrato con Petróleos Mexicanos para la obra, reveló el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, en su denuncia de hechos, publicó estamosaqui.mx.

En un apartado denominado “Pago de votos y favores vía empresas privadas”, Lozoya Austin señaló que en “un viaje a Cali, Colombia, entre el 20 y 24 de mayo de 2013, para participar en un evento con otros jefes de estado y en un foro empresarial, el empresario Federico Martínez Urmenta (Urmeneta), director general de Tradeco, se le acercó a Enrique Peña Nieto y le dijo que “él y su socio Carlos Salinas de Gortari estaban operando para sumar al PAN y conseguir votos para las reformas estructurales”.

“Enrique Peña Nieto me pidió recibir a Federico Martínez y ayudarlos. Semanas después y bajo el mismo periodo, Carlos Salinas de Gortari le pidió a mi padre ayuda para que recibiera a su amigo Federico Martínez, pues tenía problemas, y también le entregó tarjetas con proyectos que su(s) hijo(s) Juan Cristóbal querían intermediar en Pemex”, expresó.

“Finalmente, por instrucciones de Peña Nieto, recibí a Federico Martínez, quien tenía una serie de peticiones sobre obras que tenían con Pemex, pero todas presentaban quejas, retrasos e incumplimientos. Recuerdo, especialmente, lo relativo a los tanques de almacenamiento en Veracruz y el puente de la Ciudad del Carmen”, indicó.

“Federico Martínez Urmenta (Urmeneta) me pidió modificar los contratos y perdonar penalidades, ante lo que me negué. Me respondió que su socio Carlos Salinas de Gortari había hablado con mi padre y Enrique Peña Nieto, y que por favor tomara en cuenta lo que haría con sus amigos los senadores del PAN”, agregó.

“Al final no hubo cambios a estos contratos, pero sí tengo conocimiento de que de dichos contratos se beneficiaron los sujetos señalados, cuando José Antonio González Anaya, concuño del expresidente Carlos Salinas de Gortari, asumió la Dirección General de Pemex”, puntualizó.

El exdirectivo petrolero también manifestó, en su denuncia de hechos, que “en relación a Tradeco, puede también relatar una posible red adicional de complicidades, ya que en un encuentro en una cena que tuve en la Pizzería la Loggia, en Polanco, entre septiembre y octubre de 2013 aproximadamente, con el senador Roberto Gil Zuarth, para comentar diferentes temas en el sector energético, me confirmó que varios colegas suyos, senadores del PAN, recibían apoyos para la aprobación de la Reforma Energética”.

En este encuentro, abundó, “me entregó una lista que describía los mismos proyectos de la empresa Tradeco, que estaban emproblemados con Pemex y que ya fueron referidos con antelación”.

“Me dijo que el senador Francisco Cabeza de Vaca y Francisco Domínguez le habían pedido que me insistiera en resolver estos problemas, ya que la empresa Tradeco les estaba facilitando apoyos económicos a cambio de sus votos”, asentó. (Fuente: estamosqui.mx)

Comentarios en Facebook