VEN POSITIVA LA FISCALIZACIÓN DE INMUEBLES: Si bien la iniciativa surgió por la necesidad de aumentar la recaudación, puede impulsar la actualización del modelo de arrendamiento en el país, afirman especialistas

Posted on septiembre 10, 2019, 7:34 pm
4 mins

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La propuesta del Gobierno de crear esquemas de tributación por arrendamiento de inmuebles y de servicios como Airbnb será positiva en la media que se generen esquemas de incentivos y se dé una regulación específica para cada plataforma.

Así lo señalaron especialistas en temas inmobiliarios, quienes consideraron que si bien la iniciativa surgió por la necesidad de aumentar la recaudación, puede impulsar la actualización del modelo de arrendamiento en el País, que incluso ya es anticuado.

Leonardo González Tejada, analista de real estate en Propiedades.com, opinó que debido a la alta vulnerabilidad del sector a la evasión de impuestos, el Gobierno percibió una oportunidad de aumentar la recaudación por medio de la fiscalización, sin embargo, la medida puede derivar en la institucionalización del sector, así como mayor especialización en los contratos.

“Además de la coyuntura que responde a encontrar un balance recaudatorio, también pueden observarse beneficios como contratos más robustos, un mejor diseño que vincule cláusulas más especificas”, comentó el especialista.

Jordi Greenham, director general de la plataforma Homie, coincidió en que, pese al aumento de la preferencia por rentar vivienda, la medida surge por una necesidad recaudatoria de parte del Gobierno, no obstante, será benéfica siempre y cuando se apliquen incentivos a los propietarios para que busquen la formalidad y no afecten a los buscadores de vivienda en renta con aumento de precios.

“La gran mayoría del mercado de arrendamiento residencial no cumple con sus obligaciones fiscales, entonces sí hay un tema importante en evasión de impuestos.

“Son indispensables los incentivos, no puedes pensar fiscalizar a las mismas tasas de ISR que se fiscalizan otro tipo de cosas, como ingresos por salarios, por ejemplo, a un tema de arrendamiento que lleva muchos años acostumbrado a no pagar un peso de impuestos, que además es un mercado gigantesco”, consideró el directivo de Homie.

González Tejada comentó que históricamente el sector de arrendamiento ha sido secundario para la vivienda, debido a que el principal motor ha sido el segmento hipotecario, por lo que el alquiler ha recibido poca atención para ser regulado.

“La estructura económica del nicho de renta en alquiler tiene un sistema más laxo y se observan prácticas de evasión fiscal de manera más persistente”, mencionó el especialista de Propiedades.com.

En lo que corresponde al posible impuesto a plataformas de servicio como Airbnb, Rosalba González Loyde, consultora en urbanismo, señaló que la regulación fiscal será positiva en la medida que se definan regulaciones específicas para cada plataforma.

“La fiscalización por sí misma no va a limitar sino hay una regulación de cómo se limita en términos urbanos la participación de Airbnb en la ciudad, y a dónde se van a destinar esos recursos, si se van a etiquetar como recursos que provienen de la industria hotelera o se van a con otros características”, expuso.

La especialista dijo que un elemento positivo de la fiscalización puede ser la creación de una data sobre el impacto de estos servicios, pues no contar con cifras impide medir el efecto de las plataformas de servicio.

Comentó el caso de Nueva York, donde Uber se comprometió a compartir las estadísticas sobre el número de operaciones en la ciudad. (Agencia Reforma)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)