VERACRUZ | Hallan cuerpo desmembrado de Paola Itaí a siete días de su presunto plagio

0
553

VERACRUZ, MX.- Tras siete días desaparecida, los restos de Paola Itaí Hernández fueron encontrados ayer en un paraje del municipio de Nogales. La madre de la joven fue quien la identificó en el Servicio Médico Forense (Semefo) de esa localidad, publicó La Silla Rota Veracruz.

Junto a ella, también aparecieron extremidades de un hombre repartidas en bolsas de plástico que no ha sido reconocido. Peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz someterán el cadáver a exámenes de ADN para poder entregarlo a su familia.

Paola Itaí y su novio Francisco Olguín Carrera estaban reportados como desaparecidos desde el pasado 16 de junio en el municipio de Río Blanco, en la región montañosa de Veracruz. En redes sociales hubo gente que, en tono de burla, sugirió que se trataba de una ausencia voluntaria. “Seguro se fugó con el novio”, ironizaban.

Ante esos comentarios, la madre de Paola, Yadira García, reveló que los dos jóvenes en realidad fueron sustraídos de su vivienda a punta de pistola. Ella y su nieta, de 4 años, presenciaron la escena violenta.

Desde ese día las familias de las víctimas se dedicaron a difundir en redes sociales las fichas de búsqueda con folios 22/CI0461M-22ZC y 22/CI0466M-22ZCC, generados por la Comisión Estatal de Búsqueda (CEB) de Veracruz.

El pasado 21 de junio conocidos y personas cercanas a los jóvenes cerraron una de las carreteras principales de Nogales para exigir que fueran devueltos con vida y que las autoridades actuaran pronto para hallarlos.

“Ella es una vida muy joven y tiene una hija y una familia que la espera. No sean inhumanos”, dijo en entrevista Yadira García en un intento por pedir a los plagiarios de su hija que la regresaran a casa.

Este jueves se apagaron las esperanzas por verla de nuevo con vida al confirmar que los restos abandonados a aproximadamente 13 minutos de Río Blanco, a la altura del libramiento conocido como La Choza, en el kilómetro 261, pertenecen a ella.

Paola Hernández, de 21 años, era madre soltera y ama de casa. Dejó inconclusa la preparatoria y trabajaba por temporadas despachando en tiendas o pequeños comercios.

Francisco Olguín, de 30 años, quien aún es considerado desaparecido, trabaja en un almacén del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Río Blanco. En fotos se le aprecia portando su uniforme. (Fuente: La Silla Rota Veracruz)

Comentarios en Facebook