Joven yucateco de 19 años es seleccionado para participar en un programa de la NASA

0
279

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- Pablo Ulloa de la Torre es un joven yucateco de 19 años, estudiante del primer semestre de ingeniería mecatrónica en la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y fue uno de los 60 jóvenes en todo el mundo aceptados en el International Air and Space Program (IASP 2022), promovido por AEXA, una agencia ligada directamente con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA).

Tanto para él como para su familia, este logro es muy importante, pues desde que era pequeño mostraba interés en los temas relacionados con el espacio.

“Todo lo que tiene que ver con el universo y la industria aeroespacial me gusta mucho, es algo que descubrí en la medida que fui creciendo”, comentó.

Recuerda que cuando tenía 12 años vio la película Interestelar y le gustó tanto que incluso se aprendió parte del repertorio de la banda sonora en piano desde hace cuatro años.

“He visto la película más de 10 veces y por ejemplo, ver las cosas cómo se planteaban en la película me inspiraban mucho”, describió.

El joven asegura que todo lo relacionado con la industria aeroespacial es todo lo que quiere en su futuro.

Su hermano estudió ingeniería en software y se ha enfocado al tema de la inteligencia artificial y ahora Pablo con esta oportunidad, indica que son los primeros en su familia en dedicarse a los temas de ciencia y tecnología.

Compartió que desde que era pequeño se preguntaba cómo era posible que los humanos llegaran a otros lugares fuera de la tierra y cómo llegar a la luna por ejemplo, y ahora ve más cerca de conocer el camino sobre cómo lograrlo.

Así, mencionó que fue aceptado en el IASP 2022, situación que le ha impresionado mucho, ya que considera que es un joven común y corriente y tiene una vida y rutina como cualquier otro, es decir, en sus tiempos libres juega videojuegos o toca el piano.

La AEXA es una agencia ligada directamente con la NASA y se encargan de realizar este tipo de programas para el que Pablo fue seleccionado en esta ocasión.

El programa se lleva a cabo en Huntsville, Alabama, en donde los estudiantes seleccionados trabajan junto a expertos del sector aeroespacial para trabajar en la solución de problemas en equipo.

“Se hace un entrenamiento que justo hacen los astronautas y está enfocado para que los estudiantes desarrollen mejores habilidades de trabajo en equipo y comunicación, además se les presentan problemas a resolver como se les presentan a los ingenieros de la NASA”, explicó.

Para poder ser seleccionado presentó una carta de postulación y también un ensayo en el que desarrolló una idea que fuera aplicable en el área de la ingeniería aeroespacial.

“En mi caso escogí una idea que fuera aplicada en el área de la industria, ya que el combustible tiene impacto en el medio ambiente y se me ocurrió que si existe la energía residual por qué no la usamos, pues es calor en sí”, describió.

Después de enviar su propuesta, con sorpresa recibió el correo en el que le indicaron que fue seleccionado.

Sin embargo, en este momento necesita reunir cerca de 80 mil pesos hasta antes del 18 de septiembre para poder pagar su estancia mientras participa en el programa, además del costo de los vuelos.

El joven pide ayuda a la ciudadanía para hacer este sueño realidad, pues si reúne el dinero, podrá participar en el programa del 13 al 19 de noviembre del presente año.

“Es una gran satisfacción si llego al punto de poder estar ahí, sería una experiencia inolvidable y es una oportunidad que debo aprovechar porque me ayudará a seguir adelante”, mencionó.

El joven aspira algún día a ser ingeniero de la NASA, pues dice que de esta manera él pondría un granito de arena y a la par sería un sueño cumplido el hecho de ver cómo despegan las naves, tal como lo imaginó en la niñez.

“Imagínate poder decir: aporté mi granito de arena a la construcción o el diseño del lanzador”, añadió.

Hasta el momento, la UADY le compartió a Pablo que no podrán ayudarle económicamente, pues la institución atraviesa por una situación financiera complicada y por parte del Gobierno del Estado espera una respuesta todavía y por supuesto desea que sea favorable.

Para adolescentes y jóvenes, Pablo quiere compartir su historia y decirles que todo sueño es posible lograrlo, sólo que nunca dejen de pensar en ellos.

Para los interesados en ayudar a Pablo, este es el número de cuenta: 5579 0830 1910 6257, Santander. Titular: Pablo Ulloa de la Torre. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook