‘Cuando muere una lengua, mueren saberes antiguos’, señala gestor cultural

0
559

CANCÚN, MX.- La pérdida parcial o total de idiomas nativos es un problema dramático en México, pues son pocas las nuevas generaciones interesadas en aprenderlas, lo que significa que se les está condenando a la mayoría a su extinción, señaló Pablo Martínez, gestor educativo y cultural en Cancún.

En entrevista en el marco del Día Internacional de las Lenguas Maternas, el promotor educativo señaló que persiste un ambiente de discriminación, que es lo que hace que muchas personas sientan vergüenza en hablar su idioma, o prefieran no enseñárselas a sus hijos, para que no sean molestados en la escuela.

“Hace falta fomentar nuestro patrimonio cultural, hacer ver que necesitamos recuperar nuestra tradición oral y nuestra lengua”, comentó.

De acuerdo a datos de la UNAM, un 60% de las lenguas nativas están en riesgo de extinción. A nivel continente, se estima que el 20% de los idiomas originarios ya se perdieron. Sin embargo, para el experto estas cifras son demasiado conservadoras, pues hay lenguas con solo cinco parlantes, y todos de la tercera edad, lo que significa que en unos años, al fallecer estas personas, ya dejarán de existir.

“Es muy dramático. Debemos entender que con una lengua mueren los saberes tradicionales, mueren significados, asociaciones, una forma distinta de ver el mundo”, declaró.

Aunque existe una labor loable del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, además de existir algunas casas de estudio que imparten estos idiomas, como la Uimqroo en Quintana Roo, en su mayoría el trabajo de difusión y concientización es realizado por ciudadanos, sin financiamiento, lo que resulta ser insuficiente, por la falta de apoyo.

“Es como el programa nacional de Salas de Lecturas; ahí está, pero no te dan ni un quinto, siquiera para el transporte. Qué padre que existan voluntarios, como yo que lo hice por muchos años, pero si te faltan para los gastos necesarios, entonces es una labor precaria”, comentó. “En realidad, estos programas son formas de tomar el trabajo de la sociedad para pasarlo como un logro institucional; es la explotación de tu tiempo y trabajo, por parte de funcionarios”. (Agencia SIM)

Comentarios en Facebook