Consignan por homicidio culposo a capitán de embarcación por trágico accidente en Cancún

Posted on octubre 10, 2015, 11:54 pm
4 mins

CANCÚN, MX.- Por el delito de homicidio culposo, la tarde de este sábado fue consignado ante un juez penal y trasladado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún, el patrón de la embarcación “Sea View”, Miguel Ángel Burgos Erosa, quien fue señalado como el responsable del trágico accidente en donde murieron una pequeña de dos años y su padre, ambos turistas de Tampico.

El Ministerio Público del Fuero Común fijó una caución de aproximadamente dos millones de pesos para dejarlo libre, sin embargo, la empresa ni los familiares del inculpado lograron depositar la suma antes de que venciera el término constitucional.

En tanto, los cuerpos de ambos ya fueron entregados a sus familiares para ser trasladados a su ciudad de origen y así recibir sepultura.
La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que tras vencer el término constitucional, Miguel Ángel Burgos Erosa fue consignado ante un juez penal y trasladado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún por el delito de homicidio pulposo.

Señalaron que aunque se interpuso una caución de aproximadamente dos millones de pesos para reparar el daño de las dos muertes y las lesiones causadas a los otros tripulantes, ni la empresa, ni los familiares del trabajador lograron depositar la suma a tiempo, por lo cual se siguió con el proceso legal.

En este sentido, señalaron que será el juez penal quien la próxima semana decida si se dicta auto de formal prisión o libertad a Burgos Erosa.

Para finalizar, las autoridades refirieron que desde la noche de este viernes, los cuerpos de la pequeña Renata Turrubiates Calderón, de dos años y de su padre, Enrique Manuel Turrubiates Calcáneo, de 41 años, de oficio médico militar, fueron entregados a sus familiares, quienes ya estaban preparando el viaje de retorno a su ciudad de origen.

Se espera que en los próximos días la Capitanía de Puerto informe sobre el peritaje y expediente que abrieron tras el fatal accidente, para de esta forma conocer si la empresa será multada o podrá funcionar de nueva cuenta sin mayor problema.

Claudia Calderón Ramírez, junto a su esposo el médico militar Enrique Manuel Turrubiates Calcáneo, de 41 años, llegaron a Cancún hace apenas unos días para pasar unas tranquilas vacaciones en compañía de sus tres hijos, dos pequeñas y un niño.

Pero no contaban con que un trágico accidente acabaría con la mitad de su vida, pues después de comprar un tour en una embarcación con fondo de cristal, sufrieron un accidente que le arrebató la vida a dos de ellos.

El patrón de la embarcación refirió que conducía a 22 nudos a unos tres kilómetros de “Playa Linda” cuando de pronto otra embarcación se le atravesó, por lo que tuvo que hacer un viraje brusco, momento en el que todos fueron proyectados fuera del barco. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook