Celebra Isidro Márquez su ingreso al Salón de la Fama de la LMB

0
483

CANCÚN, MX.- El mejor cerrador de todos los tiempos en la Liga Mexicana de Béisbol, el sonorense Isidro Márquez manifestó estar orgulloso por ser uno de los siete nuevos inquilinos del Salón de la Fama del Béisbol mexicano, que se encuentra en Monterrey, Nuevo León.

Actual instructor de pitcheo de los Piratas de Campeche, “Chilo” recibió la noticia en Mexicali, donde los Mayos de Navojoa, con los que forma parte del equipo de couches, se enfrentan a las Águilas.

Su primera reacción, dijo, fue gritar “¡Uaua!”, aprovechó para mandar un saludo a la afición de Campeche y le pidió que se cuide mucho, pues “esto de la pandemia no es nada fácil”.

De 55 años de edad, el oriundo de Navojoa, Sonora, no dudó en señalar que considera a la ciudad de las murallas como su segunda casa, pues ahí jugó ocho campañas y al retirarse siguió ligado a la organización filibustera, en la que llevo varios años como coach.

De hecho, de las 22 temporadas en la LMB, fue con la franela pirata con la que se mantuvo más tiempo, con 7.5 campañas. Con los Tigres del México jugó, seis; en San Luis Potosí, tres; en Minatitlán, dos: en Veracruz, 1.5; Tampico, 1, y en Tabasco y Reynosa media campaña.

Márquez surgió de la Academia de Pastejé, siendo parte de la cuarta generación junto con Tony Aguilera, Víctor Tirado, Leo Pérez, Armando Valdez, Calixto Herrera, Ignacio Rodríguez y Jorge Morfin, entre otros. Fue elegido en el lugar por los entonces Astros de Tamaulipas, que lo obtuvieron en su primera selección.

Debutó en 1985 con los Astros de Tamaulipas, que tenían su sede en Tampico, y ahí tuvo de compañeros a Dereck Bryant, Julián Pérez, Paul Harring, Pablo Machiria, Luis Alfonso “Cochito” Cruz, al campechano Fernando Uribe, Eleazar Beltrán, Porfirio Gutiérrez, Julio Purata, Martín Antúnez y Ramón “Curvero” Villegas, entre otros. Finalizó su carrera con los Petroleros de Minatitlán en el 2011.

En sus primeros cuatro años se desempeñó en los relevos largos o cortos e incluso fue pitcher inicialista, y cuando estaba a dos días de cumplir 23 años de edad, Isidro Márquez fue firmado por los Dodgers de Los Ángeles y no terminó la temporada con los Tuneros de San Luis. Se fue a Estados Unidos donde jugó en clase A con el Bakersfield, en el que fue abridor y terminó con récord de 8-4 con 125 entradas y un tercio, 106 ponches y 77 bases.

En 1988 recibió la encomienda de ser cerrador y hasta 1991 con las sucursales de los Dodgers, logró 15 rescates.

En la LMB impuso un récord de 301 salvamentos en 22 temporadas y con Campeche consiguió 136 rescates en siete campañas y media. (Infoqroo)

Comentarios en Facebook