CONMOCIÓN EN ITALIA: Macabra confesión del asesino de la actriz porno Charlotte Angie

0
2788

ITALIA.- Un empleado bancario fue arrestado por la muerte y el desmembramiento de una actriz porno, en un caso que ha causado conmoción en Italia por la forma como el asesino confesó haber perpetrado el crimen, publicó Proceso.

Carol Maltesi, de 26 años, que era conocida por el nombre artístico de Charlotte Angie, fue asesinada con un martillo en enero, pero solo fue reportada como desaparecida a mediados de marzo, cuando no se presentó en un club a principios de este mes.

Un vecino suyo, identificado como Davide Fontana, de 43 años, cortó en pedazos el cuerpo de la artista ítalo-holandesa –con quien tuvo una relación abierta– y los guardó en su congelador, informaron autoridades.

Luego del crimen, Fontana se quedó con el teléfono de la víctima y contestó sus mensajes de texto para simular que ella estaba viva. Incluso hasta pagó el alquiler de su vivienda.

Pero cuando se enteró de que la policía la estaba buscando, metió sus restos en varias bolsas y las arrojó en una carretera en Brescia, una provincia de Lombardía a unas dos horas de Milán, según informaron las autoridades.

Los detalles de la confesión fueron publicados por el periódico Corriere della Sera.

“No sé qué me pasó”

“Estábamos grabando una película porno, ella estaba atada y tenía una bolsa en la cabeza. Empecé a golpearla con un martillo por todo el cuerpo, no muy fuerte. Luego, cuando llegué a la cabeza, comencé a golpearla con fuerza, no estoy seguro por qué. No sé qué me pasó. Creo que ya estaba muerta pero sin saber qué más hacer le corté la garganta con un cuchillo de cocina”, terminó confesando Montana a las autoridades.

El también bloguero de gastronomía, fotógrafo y actor porno aficionado, relató que durante tres días descuartizó el cuerpo de Maltesi, al que intentó prenderle fuego.

Maltesi, madre de un hijo de seis años, resurgió como actriz porno durante el confinamiento provocado por la pandemia de covid-19 y vendía sus imágenes en el sitio “Only Fans”.

“Cuento todo esto porque quería quitarme este lastre y decir la verdad”, declaró Fontana ante los policías tras revelar que durante dos meses usó el celular de Maltesi para aparentar que seguía viva y que incluso contestó mensajes de texto diciendo que “quería dejar el mundo del porno”. Sin embargo, dijo que se asustó cuando una periodista le pidió contestar con un mensaje de voz y fue cuando dejó de responder.

De acuerdo con el Corriere della Sera, Fontana desmembró el cuerpo de Maltesi tras comprar un hacha y una sierra para metales. “Limpié el apartamento y lavé los trapos en la lavadora. Luego compré en Amazon un congelador”, reveló.

Según el asesino confeso, el crimen ocurrió el 10 o el 11 de enero:

“Fue por la mañana, como a las 11, estaba en home office. Grabamos dos videos con mi teléfono”, relató. La primera de las grabaciones fue “una escena no violenta” que todavía permanecía en su iPhone, pero la segunda fue eliminada.

Montana amarró a la mujer a una barra de pole dance en el primer piso del apartamento de la víctima y la inmovilizó de manos y pies con cinta adhesiva. Luego la golpeó con un martillo hasta matarla. “Estuve media hora mirándola y luego me fui a casa”.

Fontana dijo que conoció a Maltesi en un hotel de Milán en octubre de 2020. “La conocí a través de Instagram y le hice unas fotos en ropa interior. Vivía en Milán con mi mujer, luego decidí dejarla porque empecé a salir con Carol, estábamos en una relación abierta”, contó.

Las inconsistencias de Fontana en su declaración a las autoridades hicieron que éstas se convencieran de que él fue el autor del asesinato.

Una vez muerta, Fontana guardó los restos de Maltesi durante algunos días en el congelador y luego intentó quemarlos con alcohol en la parrilla de un bed and breakfast en una aldea de Cittiglio, en el municipio de Varese. No lo consiguió, por lo que decidió llevarlos a las montañas de Borno, donde de niño pasaba las vacaciones con su familia.

Las bolsas fueron posteriormente halladas por los carabinieri y los restos de la mujer fueron identificados por sus tatuajes.

Se preveía que Fontana fuera interrogado de nuevo este miércoles para aclarar los detalles que aún faltaban, o elegir libremente no responder, según el Corriere della Sera. (Fuente: Proceso)

Comentarios en Facebook