Revienta conflicto de taxistas

0
2

CHETUMAL, MX.- Un grupo de 150 taxistas, entre socios y socios ayudantes del Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa), se plantaron y bloquearon el acceso a las instalaciones del sindicato con el objetivo de exigir que el secretario general, Eliézer Argüelles Borges, presente su renuncia al cargo; en un nuevo conflicto del gremio taxista que estuvo a punto de escalar a la violencia porque un grupo de pandilleros llegó para agredir a los disidentes.

Reunión en la Secretaría de Gobierno

CHETUMAL, MX.- Luego de tensa reunión entre el secretario de Gobierno Luis González Flores, el secretario general del Suchaa, Eliézer Argüelles Borges y los representantes del grupo de taxistas inconformes, Suly Ortega Carvajal y Luis Villaseñor Madrigal, no se llegó a ningún acuerdo en concreto; por tal motivo, el plantón continuará y la inconformidad en contra de líder de los taxistas se elevará a un Tribunal Colegiado por la vía civil.
“Con pena vimos en esta reunión como Eliézer Argüelles Borges se ha coludido con autoridades de la Secretaría de Gobierno y de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para elaborar una toma de nota con nuevos integrantes en la directiva, la cual no ha sido avalada en una asamblea; a este nivel ha llegado la corrupción para mantener el control del Suchaa”, denunció Suly Ortega Carvajal, al salir de la reunión.

El conflicto no escaló en agresiones tan graves como las del año pasado, gracias a que en esta ocasión desde temprana hora existió presencia de policías antimotines, y aunque un vehículo fue dañado y un taxista fue lesionado por un rocazo aventado por los pandilleros, los agentes pudieron detener a dos de los responsables y también asegurar la camioneta en la que se movían, impidiendo así una secuela de violencia en la vía pública.
Los manifestantes llegaron a las seis de la mañana a bordo de varios camiones, combis y taxis, y aunque en ningún momento pretendieron ingresar al edificio, sí se plantaron frente a la entrada con el objetivo de bloquear el acceso a las instalaciones, las cuales ya estaban resguardadas por elementos antimotines de la Policía Estatal Preventiva (PEP).
“Nuestro único objetivo que tenemos es la destitución de Eliézer Argüelles Borges como secretario general, cuando presente su renuncia nos vamos a mover del edificio; ya no queremos la intervención del Gobierno del Estado en los problemas del Suchaa, esto es algo que debe resolver el secretario general”, dijo Suly Ortega Carvajal, quien compitió por la secretaría general y ahora forma parte de un grupo disidente.
Los taxistas disidentes que se plantaron frente a las oficinas del Suchaa llegaron uniformados en su mayoría con playeras de la campaña de la alianza PRI – PVEM, como un indirecto mensaje político de presión, y durante la mañana se expresaron libremente en contra del secretario general del Suchaa, Eliézer Argüelles Borges, de manera pacífica colocaron mantas, pancartas, y rotularon más de cien taxis con la leyenda “Fuera Eliézer Argüelles por rata”.
El único momento de tención se registró cuando un grupo de pandilleros llegó a bordo de una camioneta Lobo plateada con placas SZ 29-527 y agredieron con piedras a los taxistas que se manifestaban.
Éstos pandilleros en su mayoría también se colocaron playeras semejantes a las que portaban los taxistas manifestantes, para confundirse con ellos, y en la agresión resultó lesionado el taxista Ramón Martín, quien recibió un rocazo en la cabeza, por lo que ante este incidente, los elementos de la Policía Estatal Preventiva desplegaron un operativo y dieron con la ubicación de la camioneta y los agresores, en la avenida Universidad con Calzada Veracruz.
En el lugar, los policías lograron detener a Eduardo García Pérez y a Javier Luna Saldaña, quienes quedaron detenidos por el delito de daños, ya que Ramón Martín presentó su denuncia correspondiente y reconoció a sus agresores.

Cansados de abusos

Entre los manifestantes se encontraba también Luis Villaseñor Madrigal, exsecretario de actas y acuerdos que fue destituido en la última reunión informativa que encabezó Eliézer Argüelles Borges, acto que impugnó ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje por considerarla arbitraria, ya que no fue decisión de una asamblea general.
Al pedir también la destitución de Argüelles Borges, Villaseñor Madrigal expresó que: “En campaña hizo muchos ofrecimientos y nada se está cumpliendo; además, cuando asumió la Secretaría General se dedicó a vender placas sin cumplir con los lineamientos establecidos en los estatutos; ya demostró que su forma de trabajar es violentando los estatutos y no lo vamos a permitir”, dijo Villaseñor Madrigal.
Los manifestantes coincidieron en señalar que Argüelles Borges se ha dedicado a enriquecerse y beneficiar a un grupo pequeño de personas, ya que no ha dado explicación de los 5 mil pesos que se cobraron a los cien nuevos socios ayudantes que metió al Suchaa sin la autorización de la asamblea.
Los manifestantes esperaron en vano a que Eliézer Argüelles Borges se presentara a las oficinas, pues en el transcurso del día sólo se observó a los miembros de la directiva rondando la zona pero éstos no pudieron laborar porque todos los accesos estaban bloqueados por los disidentes.
Durante el día se observó la presencia de Francisco Javier García Utrera y Marcelino Pinto Baños, que al igual que Suly Ortega Carvajal, también contendieron en el proceso de renovación del Suchaa.
Mantendrán plantón
Por su parte, Eliézer Argüelles Borges señaló que no cederá a los caprichos de un pequeño grupo de socios que sólo intentan desestabilizar al sindicato.
“En dado caso de que la manifestación se alargue, que lo dudo, seguiremos laborando y operando, porque ni la ciudadanía ni los socios tienen la culpa de los caprichos de tres cabecillas de este movimiento y que son Carlos Gómez, Suly Ortega y Luis Villaseñor”, expresó, al mismo tiempo de que culpó a este último de haber contratado a los vándalos que apedrearon las instalaciones.
Mientras, en una intención por mediar el conflicto entre taxistas que se desató este miércoles, llegó a la manifestación Luis Magaña, en representación de las autoridades de la Secretaría de Gobierno, quien ofreció a los disidentes acudir al Palacio de Gobierno para abrir una mesa de diálogo y solucionar los problemas que denunciaban.
Sin embargo, los disidentes no aceptaron y entre gritos de “fuera”, “fuera el gobierno”, el señor Luis Magaña se retiró del lugar, sin éxito en su intento por llegar a una posible mediación del conflicto, ya que los manifestaciones insistieron en que no quieren la intervención del Gobierno del Estado, “porque éste es un conflicto interno y el único que debe resolverlo es Eliézer Argüelles Borges”.
Por la tarde un grupo de disidentes se reunió con el secretario de Gobierno, Luis González Flores, quien les pidió levantar el plantón, pero esta propuesta fue rechazada, porque insistieron en que sólo lo harán hasta que Eliézer Argüelles Borges presente su renuncia.
Para este jueves, se anunció una marcha de socios ayudantes del Suchaa, caminata que partirá de las instalaciones del sindicato y pretenden que culmine con un plantón en la plaza cívica del Palacio de Gobierno. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook