Yucatán, dentro de las entidades en donde homicidios de niñas, niños y adolescentes son cometidos por sus familiares

0
44

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- Yucatán es considerado como el estado más seguro del país y con el registro más bajos de defunciones por agresión entre la población de 0 a 17 años, sin embargo, de acuerdo con el Índice de los Derechos de la Niñez, ocupó el tercer lugar por ser la entidad en donde estos los homicidios contra este sector son cometidos por algún familiar de la víctima.

En la investigación “La infancia cuenta en Yucatán”, realizada por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), fue posible observar que en el caso de defunciones por agresiones a la población de 0 a 17 años, de 2015 a 2019 se registraron un total de 13, cifra que colocó a la entidad en el último lugar a nivel nacional en cuanto a defunciones por homicidio de menores de 17 años.

Sin embargo, al analizar estos datos con más detalle, se observó que los casos en los que los homicidios de niñas, niños y adolescentes eran perpetrados por algún familiar de la víctima, por lo que el estado de Yucatán ascendía al tercer lugar entre las 32 entidades federativas.

“Lo anterior nos muestra que la violencia que vive este grupo de la población tiene particularidades según la edad, los espacios y los perpetradores, por lo que debemos analizarla con detenimiento para responder ante ella desde la política pública de manera integral”, registraron en el estudio.

Por otra parte, las y los integrantes de la Redim toman en cuenta que datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) mencionan que los delitos más denunciados en Yucatán son amenazas, violencia familiar y robo a casa habitación, a los cuales también son expuestos los y las menores de edad.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), a lo largo de su vida, niñas, niños y adolescentes se encuentran expuestos a diversas formas de violencia en los distintos ámbitos en los que se desarrollan: en el hogar, la escuela, la comunidad, las instituciones de cuidado e incluso en los espacios digitales.

En este sentido, en el estudio también se describe que corren más riesgo quienes viven en algún grado de marginación y pobreza.

Tal sería entonces el caso de las niñas y los niños que habitan en los municipios de Chikindzonot, Tahdziú, Tixcacalcupul, Mayapán y Tekom, considerados los municipios con mayor porcentaje de pobreza, ya que más del 90% de su población se encuentra en condiciones de marginación.

Al respecto, Tania Ramírez Hernández, directora Ejecutiva de Redim, opinó que en Yucatán hay desigualdades sociales y esta situación vulnera los derechos de las niñas, los niños y adolescentes.

“No podemos hablar incluso de que Yucatán sea un estado próspero cuando los impactos en la niñez están demostrando que la pobreza extrema se está agudizando en el estado”, aseveró.

La situación de pobreza incluso se ha agravado en algunos sectores ante la pandemia de coronavirus (COVID-19) y esto afecta también el desarrollo de la niñez. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook